El colectivo Somos Parte del Mundo dio a conocer este jueves su demoledor informe contra la criminalización de la homosexualidad en Guinea Ecuatorial.  

Bajo el título “Homofobia del Estado”, el colectivo celebra la adhesión de su organización al Colectivo ILGA, una federación de asociaciones LGTBIQ+ dependientes de ECOSOC, Naciones Unidas.  Con este informe Somos Parte del Mundo busca denunciar la situación del colectivo LGTBIQ+ y las restricciones por parte del Estado.  

Desde su primera participación en el Examen Periódico Universal de las Naciones Unidas en 2009, recuerda el colectivo Somos Parte del Mundo “Guinea Ecuatorial recibió recomendaciones tendentes a proteger los derechos de la comunidad LGBTQ+”. Sin embargo, 11 años después, lamenta el colectivo LGBTQ+ “Guinea Ecuatorial no ha hecho avances relevantes en este campo”.  

El informe al que ha tenido acceso Diario Rombe, se divide en cuatro capítulos que muestran las diversas formas en las que las instituciones del régimen de Teodoro Obiang Nguema Mbasogo violan constantemente los derechos de las personas LGBTQ+.  

A través de ese informe el colectivo desgrana punto por punto cómo el gobierno ha dejado de encubrir sus políticas discriminatorias, y ha empezado a legislar de manera anticonstitucional contra la comunidad LGBTQ+. El informe hace especial énfasis al Decreto Nº 94/2019 que define a la homosexualidad como un peligro para la sociedad ecuatoguineana. Se exponen en los capítulos 2 y 3, diversos casos de criminalización y restricciones de las libertades sexuales y expresión de la comunidad LGBTQ+. El informe concluye con un capítulo desgarrador de cómo “la persecución del Estado da lugar a la explotación sexual de miembros del colectivo LGBTQ+”. 

Consejo de guerra a una soldado de la Fuerza Terrestre 

El colectivo manifestó en el informe su preocupación del aumento de los numerosos casos de persecución contra la comunidad LGTBQ+. El informe detalla cómo cuatro militares de las fuerzas terrestres torturaron a una soldado del mismo cuerpo militar por su orientación sexual.  

El 9 de septiembre de 2019, los medios de comunicación del régimen anunciaron el inicio de un juicio militar que se celebraba en la Sala del Cuartel Militar de Acacio Mañé Elá en Malabo, Guinea Ecuatorial.  

Según el Decreto Nº032 del Ministerio de Defensa Nacional, el juicio militar tenía como fin “ver y fallar diferentes causas militares”. Al menos 19 de esos casos, según resalta el informe del colectivo LGTBQ+ afectaba a una soldado de la fuerza terrestre del cuartel militar Bibanco. 

El Tribunal Militar juzgaba al comandante de las Fuerzas Terrestres, Elias Nkungu Nsue; al teniente Santos Edú Edú; al soldado Ruslán Carlos Mbá Mikue y al soldado Juan Bakale Ekom, por “abuso de autoridad y maltrato físico con resultados de lesiones graves” contra la soldadoTodos fueron juzgados por maltratos físicos y no así por las torturasElias Nkungu y Santos Edú fueron sentenciados respectivamente a penas mínimas y al pago de multas económicas que no superaban los 300.000 Fcfa. En cambio, los soldados Ruslán Carlos y Juan Bakale fueron absueltos sin cargos.  

La soldado víctima de las torturas y lesiones graves, fue juzgada por el Tribunal Militar por “practicar actos deshonestos con individuos del mismo sexo, delito tipificado en el código penal militar en vigor, heredado del franquismo, y que supuestamente atenta contra el honor militar aplicable a todos los géneros. La pena máxima son seis años y separación del servicio”.   

El informe denuncia el trato discriminatorio del que fue víctima la soldado durante el proceso judicial militar “el tribunal mostraba de manera clarividente que considera más grave, y por ende más punible un acto homosexual, que la agresión o la tortura de un agente del Estado”. El tribunal militar condenó a un año de cárcel de prisión y separación del cuerpo uniformado a la soldado por su orientación sexual.  

El teniente Santos Edú Edú, autor material de las torturas que sufrió la soldado 

El colectivo Somos Parte del Mundo denuncia al teniente Santos Edú Edú como principal autor del acoso sexual, hostigamiento y el ejercicio de la tortura brutal hacía la soldado condenada a 1 año de cárcel. En la actualidad, Santos Edú Edú, ejerce de instructor en la academia militar de Musola y su acto de honor más grande, “es la tortura a la soldado”. Así lo reconoce públicamente señala el informe haciendo especial mención a las opiniones de las reclutas homosexuales y heterosexuales “violencia sexual, tobillos rotos, fracturas, hemorragias, castigos físicos que producen hemorragias internas, etc.”.  

Las víctimas de los abusos físicos y sexuales del teniente explican en el informe que “se ha propuesto limpiar las fuerzas armadas de viciosas, pervertidas, y mujeres heterosexuales, principales causantes, a su juicio, de que las fuerzas armadas no funcionen como deberían porque no son espacios aptos para las mujeres”.   

Cuando el teniente Edú Edú castiga a las personas LGTBIQ+ y a las mujeres heterosexuales, lesbianas y homosexuales por alistarse a las fuerzas armadas les recomienda buscar a la soldado torturada, observar su cuerpo y aprender a respetarle porque “odio a las lesbianas, las mataré a todas”, sentencia.  

Sobre Somos Parte del Mundo  

Somos parte del Mundo se define como una asociación feminista y LGTBIQ+ en proceso de legalización desde junio de 2016. Fundada por Luis Mergal, ex funcionario de la embajada de España en Guinea Ecuatorial y autor del libro los blancos estáis locos.  

Constituido con el nombre Guinea Ecuatorial Diversa cuya sigla DIVERGE, trabaja “por un país tolerante con la diversidad y las minorías (de género y sexuales), y lucha por la igualdad real entre las personas“.   

Su objetivo principal consiste en promover el empoderamiento de las mujeres y la integración social de las personas lesbianas, gais, transexuales, bisexuales, intersexuales, pansexuales, andróginas, etc. 

La organización de Somos Parte del Mundo se basa en diferentes departamentos, una coordinación nacional y tres coordinaciones regionales (Región Continental, Región Insular, Isla de Annobón). 

“Nos regimos por el principio de la no discriminación, la igualdad y la integración social de las minorías sexuales en la sociedad guineana” señala Trifonia Melibea Obono Ntutumu en declaraciones a Diario Rombe.   

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)