Varios medios de comunicación entre ellos Hebdo y yachtharbour.com acaban de amargarle la vida al Vicepresidente Encargado de la Defensa y Seguridad del Estado Teodoro Nguema Obiang Mangue que será juzgado a partir del 2 de enero de 2017 por corrupción. Según estos medios, las autoridades holandesas confiscaron el lujoso Yate de 76 metros del Vicepresidente Teodoro Nguema Obiang Mangue más conocido entre sus aduladores “Le Patrón”. El Yate que “Le Patrón” contiene en su interior salas de cine, baño turco, helipuerto entre otros caprichos fue bautizado por el clan Obiang “Ebony Shine”, fue retenido el pasado 2 de diciembre en los Países Bajos a petición de la fiscalía de Ginebra.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La confiscación del Yate de Teodoro Nguema Obiang Mangue perseguido por la justicia de dos países, Francia y Suiza fue debido a las informaciones obtenidas por el periódico Hebdo. Según Hebdo los fiscales se encargaron de investigar a la abogada Anouch Sede, el bufete Meyer Avocats, responsable de la gestión de los barcos de Teodoro Nguema Obiang Mangue”.

Fragmento del discurso del dictador en el cierre del segundo periodo de sesiones (2016) del parlamento guineano

!Cundió entonces el pánico a bordo de los Yates!, cuando se dieron cuenta del majestuoso golpe que les avecinaba, los servicios secretos del régimen de Malabo trataron de poner a salvo los dos Yates de Teodoro Nguema Obiang Mangue comprados con el dinero del pueblo, pero fue demasiado tarde y las autoridades consiguieron retener Ebony Shine, mientras que el otro Yate denominado L´Ice consiguió abandonar Gibraltar para esconderse en Tanger (Marruecos).

Las identidades de todas nuestras fuentes de DIARIO ROMBE están absolutamente protegidas, no hay forma de que sean reveladas. Seremos nosotros, Diario Rombe, quienes asumamos todo el peso de las situaciones que se generen y ya hemos estado antes en dificultades, sabemos lidiar con los problemas, cargar con la responsabilidad, como también mantener el silencio adecuado ante la presión. Email: [email protected] Telf:0034632844638 (signal, imo, telegram, etc).

5 Comments para: Holanda retiene por orden de Suiza el Yate de Teodorín cuando intentaba huir de la justicia

  1. Diciembre 26th, 2016

    LA IGNORANCIA ES ATREVIDA

    Se suele decir que la ignorancia es atrevida. Más de igorante es uno, más atrevido actúa, con palabras y acciones irracionales. En Uganda, Idi Amin Dada, un analfabeto soldado raso de la éra colonial en África inglesa, llegó a ser primer mandatario del país tras un push militar contra el presidente Milton Obote. Una vez en el poder, se declaró presidente vitalicio, se condecoró él mismo general del ejército y ordenó al rector de la Universidad de Makerere de otorgarle el diploma de “Doctor en Derecho” sin estudios ni preparación requerida para tal título académico. Después ejecutó al rector. También mató al arzobispo de la iglesia anglicana en Kampala, Monseñor Janini Luwum. Seguidamente, asesinó a más de 200.000 ugandeses, comiéndose las vísceras de algunas de sus víctimas. Expulsó del país a todos los ciudadanos de origen indio asiático. Finalmente, declaró al mundo que era el “conquistador del Imperio Británico”, obligando a los ingleses residentes en Uganda de llevarle a hombros en un trono a las ceremonias y celebraciones oficiales. Esto se hacía con los antiguos monarcas y Sumos Pontífices de la Iglesia Católica en Roma (Italia). Amin se fugó del país cuando el pueblo ugandés se alzó en armas contra su régimen. Murió miserable en Arabia Saudita.

    En la República Centroafricana, Jean Bedel Bokassa, antiguo sargento del ejército centroafricano durante la colonización francesa en África, organizó un coup d’état contra David Dacko, el presidente elegido por los centroafricanos en tiempos de la independencia del país, y se hizo con el poder. Después se coronó “emperador”, con el título imperial de “Emperador Bokassa I”. Su coronación oficial, similar a la de los antiguos monarcas franceses, costó muchos millones de dólares. Tortutó y mató a miles de centroafricanos y se comió los testículos de sus opositores políticos. También asesinó a niños y jóvenes estudiantes por protestar contra su gobierno dictatorial. Tras una discusión con el presidente francés Valery Giscard d’Estaing, un comando de paracaidistas franceses le destituyeron del poder enviándolo al exilio en la Costa de Marfil. Enfermo y pobre, regresó a Centroáfrica y murió míseramente en su pueblo.

    Joseph Dieudonné Mobutu, en Congo-Kinshasa, tras destituir al presidente Joseph Kassavubu en un golpe militar, cambió su nombre por el de Mobutu Sese Seko. Años después, añadió a su nuevo nombre un slogan que -según él- describía su valentía y bravura. Los ciudadanos estaban obligados a tratarle y dirigirse a él con su nuevo nombre y el slogan adicional en lingala, la lingua franca oficial de la región: ”Citoyen Mobutu Sese Seko, kuku ngbendu wa za banga (ciudadano Mobutu Sese Seko, el todopoderoso guerrero que, por su resistencia e inflexible determinación de vencer, irá de conquista en conquista dejando tras de sí un rastro de fuego)”. Mobutu fue un sargento de la Force Publique (Fuerza Pública) del Congo Belga, adiestrado a torturar y matar a los congoleños por oficiales belgas, entre ellos, Mathieu Pelzer, Francis Dhanis, Oscar Michaux, Charles de la Court, Léon Rom y Raoul Van Calcken. Mobutu era el prototipo estrafalario mandatario del África Central. Se le distinguía de sus compañeros presidentes africanos por su indumentaria de sahariana “abacost”(1) al estilo Mao Tse Tung de China Popular, un gorro de piel de leopardo y un bastón de mando de ébano, adornado con la figura de un águila en la parte superior. Esto era, de acuerdo con su megalomanía, el símbolo de poder de Mobutu. Cambió a su antojo y placer el nombre del país, de Congo a Zaire. Les tuvo en jaque a los congoleños por años. No hizo gran cosa para su pueblo. Robó mucho dinero del Estado, lo depositó en bancos extranjeros y se compró varias propiedades y mansiones en todo el mundo. En su demencia de poder e ignorancia, se construyó otro Palacio de Versalles(2) en su pueblo, Gbadolite, una aldea en el interior del Congo. El suntuoso palacio es textualmente igual al de los antiguos reyes franceses del siglo XVIII. Y por si fuera poco, organizó y pagó el gran evento boxístico Rumble in the Jungle (alboroto en la jungla) entre Muhamad Alí y George Foreman en Kinshasa en 1974. Con su lujoso yate fondeado en el río Congo, Mobutu dirigía los asuntos de Estado desde este navío, y dormía en su “bunker” de Camp Tshatshi (campamento mitlitar Tshatshi) en Kinshasa. Ejecutó a varios opositores políticos, entre los más destacados, el guerrillero Pierre Mulele. Hizo lo mismo con los dirigentes del Mouvement National Congolais (Movimiento Nacional Congolés) de Patrice Lumbumba. Desestabilizó a otros grupos de la oposición con dádivas y carteras ministeriales. Su caída del poder llegó cuando los congoleños, capitaneados por Laurent Kabila desde Rwanda, se sublevaron contra su régimen. Se fugó del país durante la insurrección, y murió olvidado en Marruecos. Su cuerpo fue llevado a su poblado de origen años después para ser enterrado como cualquier otro simple habitante del Congo.

    En la ex Guinea Española, actual Guinea Ecuatorial, Francisco Messie o Macías -cambió su apellido por el de su antiguo jefe colono español de nombre Macías- fue un intérprete fang/español/fang del Tribunal de Raza o de asuntos indígenas en la Guinea colonial. Estudios, los tuvo muy pocos, o sin una formación educacional de consideración. No pasó de educación primaria. Los colonos españoles le dieron trabajo, primero como “ordenanza” y después auxiliar de plantilla en la administración colonialista, particularmente en Servicio Forestal y en la Guardia Colonial(3). Por sus servicios prestados a los administradores coloniales
    ________________________________________________________________________________________________________________________________________________
    (1) Abacost, una abreviación francesa de “à bas le costume (¡abajo el traje!)”, promocionado por Mobutu como parte de su
    programa de autenticidad en su renombrado país (Zaire), entre 1972 y 1990. Los ciudadanos de Zaire estaban prohibidos de
    vestirse de chaqueta, camisa y cobarta al estilo occidental, como símbolo de desligue con el pasado colonial. El abacost fue
    un traje de mangas cortas, combinado a veces con un foulard en el cuello en lugar de una corbata. Era muy parecido al traje del
    líder chino Mao Tse Tung. El dictador de Somalia Siyaad Barre y el Rey King Nyim Kot a Mbweeky III del pueblo de los Kubas
    o Bakubas de la República Democrática del Congo usaron trajes similares.
    (2) Palacio de Versalles: suntuoso palacio de los reyes franceses del siglo XVIII, conocido también como Château de Versailles,
    en la región de Ȋle de France, con guía de apartamentos, salón de candelabros de espejos y varias fuentes.
    (3) “La Guardia Colonial fue creada en el modelo de la Guardia Civil española, la dirigían ex cabos y sargentos de este cuerpo
    policíaco paramilitar español y estaba compuesta, en su mayoría, de analfabetos de la etnia fang de Río Muni. Los guardias
    coloniales estaban formados a castigar, torturar y matar a los guineanos e imigrantes negros africanos residentes en la Guinea
    colonial. Los guardias coloniales fueron los verdugos del régimen dictatorío-colonial español en Guinea: Guinea Ecuatorial, del
    Colonialismo Español al Descubrimiento del Petrόleo: El Régimen Coloniall: Dr. Adolfo O. Biko, New York © 2010 Ediciόn
    en papel fino, en castellano, inglés y francés: O. Writers, P.O. Box 20669, New York, N.Y. 10023, U.S.A.]. [Ediciόn electrόnica,
    en PDF, en español, inglés y francés: http://www.petrocolonialafrica.com].
    ________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
    españoles. Macías fue respaldado y económicamente asegurado por sus jefes administradores, y se ganó la primera magistratura de la Guinea Ecuatorial independiente. Esto fue la maldición y el mensaje apocalíptico de los colonos contra los guineanos nacionalistas bubis y criollos de Fernando Póo, fangs, ndowes y demás minorías de Río Muni y el castigo total a la Guinea Ecuatorial. Y para el pueblo guineano independentista en pleno y su partido MONALIGE que dirigía la gesta libertadora del yugo colonial, fue el torpedeamiento de la historia política de la Guinea. Los ex guardias coloniales, con los medios, la mano y acción vengativa colonialista de los colonos españoles, usurparon el trabajo independentista del MONALIGE e injustamente pasaron a ocupar el poder del pueblo en Santa Isabel, la capital, remplazando a sus antiguos jefes administradores coloniales españoles para seguir a lo mismo: la recolonización de la Guinea por los rapaces hombres de Mongomo. Los colonialistas los trajeron del bosque, en una aldea de Mongomo, que el gobernador colonial español Faustino Ruíz González renombró “Mongomo de Guadalupe”. El gobernador lo hizo en memoria de la Vírgen de Guadalupe en su natal España, si bien, de esta Vírgen la de Mongomo en Río Muni no tiene lazos ni pizca de historia. Macías, como jefe de los mongomonos y presidente en Guinea, cambió el nombre con el que se le conocía -al igual que Mobutu en el Congo- por el original fang de su aldea tribal en Mongomo: “Messie-Me-Nguema Biyogo-Ñegue-Ndong. A este nombre, le añadió galardones y títulos honoríficos. El pueblo guineano estaba obligado, por decreto, a recitar a diario todos estos títulos y honores impuestos a sí mismo por el dictador tirano:

    “General Mayor de las Fuerzas Armadas Nacionales; Gran Maestro
    de la Educación, Ciencia y Cultura Tradicional; Presidente del Partido
    Único Nacional de Trabajadores; Incansable Trabajador al Servicio
    del Pueblo de Guinea Ecuatorial; Piedra Angular del Dogma Único
    de Nuestra Nación; Gran Líder Nacional; Líder de Acero; Invicto
    Líder; Padre de Nuestra Independencia y Libertad; Gran Maestre de
    la Orden de la Independencia; Arquitecto de Guinea Ecuatorial;
    Inquisitor Mayor del Colonialismo; Macías, ese Hombre; Gran
    Camarada; Gran Mesías; Implacable Apóstol de la Libertad; Guía del
    Pueblo Trabajador; Padre de todos los Niños; Primer Nombre Sagrado
    y Revolucionario de Guinea; y Único Milagro de la Guinea Ecuatorial”.
    La Isla de Fernando Póo fue renombrada “Isla Macías Nguema”

    Macías Nguema y su sobrino Obiang Nguema mantuvieron un régimen de terror en Guinea durante once años. Mataron más de 50.000 guineanos. Un tercio de la población total del país se huyó a las naciones limítrofes y demás países del extranjero por temor a la tiranía familiar nguemista. Fue uno de los mayores genocidios del siglo XX, según Naciones Unidas y organizaciones pro-derechos humanos. Muchos siguen todavía en el exilio temiendo la tiranía dictatorial de los Nguemas.

    Todo fue planificado y diseñado de antemano por los mecanismos colonialistas en el momento de la independencia de la Guinea en 1968, y que ha dado lugar a la Guinea Ecuatorial de hoy de los ex guardias coloniales. Y allí están, del bosque a la ciudad, sin
    cultura ni formación para dirigir un Estado; y mucho menos de derecho. Bajo cobertura gubernamental, trafican drogas, blanquean dinero y hacen negocios con las petroleras extranjeras. Al mismo tiempo saquean las arcas del Estado. Y cuando les salen las ganas, torturan y matan a los ciudadanos y extranjeros en todo el ámbito nacional. Llevan más de cuatro décadas haciendo lo mismo, destruyendo la pequeña nación hispanoparlante de África. Robert Kligard, en su libro sobre la Guinea, los llamó “Tropical Gansters (los gánsteres del trópico). Howard W. French, corresponsal del New York Times, en su reportaje del 15 de febrero de 1998 desde la capital guineana, Santa Isabel (Malabo), escribió: ”un estado patrimonial con carencia absoluta de Estado de Derecho. El clan del presidente controla todo y existe una total confusión entre recursos del Estado y riqueza personal […a patrimonial state with complete absence of the rule of law. The president’s clan controls everything and there is total confusion between state resources and personal wealth….]”. Un ex embajador americano en Guinea añadió: “En realidad, no se trata de un gobierno, sino de una conspiración criminal de una familia que maneja el país”. El Departamento de Estado de los Estados Unidos reiteró:

    “…el régimen brutal y dictatorial de Teodoro Obiang Nguema
    Mbasogo ha incrementado su campaña en marcha, de violencia,
    represión e intimidaciones…el objetivo evidente del régimen es
    aplastar la disidencia política y quedarse en el poder a toda
    costa mediante violaciones sistemáticas de derechos humanos
    básicos, que van de asesinatos extrajudiciales y tortura a detenciones
    arbitrarias e interrupción de reuniones pacíficas..[..the brutal and
    dictatorial regime of Presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo
    has stepped up its ongoing campaign of violence, repression, and
    intimidation…The regime’s clear goal is to squash political dissent
    and hold on to power at all costs through systematic violations of
    basic human rights, ranging from extrajudicial killings and torture
    to arbitrary detention and disruption of peaceful assembly…]”.

    Teodoro Obiang Nguema destituyó a su tío en un golpe palaciego en 1979. Con la misma gente, el mismo régimen y los mismos métodos dictatoriales de su tío, Teodoro dice y actúa lo mismo que antes, durante los once años de gobierno conjunto con Macías. No piensa dejar el puesto, segun sus acciones en estos 36 años que lleva de presidente en Guinea. Está para quedarse a perpetuidad, a la vitalicia como su tío Macías, Amin, Bokassa, Mobutu y Bongo; hasta que la Divina Providencia diga ¡basta ya! Amin, Bokassa, Bongo, Macías y Mobutu, en su megalomanía e ignorancia, pensaron, dijeron y actuaron en el pasado al igual que lo hace ahora Obiang Nguema. Piensa, dice y actúa como sus predecesores. Sin citar a todos, Bongo cambió su nombre de Albert Bernard Bongo a Omar Bongo. Treinta y siete años después, añadió “Ondimba” a Omar Bongo, para finalmente hacerse llamar “Omar Bongo Ondimba”. También se autonombró “petit piment (pequeño picante o pequeño de estatura, pero con sabor a picante). En su ceguera de poder, Bongo pensaba y decía: “le pasó a Mobutu y a otros, pero a mí no. Tengo el respaldo de los franceses y una escolta de marroquíes; y con el Camp De Gaulle (cuartel militar De Gaulle) francés en Libreville, nada me pasará”. Pero en sus últimos días de vida, los franceses no movieron un dedo para salvarle la vida, y murió infame en un hospital privado de Barcelona (España), alejado y olvidado de sus colonizados gaboneses, a quienes tuvo subyugados durante cuatro décadas bajo un régimen autoritario en Gabon. Al dictador-caníbal Gnassingbé Eyadéma de Togo, a pesar de sus servicios a Francia con el ejército francés en Indochina, le tocó la misma suerte. Durante su estado moribundo, los galos negaron su entrada en Francia para su tratamiento médico, y acabó bien muerto e infame en Togo. Francisco Macías Nguema, que se hacía llamar “Dios”, “credador y único milagro de la Guinea Ecuatorial”, con la efigie de “tigre” para atemorrizar al pasivo pueblo guineano, descubrió en el momento de su caída del poder que no era más que un ignorante embustero, cobarde, manipulador y fanfarrón acabado. Cuando llegó el día de la verdad, se escapó al bosque, temiendo a ser capturado o abatido por sus mismos testaferros guardias coloniales en rebeldía. Fue detenido por éstos y entregado a su sobrino Obiang Nguema, quien lo mandó al paredón de fusilamiento por la muerte de uno de sus hermanos por Macías en un desentendimiento de familia entre ellos mismos.

    Es triste y desafortunado que Guinea Ecuatorial sea la única nación -y quizás no haya otra en el mundo por igual- que no conoce su historia. La que se le cuenta a la gente y que aprenden los niños en las escuelas es la historia que pintó Francisco Macías Nguema. Su sobrino Teodoro la sigue ad pedem litterae, más la suya del 3 de agosto de 1979, fecha del arreglo familiar que destituyó a su tío en un golpe palaciego. Los acólitos, sicarios y cooperantes al servicio de los Nguemas relatan la tergiversada historia de Macías y Obiang a la población en lugar de la verdadera del MONALIGE. No les interesa que el pueblo conozca la real historia política del país, ni cómo se llegó a la fecha del 12 de octubre, día oficial de la celebración de la soberanía nacional. La lucha, el escudo, la bandera, el himno nacional y esa misma fecha de la independencia lo trabajó y consiguió el MONALIGE. Los ex guardias coloniales no tienen la mínima idea del trabajo pro-independencia de la Guinea. Sólo llegaron a la capital ecuatoguineana para substituir a sus antiguos jefes, en el puesto de administradores coloniales, con un dirigente mongomono a la cabeza de su pseudo gobierno, impostor y conspirador nato de la obra independentista del MONALIGE. El respaldo lo tienen de los colonos, de las compañías petroleras extranjeras, de los mercenarios forasteros y operativos del narcotráfico internacional. Destruido el país cultural, moral y socialmente por éstos, todavía le siguen amargando la vida a los ciudadanos y extranjeros residentes, en lo que se parece a la nueva fase de colonización de Fernando Póo y Río Muni peor que en tiempos coloniales de la España franquista. Macías y su sobrino eliminaron a los pioneros y padres de la independencia para obscurecer la verdad del trabajo independentista y quedarse de eternos caciques al frente de la nación. El tío y el sobrino se ganaron la lotería política en Guinea, ayudados por el colonialismo foráneo a pesar de su falto de preparación, ignorancia y corrupción. Macías y su sobrino vivieron del cuento e ignorancia. Se mantuvieron en el poder durante once años por la indiferencia de España y la complicidad de los intereses extranjeros en la ex colonia española. Ahora Obiang Nguema y sus lacayos se mantienen en su Malabo (Santa Isabel) gracias al petróleo, a sus negocios de drogas y lavado de dinero. Fuera de esto no tienen más. Hasta el PDGE (Partido Democrático de Guinea Eacuatorial) de Obiang Nguema es una copia en papel carbón del PDG (parti démocratique gabonais) del ex hombre en zancos en Gabon, Omar Bongo, su antiguo padrino y consejero político. El secretario general de este pseudo partido político del gobierno tirano y portavoz del capo presidente-narcotraficante, por ignorancia, fue el único en responder con ataques personales al presidente del país más poderoso del mundo, tras su muy aplaudido dircurso ante los presidentes africanos en Addis-Abeba (Etiopía). He aquí algunos renglones de lo escrito por el jefe del PDGE, un personajillo que apenas tenía la edad de uso de razón cuando su país llegó a la sobernía nacional, por el MONALIGE, en 1968:

    “Su alocución es un error. El mejor ejemplo lo encontramos,
    precisamente en los 36 años de democracia, desarrollo y libertad
    propiciados por S.E. Obiang Nguema Mbasogo en Guinea Ecuatorial.
    Su permanencia ha supuesto para nuestro país una estabilidad social
    sin igual, inédita en nuestra historia. A diferencia de otros países, las
    jóvenes democracias africanas necesitan asentarse con líderes estables
    y seguros. La permanencia o longevidad en el poder de S.E. Obiang
    Nguema Mbasogo nunca ha sido por aferrarse personalmente al poder,
    contra voluntad popular, sino que se ha destacado sometiéndo para su
    elección a la consulta popular, y renovado su mandato como líder
    carismático elegido por su pueblo. Su permanencia ha supuesto para
    nuestro país un tiermpo largo y corto al mismo tiempo, que nos ha
    permitido vivir una estabilidad social sin igual, inédita en nuestra historia.
    En estos 36 años, los habitantes de Guinea Ecuatorial hemos pasado desde
    unos africanos miserables y anónimos, a poder ejercer ese sentimiento de
    orgullo y dignidad del que ha hablado el Presidente Obama en su dicurso
    ante la Unión Afrcana. Somos, pues, el ejemplo de que los mandatos largos,
    si realmente conducen por buen camino a su pueblo, pueden ofrecer un
    período de asentamiento, tranquilidad y estabilidad a un país que está en
    pleno desarrollo y renacer como el nuestro. Los treinta y seis años de
    democracia, desarrollo y libertad de Guinea Ecuatorial responden por
    sí solos a Barack Obama en su errónea apreciación”.

    El final del dictador Obiang Nguema llegará en un día inesperado, cuando menos lo piense él y lo piensen sus familiares de la oligarquía gobernante, sicarios, cooperantes, mercenarios extranjeros que le protegen y los pseudo opositores a sueldo que le ayudan en sus farsas electorales. Ni él y su familia durarán una eternidad en Santa Isabel. Aprovechando la pasividad del pueblo guineano, Obiang Nguema y los suyos piensan y dicen lo contrario, por su ignorancia, ceguera mental y analfabetismo político. Están totalmente cerrados de mollera, se dejan vagar sus imaginaciones, sueñan despiertos y nunca aprenden que la historia es el mejor testigo de las enseñanzas de la vida. Esta se repite, siempre; y volverá a repetirse en su día en Guinea Ecuatorial. Y si suerte la
    tendrán, Obiang Nguema y los suyos regresarán a sus hogares habituales, en Mongomo o a su Gabon de origen. Igual cruzarán la frontera, camino a Camerún, donde tienen lazos ancestrales, familiares y clanes tribales. Los más avispados se fugarán rapidísimo a Marruecos, país-albergue de malhechores y dictadores del África sub-Sahariana. A Europa no irán, ni mucho menos a América, porque bien saben que allí le espera la justicia por los crímenes de lesa humanidad y derechos humanos cometidos contra la población ecuatoguineana, y por sus actividades de narcotráfico y lavado de dinero.

    Responder
  2. Diciembre 15th, 2016

    Estimados lectores,
    Ya es hora del juicio para este muchacho incapacitado. Le verdad es que todos sabemos que tarde o temprano debía llegar este momento tanto añorado. Se ha pasado el tiempo vaciando las arcas de este país con indiferencia y desdén. No pienso que pueda subir a la magistratura suprema puesto que no dispone de la capacidad intelectual que se le exige a un dirigente. De todas maneras, ninguno de los hijos de Obiang dispone de suficiente artefacto intelectual, solo les ha interesado una vida de jeques puesto que tienen negros que ejercen la tarea.
    La pregunta que todos debemos hacernos es la siguiente: que dejara la tiranía al pueblo?

    Responder
  3. Diciembre 12th, 2016

    Ayer dieron la noticia de que el dueño de la petrolera EXXON entra en el equipo de donald trump, quiero pensar que sera mejor para guinea evitando tener que pagar el dinero de las petroleras a las cuentas corrientes de teodoro obiang y el pueblo empiece a ver como su economia empieza a progresar.

    Responder
  4. Diciembre 8th, 2016

    En este mundo, por mas fuerte que sean las injusticias, estas siempre acaban desmoronandose, es como si intentáramos retener un dique con arena suelta, tal es el caso de nuestro país Guinea Ecuatorial, a las injusticias de Obiang Nguema Mbasogo, le están llegando el San Martín, señal de que el régimen ya inició su singladura hacia el ocaso, estoy convencido que el próximo año 2017, será el año de los guineanos, teniendo en cuenta que el día 20 de Enero, entrará en la Casa Blanca, el ciclón Donald Trump, un magnate que no anda con chiquillas, nadie podrá sobornarle como han venido haciendo con muchos mandatarios hasta ahora, por que lo que le sobra es dinero, es hora de que los guineanos seamos diligentes en el caso que nos azota.-

    Responder

Leave a Reply

  • (no será publicado)