El progresivo aumento de empresas alemanas en Guinea Ecuatorial, la posible apertura de cuentas bancarias asociadas al país germano y los sucesivos viajes a éste de colaboradores de la dictadura de Teodoro Obiang Nguema, son las situaciones que se incrementaron a finales del año 2005 cuando Cándido Muatetema Rivas (Q.E.D.) fuera nombrado Embajador Plenipotenciario de la República de Guinea Ecuatorial en Alemania. 

Dossier Pirámide Equatorial Guinea

Fuentes extraoficiales del Ministerio de Asuntos Exteriores, informaron desde Oyala a Diario Rombe, que el dictador de Guinea Ecuatorial realizará probablemente en el mes de junio un importante viaje al mencionado país europeo, sin indicar hasta el momento el motivo de éste, abriéndose así el cuestionamiento sobre el vínculo entre ambas naciones. Recuerden ustedes que, Teodoro Nguema Obiang Mangue pidió a la empresa Alemana Kusch Yachts elaborar el diseño en secreto de un superyate valorado en 380 millones de dólares. 

Como hemos anunciado en artículos anteriores, fuentes de toda solvencia del entorno del Ministerio de Agricultura y el Departamento del Primer Ministro del Gobierno, filtraron centenares de correspondencias y documentos relacionados con ciertos contratos y proyectos millonarios firmados por el Gobierno de Teodoro Obiang Nguema con empresas alemanas, entre el que se encuentra la contratación de los servicios de la empresa MERO-TSK International GmbH & Co. KG para proveer a la empresa SEGUIBAT material para construir una Pirámide en la Presidencia del Gobierno de Guinea Ecuatorial, tomando como modelo la Pirámide del Museo del Louvre, en Francia.

Después de la reforma constitucional de Guinea Ecuatorial promulgada el 16 de febrero de 2012 y promovida con anterioridad por Obiang Nguema para proteger a su primogénito, se introdujeron nuevas instituciones, entre ellas el Tribunal de Cuentas, el cual debía cumplir el objetivo de velar por la transparencia en la gestión de los fondos públicos del Estado, pero, este órgano institucional no ha cumplido absolutamente ninguna función.

Algunas fuentes consultadas por Diario Rombe, revelan que Obiang Nguema no tiene previsto asignar cargos de Presidente ni de ningún tipo de miembro en el Tribunal de Cuentas, aun pudiendo entregar dichos cargos a miembros del PDGE, porque, aunque se trate de integrantes de su mismo partido político, éstos podrían perjudicar gravemente los intereses de la familia gobernante, al obligar a los Obiang, accionistas en varias empresas privadas y ganadores de una gran cantidad de contratos públicos, a estar en condiciones de cumplir con el art. 116 que reza, todas las personalidades del Estado, los asalariados públicos y para-públicos deben prestar una declaración de sus bienes patrimoniales antes de ejercer sus funciones que les sean designadas”, lo cual es algo que no pueden hacer.

La familia de Teodoro Obiang, con el asesoramiento de ciudadanos extranjeros de diversos orígenes, ha creado importantes sociedades con participación en todos los sectores y donde el Estado ecuatoguineano invierte importantes sumas de dinero. Finalmente, las ganancias regresan a sí mismos, al ser la misma familia presidencial los accionistas mayoritarios de estas sociedades.

En una entrevista concedida por Obiang al medio informativo France24, el 10 de abril de 2012 (https://www.youtube.com/watch?v=dz02tDD3v58), el Dictador indicó que los lujosos bienes de su hijo Teodoro Nguema Obiang y de toda su familia, habían sido adquiridos gracias a las compañías que son de su propiedad, afirmando que, mi hijo es un empresario y Ministro de Agricultura y Bosques, tiene empresas forestales, empresas que construyen carreteras que colaboran con algunas empresas extranjeras, por ejemplo con malasios en el sector de la madera y creo que con asiáticos en el sector de las carreteras”, añadiendo además que,en nuestro país existe un programa de lucha contra la corrupción. Tenemos bienes, pero no son mal adquiridos”. “¿Está usted seguro que su hijo no cogió el dinero público para mantener su lujosa vida?” -preguntó el periodista Alain Foka-, a lo que Obiang respondió, “el dinero es propiedad del Estado y nadie puede tocarlo, es decir, hay un control estricto”.

El periodista recordó a Obiang que tanto las organizaciones internacionales como la sociedad civil acusan a su familia de haber ganado mucho dinero de manera ilícita y ser dueños de lujosas propiedades en el extranjero que no pueden ser justificadas legalmente -preguntándole, “¿cómo habéis ganado todo ese dinero siendo Jefe de Estado?“-. Ante esto, Obiang Nguema buscó una respuesta más acorde a sus intereses: Puedo darle cierta explicación, para evitar los problemas de corrupción yo recomiendo siempre a mi familia de trabajar, de abrir sociedades o empresas para ganar dinero, en vez de coger el dinero del Estado”, añadiendo además que yo mismo no puedo tocar el dinero del Estado, pero aunque yo sea Presidente, tengo empresas donde soy accionista, eso quiere decir, que no puedo trabajar con el dinero del Estado”.

Con estas burdas declaraciones, carentes del nivel argumental que debiera poseer un gobernante, el Presidente de la República de Guinea Ecuatorial niega de manera insultante la capacidad de la ciudadanía para lograr entender el latrocinio constante del que la familia Obiang se beneficia a través de una red de paraísos fiscales. Sin embargo, la misma falta de agudeza de su parte, al enfrentar acusaciones tan delicadas como éstas -por cierto, totalmente veraces-, sumada a las investigaciones realizadas por diversas entidades de alcance internacional sobre los flujos de capital lavados por el clan Obiang, sólo corroboran su culpabilidad y la de su familia.

Las irregularidades que reveló el bufete Fénéon & Delabière Associés

El pasado 27 de abril de 2016 varios medios de comunicación publicaron los resultados con carácter confidencial de la auditoría realizada a la empresa Delta Synergie, propiedad de la familia del fallecido Omar Bongo Odimba, ordenada por una persona o grupo no determinado a un bufete de abogados francés. Junto a esto, hemos tenido acceso a una nueva documentación, la cual nos ha permitido avanzar en la investigación sobre los negocios de la familia Obiang, donde se revela que Delta Synergie retiró las acciones que tenía en la empresa SEGUIBAT, por considerarla Opaca.

La auditoría a Delta Synergie reveló que Alí Bongo, Pascaline Bongo, Omar Bongo Ondima (Q.E.D.) y el resto de la familia Bongo, poseían el 45% de las acciones de la Societe Equatoguineen de Batiment, en anagrama, SEGUIBAT, la cual fue fundada en 2002 con el capital social de 1000.000.000 Fcfa. Los auditores del bufete Fénéon & Delabière Associés informaron a sus clientes que no pudieron tener acceso por vía regular a los estatutos de SEGUIBAT -teniendo que conseguir ésta y otras informaciones a través de diferentes fuentes-. De igual manera, se estableció que las acciones de la compañía están repartidas de la siguiente manera: 45% de Abayak; 45% de Delta Synergie y 10% en el banquero libanés M. Kassem Hejeij.

Según Rasseck Bourgi, abogado de Kassem Hejeij, Delta Synergie cedió en 2006 su participación a la sociedad Abayak y durante un viaje que realizó una delegación ecuatoguineana a Libreville-capital de Gabón- encabezada por M. Mangue, se tranzaron entre 2,5 y 3 millares de Fcfa en acciones. Los auditores dudaron de dicha afirmación pues,“nunca entregaron documento alguno que confirmase dicha cesión de acciones”, añadiendo que “lo que sí es cierto es que, la salida de Delta Synergie del capital de SEGUIBAT no fue formalizada por un acto de cesión de acciones certificado por el Notario de la sociedad”. Según revela el informe que recoge estas observaciones, Delta Synergie recibió en 2007 y 2008 su parte de dividendos como accionistas de SEGUIBAT, lo que demuestra, afirman los mismos auditores, “claramente la incoherencia de una supuesta cesión de acciones”.

SEGUIBAT fue constituida en 2002 y desde 2003 los beneficios de la misma han pasado de 4,6 millares de Fcfa a 131 millares de Fcfa, en 2010. Según los auditores de la sociedad ecuatoguineana, ésta ingresó a Delta Synergie en 2006, 300 millones de Fcfa en dividendos, del ejercicio de 2005; en 2007 unos dividendos de 250 millones de Fcfa del ejercicio de 2006 y en 2008, dividendos que alcanzan la suma de 500 millones de Fcfa del ejercicio de 2007, pero desde ese mismo año dejó de ingresar a Delta Synergie cualquier suma relativa a dividendos.

Dicha auditoría, realizada en abril de 2012, ha permitido a Diario Rombe obtener información de los beneficiarios directos de los fondos públicos que el Estado ecuatoguineano entrega a SEGUIBAT para la realización de obras públicas, descubriendo que El Consejo de Administración de esta compañía es presidido por Constancia Mangue Nsue, esposa del dictador Teodoro Obiang Nguema.

Lo que más llama la atención en la auditoría a Delta Synergie, es la falta de voluntad de los investigados en la entrega de documentos relacionados a la empresa, trátese de estatutos, cuentas bancarias de la sociedad, entre otros, por lo que a pesar de los esfuerzos realizados a través de fuentes cercanas a SEGUIBAT, nunca se logró dar con el paradero de Kassem Hejeij, pieza clave para entender la absoluta falta de coherencia de la estructura de la compañía.

El 25 de febrero de 2005, Diario Rombe publicó en exclusiva las escrituras de constitución de Abayak, formada en 1998 por la familia de Obiang Nguema Mbasogo para desviar los fondos públicos del Estado y beneficiarse de los contratos públicos (https://diariorombe.es/asociaciones-corporativas-del-regimen-ideadas-para-robar-al-pueblo-guineano-la-hora-definitiva-de-una-revolucion/).

Para recordar datos importantes, las acciones de Abayak, cuyo director actual es Pastor Hassan Obiang Mangue, están repartidas de la siguiente forma: Teodoro Obiang Nguema Mbasogo (75%), es decir, supuestamente aportó 18.750.000 Fcfa; Constancia Mangue Nsue Okomo (15%), es decir, supuestamente aportó 3.750.000 Fcfa y Teodoro Nguema Obiang Mangue (10%), este último habría aportado supuestamente 2.500.000 Fcfa.

La misma sociedad Abayak recibió el pasado 2 de julio de 2016, de parte del Banco de Desarrollo de los Estados de África Central (BDEAC), 16 mil millones de francos para financiar proyectos privados de la familia Obiang. Es importante recodar el rol del BDEAC, el cual es una institución pública que financia proyectos para el desarrollo de la Comunidad Económica y Monetaria de los Estados de África Central (https://diariorombe.es/el-bdeac-y-cceibank-prestan-a-pastor-hassan-obiang-mas-de-50-mil-millones-de-francos/).

¿Podría la familia de Teodoro Obiang Nguema, sus hijos y principales colaboradores, explicar ante un tribunal imparcial con todas las garantías de la ley -negadas por ellos a la ciudadanía-, el origen de cada uno de los fondos invertidos en el capital de sus empresas?

El foco en el banco MEAB: Acusaciones de financiamiento al terrorismo y otras incidencias.

Antes de abordar de plano el rol del banco MEAB –Middle East Africa Bank– en la mediación de una operación financiera entre SEGUIBAT y la caja de ahorros alemana Sparkasse Bamberg, en la cual ahondaremos en forma posterior, se debe entender y comprender el historial de esta institución financiera.

Si hay algo que caracterice a la entidad bancaria libanesa MEAB, fundada por el empresario Kassem Hejeij en el año 1991, es el estrecho vínculo entre familia y negocios, es así, que cuando durante la administración de George Bush Jr., a través del Departamento de Tesorería de Estados Unidos se acusó a Kassem Hejeij de estar abriendo cuentas bancarias para la financiación del grupo terrorista Hezbollá (https://www.treasury.gov/press-center/press-releases/Pages/jl0069.aspx – http://live-let-live.org/private/Kassem.pdf), quien tiempo después tomara el mando del banco fue su hijo, Alí Hejeij (http://www.dailystar.com.lb/Business/Local/2015/Jun-18/302604-kassem-hejeijs-son-takes-over-meab.ashx), el cual a su vez fuese el Director Adjunto de SEGUIBAT, sociedad antes mencionada en su polémica respecto a la auditada Delta Synergie.

Considerando que en la ruptura entre las partes, es decir, de la familia Bongo, el clan Obiang y la familia Hejeij, estas dos últimas secciones ya presentaban un vínculo más estrecho a través del cargo de Alí Hejeij en SEGUIBAT -y el de su padre Kassem Hejeij como Director General de la misma compañía-, es probable que éstas también hayan mantenido un vínculo de negocios más estrecho entre sí que con el de la familia del fallecido presidente de Gabón, habiéndose ordenado la auditoría a Delta Synergie principalmente para proteger las acciones de esta familia, al desconocerse y desconfiar de la administración del resto de los accionistas.

De esta manera, podemos reconocer no sólo el nexo entre el Clan Obiang y el Hejeij en la exploración de la estructura interna de SEGUIBAT, si no que también en las declaraciones del mismo Alí Hejeij, en cuanto a su experiencia laboral, en donde expresa haber forjado su experiencia administrando y construyendo compañías en Guinea Ecuatorial, sin embargo, sin mencionar abiertamente el nombre de éstas (http://www.executive-magazine.com/business-finance/meab-injects-a-bit-of-youth-to-its-boardroom), como también en la labor de SEGUIBAT construyendo el hotel del Secretario General del PDGE, Jerónimo Osa Osa y el nuevo Palacio Presidencial en Malabo, junto con poseer oficinas en la misma capital, Bata, Mongomo y Ebebeyin. La empresa de Obiang también se benefició desde su constitución de contratos millonarios para la construcción de obras públicas y privadas, tales como: hoteles turísticos, urbanizaciones, edificios públicos, privados, industriales, palacios presidenciales, Hotel Bahía 2, el Parlamento de la CEMAC, entre otras. ¿Puede la Oposición, activistas, organizaciones internacionales y la misma sociedad civil imaginarse cuántos beneficios habrán obtenido los accionistas?

En síntesis, SEGUIBAT es una sociedad que se ha desenvuelto en los proyectos más íntimos de los Obiang, llegando a participar en el diseño de su lujoso amoblado, entre muchos otros proyectos, con total libertad y confianza, garantías sólo brindadas a las empresas que se rigen bajo las directrices de negocio exigidas desde la cúpula de Gobierno, que al no aceptarse por cuestiones éticas y morales, como hemos visto en otros casos, como el de Roberto Berardi, significan prisión y tortura.

¿Qué conexiones existen entre el MEAB y la dictadura de Teodoro Obiang Nguema?

Habiendo revisado los anteriores antecedentes, como ya lo hemos anticipado, pasamos a explorar el caso de la fallida construcción de una pirámide que habría de emular a la del Museo Louvre, en Francia, conociendo los actores detrás de esto -entre los que se encuentra el MEAB- y las operaciones asociadas a un proyecto carente de cualquier tipo de asidero en su razón de ser.

El dossier titulado “Pyramide Equatorial Guinea”, en el que esta editorial se ha encontrado trabajando desde hace varios meses, revela los contactos que se iniciaron en junio 2005 entre SEGUIBAT S.A. y la proveedora alemana MERO-TSK International para construir en el Palacio Presidencial de Teodoro Obiang Nguema una Pirámide, presupuestada en 1.150.000, 00 euros.

Con los fondos del Estado, la familia del dictador adjudicó indiscriminadamente la obra, sin oferta pública, a una de las empresas donde son accionistas mayoritarios: SEGUIBAT. MERO-TSK sería la encargada de suministrar la estructura de acero con techo acristalado, mientras la compañía de los Obiang, la de montarla en la Presidencia. De esta manera, la sociedad ecuatoguineana transfirió a la caja de ahorros alemana Sparkasse Bamberg un 25% como garantía, para que el 75% fuera abonado una vez la empresa certificadora Bureau Veritas, con oficinas en Malabo, aprobase los planos diseñados por MERO-TSK, siendo el MEAB, el banco emisor en toda esta operativa.

MERO-TSK, en calidad de cliente de Sparkasse Bamberg, firmó una carta de garantía donde se establecía que si no se cumplía con SEGUIBAT en la entrega integral del proyecto de la Pirámide -concebido para Teodoro Obiang; Constancia Mangue y Teodoro Nguema Obiang-, el monto relativo a la garantía -287.500,00 euros- debía devolverse a SEGUIBAT.

Es así que, el 21 de enero de 2006, desde Beirut, el MEAB se comunica con la caja de ahorros para solicitar la devolución del dinero conceptuado como la garantía, perteneciente a la sociedad SEGUIBAT (entendida como cliente de este banco). De tal forma, ese dinero retorna a la compañía ecuatoguineana debido al incumplimiento en la fecha de entrega, un punto causal de que se activara el reembolso de tal monto. Dentro de este proceso, como anomalía a notar, se puede indicar como ya sabemos que SEGUIBAT y el MAEB poseen casi el mismo cuerpo directivo, es decir, la familia Hejeij, permitiéndoles esto eventualmente manipular cualquier aspecto en la relación banco – cliente.

Ninguna de las empresas donde la familia del dictador es accionista presentan un pliego de condiciones, es decir, requisitos para poder obtener contratos públicos. El procedimiento de adjudicación de esta clase de proyectos, por lo demás innecesarios, son realizados en forma arbitraria sin un concurso público entre las empresas.

SEGUIBAT, siendo una compañía guineana que recibe fondos públicos, debiera cumplir con informar al Parlamento de su estado financiero, como también del flujo de sus inversiones, por lo que se hace un llamamiento a las organizaciones y partidos políticos del país a levantar una campaña sólida y constante que exija a estas y otras empresas -comúnmente asociadas al Régimen-, argumentar en qué están inviertiendo el dinero de la nación, para que proyectos como éstos, totalmente carentes del sentido de comunidad y llevados a cabo únicamente con el fin del lujo y la vanidad, se vean frustrados no tan sólo por motivos técnicos, si no que por el respeto que la ciudadanía merece.

Sin duda hay muchos elementos más por descubrir relacionados a los vínculos de la Dictadura con Alemania y a la cercanía de Kassem Hejeij y su hijo, con Teodoro Obiang. Nuestro compromiso con ustedes ya está sellado y es así que tras esta entrega, el proceso de investigación continúa para
llegar a niveles más profundos de la verdad.


Descarga algunos de los documentos relacionados al dossier: Correspondencia del MEABCorrespondencia de SeguibatGarantía de pago del 25%Correspondencia de GhassanPrimera Página del ContratoPresupuesto de la Pirámide.

Las identidades de todas nuestras fuentes de DIARIO ROMBE están absolutamente protegidas, no hay forma de que sean reveladas. Seremos nosotros, Diario Rombe, quienes asumamos todo el peso de las situaciones que se generen y ya hemos estado antes en dificultades, sabemos lidiar con los problemas, cargar con la responsabilidad, como también mantener el silencio adecuado ante la presión. Email: [email protected] Telf:0034632844638 (signal, imo, telegram, etc).

5 Comments para: Los antecedentes y polémicos personajes que rodean a una de las más innecesarias inversiones del Régimen

  1. Ondo

    Abril 29th, 2017

    Buen trabajo muchachos,es una pena que los propios ciudadanos saquean su propio país.Carecemos de todo,Dios debe ayudar que un día esta gente sean procesados algún día.

    Responder
  2. Brutal

    Abril 28th, 2017

    Qué artículo más interesante he podido leer esta mañana. Magistral vuestro traabajo y lastima que la oposicion de nuestro pais sea incapaz de saber aprovechar estas noticias. C´mo se puede robar abiertamente a todo un pueblo y no ocurre nada.

    Responder
  3. Destitución

    Abril 27th, 2017

    Los obiang hay que expulsarles del poder mediante un determinante y poderoso golpe de estado. Es demasiado lo que esta puerca familia estan haciendo con nuestro pais. Demasiados ladrones son estos

    Responder
  4. Ladrones

    Abril 26th, 2017

    Una piramide para que? Pero estenhombre esta muy loco

    Responder
  5. Juanito

    Abril 26th, 2017

    Es impresionante el artículo de investigación que estoy leyendo en este gran periódico. Después de casi una semana sin leer noticias nuevas, Diario Rombe ha vuelto con una bateria pesada. Gracias chicos, todos los que queremos cambios en este país estamos satisfechos por vuestro trabajo. Un pequeño grupo de chavales hace un trabajo que debió hacer los profesionales en la materia.

    Siempre sospeché de esta empresa Seguibat, y tras leer este artículo me hago una pregunta: ¿Son hijos de la gran puta los Obiang?.

    Buen trabajo chicos. Ahora seguramente intentaran callaros con querellas. Habeís tocado a los más poderosos de la mafia y eso puede pasar factura.

    Responder

Leave a Reply

  • (no será publicado)