Constancia Mangue derrocha el dinero de los guineanos en la compra de pescado alemán

Constancia Mangue derrocha el dinero de los guineanos en la compra de pescado alemán

Constancia Mangue derrocha el dinero de los guineanos en la compra de pescado alemánDiario Rombe ha tenido acceso a escandalosas facturas que revelan que la esposa de Obiang encargó en octubre del 2016 a la empresa M.T.E Services UG, comprar pescado para criarlo en su pueblo natal, Mongomo. En los recibos también se incluyen la comida y los medicamentos necesarios para el correcto desarrollo de los peces.

En 2016, el que era por entonces ministro de Pesca y Medio Ambiente, Estanislao Ndong Malavo afirmó ante los medios de comunicación del régimen de Malabo que su país sufre una grave penuria y escasez de pescado. Sin embargo, los datos que maneja la Sociedad de Inversores y Participación del Estado contradicen estas informaciones “con 644 Km de costa y 314.000 de zona económica exclusiva, Guinea Ecuatorial posee una abundante variedad de especies marinas gracias a la estructura del sector marino y una red fluvial bien desarrollada”.

De ser cierta la existencia de tanta variedad de especies marinas en Guinea Ecuatorial cuesta entender el motivo por el que Constancia Mangue se permitió el lujo de comprar pescado en la República Federal de Alemania para su consumo personal y crianza.

Al parecer, a Constancia Mangue no le bastó con los 644 kilómetros de costa y la abundante variedad de especies marinas de Guinea Ecuatorial; se encaprichó de los pescados de Angela Merkel para montar una piscifactoría en su feudo de poder.

A pesar de las numerosas licencias de pesca vendidas a empresas chinas, rusas, españolas y tailandesas, entre otras, la población guineana consume pescado congelado que se encuentra en malas condiciones. Dichos alimentos son los causantes de los fallecimientos de muchas personas por infecciones.

La venta de las licencias genera importantes beneficios y permite a la familia del dictador comprar en Europa pescado de granja para criar o para su consumo propio. Los desorbitados gastos de la primera dama contrastan con el declive que sufre el país en todos sus sectores. Los pobres que no forman parte del clan familiar de Obiang y su cohorte solo se pueden alimentar de productos congelados en lamentable estado y de los desechos caducados que arrojan otros países y que acaban en los mercados de Guinea.

Gracias a las facturas filtradas, hemos podido saber que además de comprar palacetes, aviones y barcos fuera del país, adquieren alimentos imposibles de encontrar en los mercados nacionales con el dinero de todos los guineanos.

Las últimas actuaciones carentes de sentido de la esposa del dictador guineano demuestran que algo no va bien en la familia. Se desconoce si parecen algún tipo de enfermedad grave o si simplemente nos encontramos ante el final del régimen más cruel del continente africano.

Alguien dijo en su día que aún no habíamos visto toda la maldad que puede esconder la familia del dictador Obiang, en concreto su esposa, Constancia Mangue Nsue Okomo, quien debería ser investigada por la Fiscalía Anticorrupción. Todavía queda saber qué se oculta detrás de toda esta putrefacta dictadura que dejará asolado el país.

Facturas: AngebotNrS292016AngebotNrS102016

28 Comments

  1. Un nuevo abuso, entre muchos más que los guineanos ya conocemos y muchos otros aún por revelar.
    El clan Obiang debe ser removido.
    Se intentó reiteradamente apelar a su sentido común, pero sólo se obtuvo su impertinente soberbia, así que ahora es momento de simplemente hacerlos desaparecer, por el bien de ésta y las siguientes generaciones.

  2. Se ve que están intentando derribar de nuevo a Rombe. Francamente, no les sirve de nada, lo harán por un minuto, pero es evidente que las informaciones sobre el Régimen seguirán filtr´ándose y difundiéndose por más dinero que sigan derrochando en ataques. Una cosa no cambia la otra.

    Es que hay que tener dos dedos de frente, que sea para malgastar el dinero que se roban jaja.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias similares