En torno al mediodía de hoy, el activista y caricaturista Ramón Esono Ebalé, quien permanece detenido -por causa de la expresión política de su trabajo artístico- en una de las peores cárceles de Guinea Ecuatorial, fue llevado ante Oscar Beseke Eñeso, Juez Accidental de Instrucción N.º 1 y 2 de Malabo para ser oído por tercera vez en declaración por los delitos que se le acusan, falsificación y blanqueo de capitales.

Oscar Beseku Eñeso, quien no tuvo la valentía de acordar la libertad provisional de Ramón Esono como lo hizo el ex Juez Angel Mariano con el político Ona Nsi, es considerado uno de los jueces más ricos de Malabo, pues hizo su fortuna cuando trabajaba en el Instituto de la Seguridad Social de Guinea Ecuatorial, lo que le sirvió para construirse un hotel al lado del Colegio Turco.

Durante su traslado a la Ciudad de la Justicia en Malabo 2, Esono Ebalé conversó brevemente con varios compañeros, a quienes envió un mensaje para ser transmitido al resto de activistas: «Estoy bien y di a todos los compañeros que no he sido torturado y todo saldrá bien». El activista nacional facilitó a una compañera de Diario Rombe los contactos de sus dos abogados para ser entregados a quienes quisieran, siendo importante notar que ninguno de ellos estuvo presente durante su traslado al Juzgado de Instrucción N.º 1 de Malabo, tal como afirmó en efecto un testigo.

Cuando el artista llegó al Juzgado, las autoridades esposaron su mano izquierda a una silla, acción que argumentaron por razones de seguridad. Durante su declaración, el Juez Oscar, quien instruye el caso bajo la influencia y estrictas recomendaciones de la familia Obiang, le entregó el auto de procesamiento. Después de la declaración y al escuchar de nuevo los falsos delitos por los que le mantienen detenido desde hace 3 meses, Ramón Esono fue conducido hasta su celda en la Comisaria General de Malabo, conocida popularmente como Guantánamo.

Hemos conseguido a duras penas fotografiar el rostro de uno de los activistas y caricaturistas más importantes de Guinea Ecuatorial. En el registro visual, puede notarse que está encerrado en una celda en la que apenas entra luz. Por otra parte, las fotografías de la documentación que el mismo Ramón Esono quiso que fuesen difundidas, tuvieron que ser tomadas en forma muy rápida por el gran contingente de seguridad presente.

Comprendemos de antemano la situación que cualquier persona detenida en Guinea Ecuatorial sufre, por lo que no podemos dar por seguro -en nuestra labor como medio de comunicación- que el procesado no ha sido torturado ni vejado de alguna manera. De hecho, aun en la oscuridad de la imagen, se dilucidan tanto una expresión de preocupación y desconsuelo, como rasgos famélicos en las trazas de su rostro.

La Editorial Diario Rombe, a través de la plataforma web creada para exigir la libertad del activista Ramón Esono Ebalé –http://freenseramon.diariorombe.es/ -, continuará siguiendo de cerca el procedimiento que aqueja a nuestro artista nacional, con el fin de manteneros informados de este nuevo caso de encarcelamiento injustificado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido por derechos de autor