Tal como está convocada la Mesa de Diálogo Político Nacional en el Mensaje concerniente del EL OBSERVADORPresidente de la República, de 28 de agosto de 2014, no solo existen dudas razonables acerca de si la Mesa de referencia puede ponserse en marcha en estas condiciones, sino que además se puede dar por seguro su fracaso de forma anticipada, si en la misma no se introducen modificaciones sustanciales en el sentido propuesto en el Manifiesto de Madrid. Y corresponde a los firmantes de dicho Manifiesto y a quienes pudiesen sumarse a él, replantearlas al Presidente de la República en un nuevo documento como respuesta consensuada, tras una reunión que debiera haberse celebrado una vez hecho público el precitado anuncio.

Entre los puntos que llaman nuestra atención en ese Mensaje de Convocatoria, está la simple invitación al País de los exiliados para participar en la Mesa como si fueran residentes en el extranjero por propia voluntad, o que estuvieran allí como consecuencia de una catástrofe natural en Guinea Ecuatorial, su país de origen (inundaciones, terremotos, tsunamis). Un exiliado es una persona que abandona su país por temor fundado de amenaza a su integridad física por motivos políticos; y una invitación para su retorno debe contar con la garantía jurídica de que los motivos que ogirinaron su exilio han desaparecido. Dicha garantía es una amnistía o un indulto. En este sentido, la Ley Fundamental faculta al Presidente de la República el ejercicio del derecho de gracia (Art. 41, l), una potestad discrecional que puede ejercer de oficio o a instancia de parte.

En segundo lugar, si el sentido común indica que una Mesa de Diálogo Político Nacional debe contar con la máxima participación y consenso posibles, y, teniendo en cuenta que la Ley sobre Partidos Políticos en Guinea Ecuatorial es especialmente restrictiva, la exigencia de que los partidos deban ser previamente legalizados sobre la base de la indicada Ley como requisito para su particpación en la Mesa de Diálogo, es contraproducente para los señalados factores de participación y consenso amplios.

De otro lado, dejar un margen tan estrecho para llevar a cabo las formalizadas para la legalización de partidos, e invitar a los interesados a que se afilien a los ya reconocidos como alternativa, es prácticamente prohibir reconocimientos de nuevos partidos. Y si se tiene en cuenta que en el País solo existe un partido de la Oposición legalizado, CPDS, tras la ilegalización “de facto” de UP, tal invitación es, en realidad, un llamamiento a engrosar las filas del PDGE.

En tercer lugar, la gestión de la representación de la soberanía nacional o de los intereses del Estado, no es exclusiva de los partidos políticos, sino también de los grupos de interés (asociaciones, sindicatos, profesionaes independientes), con derecho a la participación en la Mesa, algo no previsto expresamente en el mencionado Mensaje, aunque se puede desprender del mismo su inclusión con la referencia a “otras fuerzas políticas de Guinea Ecuatorial no identificadas”.

Desde nuestro punto de vista, se debería decretar indultos y admitir la participación de todos los partidos, legalizados o no, y de los grupos de interés, así como de los profesionales independientes interesados en el Diálogo; reformar con carácter prioritario la Ley sobre Partidos Políticos, de modo que los nuevos partidos se legalicen conforme a la reforma resultante, que deberá ser, en cualquier caso, más flexible.

Pero el fracaso anticipado de la Mesa de Diálogo Político Nacional tiene otra cara, derivada de las interesantes revelaciones de la Candidatura Independiente de Guinea Ecuatorial (C.I.) con respecto a un presunto pacto secreto entre los dos Presidentes de Guinea Ecuatorial, el oficial y el de la sombra, Obiang y Severo, respectivamente, citando fuentes del interior del País. Según ese pacto, el primero habría ofrecido al segundo cantidad importante de dinero y un relevante puesto en Guinea Ecuatorial, con la condición de que acepte la continuidad de la Jefatura de Estado en la persona de Nguema Obiang Mangue, Teodorín o Patrong.

Por lo general, nosotros compartimos muy pocos puntos de vista con la Candidatura Independiente en la mayoría de las cuestiones, pero tenemos importantes coincidencias en esta sobre la base de ciertos hechos. Por ejemplo, ¿por qué Severo comunica en su web con tanta contundencia y precisión, fijando el día, mes y año, de su retorno a Guinea Ecuatorial para el 12 de octubre de 2014 como decisión unánime del Comité Permanente de su ante-Gobierno, sin haberse hecho público por RTVGE su indulto, como es costumbre en el País? ¿Por qué el Presidente Obiang anuncia el inicio del Díalogo para el mes noviembre de 2014, unas semanas después de la fecha de regreso de Severo? Sobre todo, ¿por qué no se ha decretado la aministía o indulto a favor de todos los exiliados políticos? En opinión de la C.I., las respuestas a estas preguntas están en el aludido pacto secreto.

Repetimos, observamos demasiadas coincidencias entre la solemne comunicación de retorno de Severo a Guinea Ecuatorial, la revelación del mencionado pacto opaco, y el anuncio de la Mesa de Diálogo sin indultos previos. Y sin negarle a ninguna persona el derecho de regresar al País, un poco de transparencia no sería mal vista en operaciones similares, que afectan al conjunto de los intereses de toda la población.

El Observador

Las identidades de todas nuestras fuentes de DIARIO ROMBE están absolutamente protegidas, no hay forma de que sean reveladas. Seremos nosotros, Diario Rombe, quienes asumamos todo el peso de las situaciones que se generen y ya hemos estado antes en dificultades, sabemos lidiar con los problemas, cargar con la responsabilidad, como también mantener el silencio adecuado ante la presión. Email: [email protected] Telf:0034632844638 (signal, imo, telegram, etc).

Leave a Reply

  • (no será publicado)