La Editorial de Diario Rombe reproduce la Primera Parte de la Trilogía de una larga investigación que desde hace meses hemos estado desarrollando para desvelar lo que realmente esconde y motiva la expropiación de terrenos por parte del régimen de Teodoro Obiang Nguema Mbasogo. A lo largo de la semana publicaremos la Segunda y Tercera parte de esta serie informativa que hemos denominado: “La odisea de una expropiación forzosa en beneficio de la familia Obiang y colaboradores”.

En un sacrificio urbano que sólo contempla la estética ante la comunidad global y deja de lado el progreso de la población guineana, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo en beneficio propio y de miembros de su familia y de sus principales colaboradores, comenzó entre finales de 2010 y principios de 2011 un proceso de expropiación masiva de los terreros de varios ciudadanos con el argumento del emplazamiento de la Cumbre de la Unión Africana y Desarrollo de un Nuevo Polo de Asentamiento, no cumpliendo con la compensación a las personas afectadas en este proceso, salvo únicamente ante aquellas consideradas entidades y personas claves para la continuidad del Régimen sanguinario.

Este hecho ya es criticable por las organizaciones internacionales, medios de comunicación y por los mismos lugareños, pero yendo más allá de la desgraciada situación de injusticia que sufren los ciudadanos indefensos de la isla, -entre los más pobres de todo el territorio de Guinea Ecuatorial- cabe preguntar, ¿qué esconde esta expropiación, a todas luces innecesaria en su magnitud para un mero evento?, francamente algo profundamente denostable, que Diario Rombe desvela en está trilogía con documentos que hemos obtenido a lo largo de nuestro trabajo de investigación. En política no se toma las decisiones porque sí. Teodoro Obiang Nguema sabe cada movimiento político que mueve, militar, económico y estas expropiaciones a mano armada es para quitar el poder a los pueblos minoritarios lo poco que les queda.

Nos hemos encontrado con muchas dificultades en el camino, considerando el recelo con el que los representantes del Régimen totalitario esconden las pruebas, una vez que ya se saben descubiertos. Algunas barreras las hemos superado y otras se han quedado en un simple intento de entregarles más detalles en el despliegue de esta trilogía. Pero lo más complejo fue obtener el testimonios de muchas familias afectadas, las que se negaron a entregar información al respecto por el temor de ser detenidas, torturadas o en su defecto asesinadas.

Dicho esto, remitiéndonos a parte de los documentos a los que Diario Rombe ha tenido acceso desde varios departamentos del Ministerio de Justicia, Culto e Instituciones Penitenciarias, así como del Ministerio de Obras Públicas, el Presidente de Guinea Ecuatorial con el consenso de su familia y la cúpula del PDGE, promulgaron el decreto número 118/2011, de fecha 20 de junio, con el fin de expropiar forzosamente las Fincas de los lugareños Bubis ubicadas en la Franja de 2.5 kilómetros de la parte Sur de la Autovía a Sipopo y la parte Norte hasta la Playa, para la Construcción de las Infraestructura de la Cumbre de la Unión Africana y Desarrollo de un Nuevo Polo de Asentamiento.

Es así, que tal como expresa el documento (Decreto), Teodoro Obiang Nguema comunicó en aquella fecha a los legítimos dueños -por una Guinea Mejor- que sus terrenos habían sido identificados por el Consejo de Ancianos de Mongomo para “promover con eficacia el objetivo del Gobierno (su familia)”, añadiendo que “están obligados a transferir dichos bienes al Estado”. De la manera más despreciable y engañosa, el Régimen mintió a los propietarios de estos terrenos, con el argumento de que la entrega de los mismos sería por un interés público y social.

La gran mayoría de los colaboradores de Obiang, incluida su propia familia, buscaron obtener los terrenos de muchos ciudadanos antes que comenzara el proceso de expropiación. El fin de esto fue la compra engañosa de estas tierras a muy bajos precios, conociendo de antemano que el Gobierno habría de promulgar un decreto de expropiación forzosa que les terminaría beneficiando. Esta dinámica de compra engañosa y expropiación de terrenos la han sufrido también pobladores a lo largo de toda la franja de la costa del litoral, desde Río Campo pasando por Bolondo, desde Mbini hasta Cabo San Juan (Nkele) y de ahí hasta el Estuario de Muni (Kogo).

La lista oficial de afectados por la expropiación alcanza a las 78 personas y la pueden revisar en detalle en los documentos acá presentados. (ver lista de afectados). Obiang Nguema concedió tan sólo 45 días a todas las personas físicas y jurídicas expropiadas para presentar la documentación que avale la titularidad y los correspondientes planos de sus bienes, para así recibir las indemnizaciones pertinentes. Como podrán notar, dentro de la lista hemos identificado a ciertas personas y empresas que están ligadas al régimen de Teodoro Obiang, siendo aquel grupo en efecto el único privilegiado en este proceso, no sufriendo la pérdida del resto no relacionado a ningún área del Gobierno ni a ningún negocio privado de sus miembros. Estas entidades no tuvieron que esperar los 45 días para recibir sus cheques y fueron compensadas en muchos casos con lujosas viviendas de parte de Obiang. El resto de los expropiados cumplieron con los plazos establecidos pero aun así, Obiang Nguema, su familia y el Gobierno hicieron caso omiso a sus exigencias y decidieron no pagarles.

Constancia Nsue Mangue, esposa de Teodoro Obiang Nguema, se apropió de igual manera de algunos terrenos para la construcción de negocios privados, entre ellos, Supermercados Muankaban; su hijo Teodoro Nguema Obiang Mangue -quien será juzgado a partir del próximo 19 de junio en París por blanqueo de capitales- se apropió de varias hectáreas y construyó para sí mismo, con el dinero del Estado, un palacio; Gabriel Mbega Obiang Lima; los hijos gemelos de Obiang y así sucesivamente, construyeron lujosas propiedades sin apenas pagar a sus legítimos dueños las indemnizaciones establecidas por ley. La Editorial Diario Rombe reta al Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial publicar en su página web documentos que prueban lo contrario.

De esta manera, en un acto tiránico, se ha facultado a los Ministerios de Obras Públicas, Agricultura y Bosques, Interior y Corporaciones Locales y Justicia, Culto e Instituciones Penitenciarias, Minas e Hidrocarburos, la adopción de todas las medidas necesarias para hacer cumplir este desigual proceso, quedando derogada cualquier disposición antes establecida.

Desde nuestra editorial hemos debido comunicar en estos últimos años una serie de noticias relacionadas al Régimen, sean estas relativas a malversaciones, lavado de dinero, narcotráfico, etc. Pero nada de lo anterior, queridos lectores, nos había provocado esta profunda indignación como la que los descritos hechos provocan en nosotros y muy por seguro, también en cada uno de ustedes. El Régimen literalmente en estos casi cuatro décadas, ha saqueado todos los recursos de nuestra Guinea y ahora, sin ningún tipo de sentido de la patria o lealtad para con el prójimo, arrebata de sus tierras a los ciudadanos para explotarlas en sus nuevos negocios.

En la segunda entrega de la Trilogía desvelaremos la firma de contratos falsificados (documentos) entre Ashraf Rateb -entonces Director General de Arab Contractors Equatorial Guinea LTD- y Jesús Raso Kuku, Alcalde de Baney, para el aprovechamiento y extracción de todo tipo de material de cantera ubicado en Santiago de Baney.

Las identidades de todas nuestras fuentes de DIARIO ROMBE están absolutamente protegidas, no hay forma de que sean reveladas. Seremos nosotros, Diario Rombe, quienes asumamos todo el peso de las situaciones que se generen y ya hemos estado antes en dificultades, sabemos lidiar con los problemas, cargar con la responsabilidad, como también mantener el silencio adecuado ante la presión. Email: [email protected] Telf:0034632844638 (signal, imo, telegram, etc).

Leave a Reply

  • (no será publicado)