Por: Javier Fernando Miranda Prieto

Desde hace varios días el gobierno chadiano ha emprendido una bien organizada campaña mediática, sobre la desaparición de Abubakar Shekau, el líder terrorista de Boko Haram, luego de haber sufrido un ataque armado por parte de las fuerzas armadas del Chad. Según fuentes militares, Shekau fue herido de gravedad por los soldados chadianos muy cerca de la ciudad de Maiduguri, cuna de esta banda terrorista y capital del Estado norteño de Borno. Esta información fue confirmada por el mismo presidente Idriss Déby en su última conferencia de prensa ofrecida hace dos días.

Según medios de prensa oficialistas, el líder yihadista estaría entre la vida y la muerte, debido a la gravedad de sus heridas. El presidente chadiano también recordó, las reiteradas solicitudes que le hizo a Shekau para que entregue las armas y se rindiera, ofrecimiento que le ha reiterado, al supuesto nuevo jefe terrorista Mahamat Daoud. 11873501_1025503670822986_3504265982505005328_n

Como parte de esta cobertura informativa, los órganos de prensa del gobierno han difundido fotos en donde se muestra, cómo el ejército del Chad entró a la residencia de Shekau, mostrando las comodidades y los lujos en que vivía. Shekau había logrado dotar de lujo mobiliario a su escondite, gracias a los muchos robos y atrocidades cometidas por los miembros de su banda. Como se sabe, Boko Haram tiene múltiples fuentes de ingresos.

En un principio, la secta recibía la mayoría de su dinero a través de donaciones por parte de simpatizantes islamistas locales. En los últimos años, el grupo ha ampliado su financiación a través de la venta de bienes, confiscaciones a empresas, extorsión a comerciantes locales, trata de blancas, y el contrabando de armas y dinero. Por ejemplo, en el 2013 el grupo raptó a una familia francesa y dos meses después los liberaron a cambio de un rescate de más de tres millones de dólares. Además mantienen rutas de narcotráfico hacia Europa y África Occidental. Se sospecha que Boko Haram mantiene vínculos con los grupos terroristas Al Qaeda, AQIM y Al-shabab formando parte de una red de narcotráfico e incluso coparticipando en varios atentados terroristas.

Al margen de la campaña de auto-elogios emprendida por el gobierno chadiano, lo cierto es que con la posible desaparición de Shekau al frente de Boko Haram, se abre un cambio decisivo en el grupo yihadista. Sobre todo, ante la reciente alianza con la milicia islamista del Estado Islámico EI. Hay que recordar que el EI, siempre consideró a Boko Haram y a la inestable Nigeria, como la puerta de entrada del yihadismo al África occidental. Además, con la presunta elección de Mahamat Daoud, un total desconocido en los rangos de Boko Haram, se estaría confirmando el peso específico logrado por el EI en las decisiones internas de los terroristas nigerianos. La caída de Shekau, podría traer el radicalismo en Boko Haram.

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)