Los negocios del escurridizo Gimmy Ricci que está detrás del caso “General Work»

Los negocios del escurridizo Gimmy Ricci que está detrás del caso “General Work"

Tras la última publicación de Diario Rombe donde desvelamos nuevas y esclarecedoras pruebas sobre uno de los mayores casos de corrupción de Guinea Ecuatorial conocido como “General Work” sabemos más sobre el hombre que presuntamente está detrás del desfalco de 20 millares de francos CFA del erario ecuatoguineano.

Bruno Gimmy Ricci llegó a Guinea Ecuatorial huyendo de la justicia italiana y salió de ésta “expulsado” por las autoridades ecuatoguineanas, según el relato oficial, entre octubre y noviembre de 2011. Sin embargo, fuentes consultadas por Diario Rombe, aseguran que “Gimmy Ricci nunca fue expulsado de Guinea Ecuatorial. Abandonó Guinea Ecuatorial a bordo de un avión privado con destino a Camerún desde donde siguió operando y manejando las cuentas bancarias de Rangerbourg Corp”.

 

Las actividades del empresario en paradero desconocido

 

Aunque las circunstancias que rodean la salida de Bruno Gimmy Ricci de Guinea Ecuatorial —aparentemente indemne y en medio de semejante escándalo de corrupción— siguen siendo un misterio, la firma de acuerdos comerciales y demás actividades delictivas entre el escurridizo empresario y la familia presidencial de los Obiang siguieron su curso.

Así quedaría reflejado en la filtración masiva de documentos de la Unidad de Inteligencia Financiera de Estados Unidos conocida como FinCEN Files, una investigación periodística liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) publicada en septiembre de 2020 que revela el papel de los bancos globales en el lavado de dinero a escala industrial.

En los informes secretos que enviaron los bancos con sede en Estados Unidos a la FinCEN el 31 de enero de 2012, casi un año después de la presunta expulsión de Ricci de Guinea Ecuatorial, consta que el tesoro público ecuatoguineano transfirió 7,2 millones de dólares a una cuenta bancaria en el FBME Bank, anteriormente conocido como Federal Bank of the Middle East Ltd. Una de las empresas beneficiarias de la cuenta era Berkeley Trade LLP, propiedad de Bruno Gimmy Ricci y constituida el 1 de noviembre de 2011.

Varios pliegos de FinCEN, del 15 de julio de 2014, muestran que la empresa Berkeley Trade LLP fue presentada ante las autoridades del FBME como “una subsidiaria de la constructora General Work GE, S.L., con sede en Guinea Ecuatorial propiedad de Gimmy Ricci”. Entre los documentos aportados por Gimmy Ricci para justificar el origen de los 7,2 millones de dólares había “una orden de servicio de obra a Berkeley Trade concedido por el estado ecuatoguineano para construir jardines a lo largo de la carretera de Malabo 2, desde Ela-Nguema al Aeropuerto Internacional de Malabo por un valor de $24,194,733 de los cuales el 30%, fue para la primera fase de trabajo antes del inicio de la construcción”. Además, aportó un supuesto contrato entre Guinea Ecuatorial y Berkeley Trade LLP, fotografías del proyecto de construcción de Berkeley Trade y un subcontrato a Decor, S.A., otra empresa pantalla constituida en Guinea Ecuatorial por el propio Ricci.

Además de Berkeley Trade LLP, los archivos de FinCEN muestran que Gimmy Ricci es beneficiario final de las compañías offshore AB Systems Ltd, registrada en Belice, y de SFX International Ltd en las Islas Vírgenes Británicas. En el informe se destaca también una transferencia interna de Berkeley Trade LLP por un importe de 1,6 millones de dólares a AB Systems el 22 de marzo de 2012 y otra más el 14 de marzo de 2012 de 5 millones de dólares a Saab Financial, una compañía de inversión acreditada por la Autoridad Monetaria de Bermudas (BMA).Los negocios del escurridizo Gimmy Ricci que está detrás del caso “General Work"

El nombre del empresario italiano aparece también en los Panamá Papers, una investigación liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) que expuso 11,5 millones de documentos internos del bufete panameño Mossack Fonseca, conocido por crear y administrar sociedades offshore en paraísos fiscales. Según los documentos a los que ha tenido acceso Diario Rombe, siendo director general de Rangerbourg Corp. Guinea Ecuatorial, S.L., Gimmy Ricci es beneficiario de Columbus Industries Limited desde el 4 de junio de 2008. La empresa con domicilio social en el edificio Akara, 24 De Castro Street, Wickhams Cay 1, Road Town, Tortola, Islas Vírgenes Británicas, fue registrada por el extinguido bufete Mossack Fonseca.

En el acta de la reunión del Consejo de Administración de Columbus Industries Limited celebrado el 12 de julio de 2012 —cuando Ricci ya habría sido expulsado de Guinea Ecuatorial—, se acuerda la apertura de una cuenta bancaria en CCEI BANK GE, según la cual “mediante esta resolución otorga poder al señor Gimmy RICCI, actuando con derecho de firma individual”. En 2013, Columbus Industries Limited adquiere el cien por cien de las acciones de las empresas Eastland Limited y Newark Group Limited, compañías registradas en Ras Al Khaimah Free Trade Zone, RAK, EAU. En 2016, Mossack Fonseca presentó un informe de actividad sospechosa sobre la empresa a las autoridades de las Islas Vírgenes Británicas.

 

Una querella y un “asunto familiar”

Los negocios del escurridizo Gimmy Ricci que está detrás del caso “General Work"

Como consecuencia de la presunta estafa de Gimmy Ricci a Rangerbourg Cop. Guinea Ecuatorial, S.L., el 28 de diciembre de 2011, el abogado de la compañía ecuatoguineana Leoncio Andrés Ondo Esono Madjo —el mismo que redactó los estatutos de las empresas fantasma de Ricci— en representación de la junta de accionistas de Rangerbourg Corp., interpuso una querella por los presuntos delitos de apropiación indebida, estafa, fraude fiscal y hurto contra Bruno Gimmy Ricci.

Según la querella a la que tuvo acceso Diario Rombe, aprovechando su cargo, “Gimmy Ricci abusó de la confianza que le fue depositada por los socios tanto el socio nacional (Abayak) como el socio expatriado (Ana Maria Moro), constituyendo empresas paralelas dirigidas por él mismo al margen de las que le fueron confiadas como director general”, de manera que, prosiguen los querellantes en cuanto a las obras que ganaban las empresas del Grupo Rangerbourg “y cuando a través de la Tesorería libraba algún primer pago, el director lo ingresaba en la cuenta de alguna empresa de Rangerbourg para luego transferir dicho dinero a la cuenta de alguna de sus empresas fantasmas”.

Los querellantes aseguran que todas las operaciones financieras presuntamente ilegales de Bruno Gimmy Ricci “siempre contaron con la colaboración de la entidad financiera CCEIBank”. Entre junio y julio de 2011, el gobierno ecuatoguineano (accionistas de Rangerbourg a través de Abayak) transfirió desde la cuenta del tesoro público cerca de 4.400.000.000 Fcfa a una de las empresas de Rangerbourg denominada Marco Rosa (M.R). El mismo año, los 4.400.000.000 Fcfa fueron transferidos a la cuenta particular de Gimmy Ricci en CCEIBank denominada MC.R.SA. Esos fondos, según los querellantes, “no fueron utilizados para las obras públicas sino para pagar las deudas personales que Gimmy Ricci tiene en el extranjero”.

El Juzgado de Primera Instancia de Bata dictó sentencia el 16 de noviembre de 2012 condenando a Bruno Gimmy Ricci y a su empresa fantasma, BKP Internacional S.A. a reintegrar en la cuenta del Consorcio BKP Internacional, SRL y Obras, S.A. la suma de 28.883.659.732 Fcfa defraudados al fisco ecuatoguineano. La autoridad judicial ordenó a todos los bancos del país “anular y cancelar a todos los efectos legales la firma de Gimmy Ricci en todas las empresas ecuatoguineanas en las que él figura”. Gimmy Ricci nunca devolvió el dinero y el gobierno ecuatoguineano ni denunció ni se querelló contra él. Todo se quedó en un asunto familiar.

Compartir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias similares

Sobre nosotrosPolítica de privacidadDonacionesEnviá archivos seguros

[email protected] Todos los derechos reservados.