En marzo de 2011 cuando Cándido Nsue Okomo (1977) —cuñado del presidente de Guinea Ecuatorial aún ostentaba el cargo de director general de GEPetrol, el político compró dos lujosas mansiones en España con dinero proveniente de la presunta malversación de capitales. Desde el pasado 9 de marzo las autoridades españolas tienen decretada su busca y captura internacional por el caso conocido como sumario Villarejo.

Casado Purificación Peñate Akara alias Guapina, Cándido Nsue Okomo pagó por la primera mansión, donde su esposa viviría, la cuantiosa suma de 5.700.000€. Una lujosa vivienda de 1.101 m2 distribuidos en tres plantas, garaje, piscina y jardín, ubicada en Villaviciosa de Odón, Madrid. Una segunda vivienda de las características similares y ubicada en el mismo prestigioso barrio, pero de 279 m², le costó a Nsue Okomo 400.000€.

La investigación llevada a cabo por Diario Rombe revela cómo el poderoso hermano menor de la primera dama de Guinea Ecuatorial se aprovechó de su cargo directivo para saquear a la petrolera estatal, con total impunidad, adquiriendo lujosas mansiones en varias partes del mundo a través de un entramado societario.

Villaviciosa de Odón: la guinda del pastel de Nsue Okomo

Coincidiendo con la adquisición de ambas propiedades por parte de Cándido Nsue Okomo constaba en la dependencia regional de recaudación de Madrid de la Agencia Tributaria un procedimiento administrativo de apremio contra su persona por presuntas deudas a la Hacienda Pública española.

Tal y como adelantó esta publicación la semana pasada, la familia Obiang creó toda una red de estructuras societarias alrededor del mundo para canalizar los millones de dólares de la malversación de fondos públicos más concretamente de la petrolífera nacional. En España la mercantil que utilizaban para realizar las operaciones ilícitas era Framen Consultores y Asesores S.L.

Entre agosto de 2007 y enero de 2012 Nsue Okomo fue el apoderado de la empresa española. Ambos, empresario y compañía, investigados por las autoridades por un presunto delito de blanqueo de capitales. Ese lazo pudo haber facilitado a Cándido Nsue Okomo disponer de un número de identidad de extranjero no residente en España y a través de esta empresa pantalla gestionar las dos operaciones para la adquisición de las mansiones en España.

Según la investigación de Diario Rombe en 2011 Nsue Okomo orquestó una sofisticada operación de compraventa millonaria, la más cara conocida hasta el momento realizada por un miembro de la familia del dictador ecuatoguineano en territorio español.

Inicialmente la mansión de 1.101 m2 fue adquirida por Framen Consultores y Asesores S.L., pero el mismo día de la compra la mercantil la vendió a Cándido Nsue Okomo por el mismo importe con precio aplazado de 15 años. Dinero que, según las autoridades judiciales españolas, “nunca llegó a pagar Cándido Nsue Okomo” ya que se trataba de una operación de falsa bandera para enmascarar la compraventa hecha por él mismo a través de Framen Consultores y Asesores SL.

La contabilidad paralela de Cándido Nsue Okomo, a la que ha tenido acceso Diario Rombe, revela que los fondos para la adquisición de las mansiones provenían presuntamente de Falconara Ltd. y Boway Holding Ltd. con cuentas bancarias abiertas en el paraíso fiscal de Malta, una de las jurisdicciones offshore donde se ingresaba las comisiones que presuntamente pagaban compañías petroleras como la holandesa SBM, entre otras. De los mismos registros bancarios de Nsue Okomo se desprenden las transferencias realizadas a su entonces pareja norteamericana para el pago de impuestos de las cuatro viviendas adquiridas en Estados Unidos.

Hasta el momento las cuentas bancarias de Cándido Nsue Okomo se encuentran bloqueadas, y el embargo de todos sus bienes inmuebles le prohíbe disponer de ellos para su venta en ESpaña. Además, pesa sobre él una orden de detención internacional que lo privaría de su libertad en el momento de su captura.

Las autoridades de las Islas Seychelles también toman medidas

Según las autoridades judiciales españolas —citando fuentes de inteligencia financiera—, Cándido Nsue Okomo aparece también vinculado a diversas mercantiles radicadas en territorios offshore como GEOX International Limited, Gepsing Ltd., Charon Limited, Delfinis Ventures Ltd (ya extinguida), entre otras sociedades.

Como adelantó Diario Rombe en un artículo publicado el 8 de noviembre de 2018, la Unidad de Inteligencia Financiera (FIU por sus siglas en inglés) detectó transferencias sospechosas e inexplicables en la cuenta de Charon Limited en la entidad bancaria Al Salam Bank Seychelles Ltd. El organismo de lucha contra el lavado de dinero convocó al entonces director general de GEPetrol Cándido Nsue Okomo para que aportará información documentada que justificara el origen de los 1,786,475,79€. Nsue Okomo nunca compareció para dar una explicación razonable.

Entre noviembre de 2010 y abril de 2013, la mercantil Zulu Energy Holdings registrada en Hong Kong transfirió a Charon Ltd. $1.689.145,18. De acuerdo con las mismas fuentes judiciales, la empresa, representada por Chen Chien Yeh (de la compañía 3i Corporation Ltd.), habría firmado un contrato con Charon Limited en enero de 2009, lo que explicaría los movimientos bancarios.

La FIU presentó una demanda civil ante la Corte Suprema de Justicia de Seychelles contra Charon Ltd. y la entidad financiera Al Salm Bank Seychelles Ltd. Los demandados fueron citados por la Corte el 26 de julio de 2016. A pesar de que Nsue Okomo, una vez más, brilló por su ausencia, la Corte Suprema celebró el juicio oral sin los demandados.

El 12 de septiembre de 2016, la Corte Suprema condenó a Charon Ltd. al pago de las costas procesales y a la confiscación de sus activos financieros, cediéndole a la FIU plena libertad para disponer de ellos. El tribunal basó su sentencia en la inexistencia de un plan de negocio creíble y detallado de Charon Ltd., la falsificación de contratos aportados por el demandado: “el aspecto contradictorio del contrato entre Charon y Zulu lleva a la conclusión de que se trata de una falsificación para cobrar por blanqueo de capitales”, entre otras pruebas documentales.

Candido Nsue Okomo trató de recuperar los fondos contratando a un abogado

Según los documentos a los que ha tenido acceso Diario Rombe, Cándido Nsue Okomo habría intentado contratar los servicios de un abogado en las Islas Seychelles en septiembre de 2016 para recuperar los $69.445 y 1.768.475,79€, congelados por las autoridades gubernamentales por orden de la Corte Suprema de Seychelles el 13 de julio de 2016.

La función de ‘Guapina’ en Framen Consultores y Asesores S.L.

La ya mencionada Purificación Peñate Akara más conocida como Guapina —una ecuatoguineana de padre español y esposa del querellado Cándido Nsue Okomo— aparece vinculada a las actividades de la empresa Framen Consultores y Asesores S.L. desde 2008 a 2012 como presunta empleada.

El papel de la esposa de Cándido Nsue Okomo en la mercantil española es una réplica del que desempeñó la esposa del querellado Crispín Edu Tomo Maye, Laura Viñas Luembe. Peñate Akara también fue perceptora de rentas de trabajo personal desde 2012 hasta 2014 de la empresa pantalla Tucane Inversiones S.L.

Según las autoridades judiciales, de los pagos imputados contablemente a Cándido Nsue Okomo, algunos están a nombre de su pareja Purificación Peñate Akara y, en ocasiones, se realizaron entregas en efectivo. Las hijas de Peñate, fruto de su matrimonio anterior, también se habrían beneficiado presuntamente de pagos realizados por Framen Consultores y Asesores S.L.

Durante esos periodos, se emitieron cuantiosas facturas a nombre de Purificación Peñate Akara. De acuerdo con la contabilidad paralela de Cándido Nsue Okomo entre algunos de los gastos se encuentra la adquisición de varios muebles de época, un televisor comprado en Japón (16.192,54€), un reloj de oro amarillo con brillantes para Casey (18.675€), un Porsche Cayenne S, dos Ford Ranger blindados (115.600€) y un regalo de 500.000€ de Cándido Nsue Okomo a su hermana Trinidad Maye como parte del reparto de las comisiones obtenidas por los trabajos sísmicos, entre otros gastos y caprichos del matrimonio que superarían los 12 millones de euros.

En junio de 2012, desde un banco de Malta, Cándido Nsue Okomo transfirió $185.590,06 a la empresa SO. CAL Exports, LLC., presuntamente vinculada a Manuel Moto Tomo Maye, en concepto de “Payment For The Purchase of Some Vehicles”. Según las autoridades judiciales, existen dos transferencias similares de $20.047,87 y $22.047,97 de las que, según la documentación a la que ha tenido acceso Diario Rombe, se imputan a la cuenta de Malta y a la de GEPetrol Suplidos. Ésta última habría sido utilizada por la trama para la presunta adquisición de vehículos de lujo en EE. UU.

España, el paraíso fiscal hecho a medida para los dirigentes de Guinea Ecuatorial

Sobre el papel ya queda lejos la relación colonizadora entre España y Guinea Ecuatorial, pero las dinámicas económicas, políticas y culturales entre ambos países dan cuenta de que ese vínculo más allá de haberse superado ha encontrado un cómodo lugar donde la dependencia, la conveniencia y la avaricia campan a sus anchas.

En ese orden de cosas, España ha sido siempre considerada por los miembros de la familia del dictador ecuatoguineano y sus allegados como un paraíso fiscal donde actúan con total impunidad debido a la red de lobbies que protegen sus intereses.

Desde hace décadas, las autoridades ecuatoguineanas a través de un entramado societario han venido invirtiendo millones de euros en bienes inmobiliarios procedentes del saqueo de las arcas públicas del Estado con la complicidad de las entidades bancarias.

Nadie se explica cómo la Unidad de Inteligencia Financiera de España (Sepblac) no investigó ni alertó a las autoridades competentes las numerosas transferencias de fondos desde Guinea Ecuatorial a España y viceversa, en ocasiones bajo el paraguas de sociedades interpuestas.

Al mismo tiempo miles de familias ecuatoguineanas de clase media-baja que componen el tejido migratorio en España ven con indignación cómo los bancos limitan sus movimientos de dinero, que como media no superan los 1000 euros, porque deben justificar hasta el último céntimo para poder hacer uso de sus modestos capitales.

Esta descompensación provoca una profunda desigualdad, otra más, entre la clase trabajadora y la cúpula del clan Obiang y sus aliados que cruza fronteras y permea en las familias que a falta de oportunidades de una vida digna tuvieron que emigrar en busca del bienestar social que su país le negó.

Nota al pie de página para los lectores:

En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos o extranjeros bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Contacto: [email protected]

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)