Portada » magazine » ARTICULO DE OPINIÓN: LOS POLITICOS SIN EL PUEBLO

ARTICULO DE OPINIÓN: LOS POLITICOS SIN EL PUEBLO

ARTICULO DE OPINIÓN: LOS POLITICOS SIN EL PUEBLO

El político ha de trabajar a favor y en beneficio del pueblo; esto, en sociedades en las cuales la política es considerada como una actividad de grupo de personas, llámalos opositores políticos o políticos en turno al frente de la nación, con el objetivo de resolver y encontrar soluciones a los problemas que atañen a una determinada sociedad o comunidad. ¿Qué pasa cuando esto no ocurre? ¿Qué pasa cuando en un sistema  política no hay interés por parte de los líderes de resolver y encontrar soluciones de los problemas que afectan a la nación?

La política deja de serla cuando los actores políticos no tienen el  más mínimo interés de atender la demanda social, en donde los objetivos de los políticos es beneficiarse del sudor  del pueblo y de su riqueza en vez de resolver… Lo peor resulta cuando, siendo el pueblo robado, su integración como persona libre corre en peligro como es el caso que ocurre con muchas sociedades de África, concretamente, en Guinea Ecuatorial.

Cuando la clase política no tiene la voluntad de resolver y encontrar soluciones de los problemas que afectan a su nación. El ciudadano se siente abandonado, en muchas ocasiones se convierte en otra cosa en vez de mantener su condición como persona, todo esto por la carencia de los factores básicos en su entorno social como ser humano. En este caso, también la delincuencia suele resultar un factor normal, la delincuencia crece porque el ser humano necesita sobrevivir, este ser humano pierde la ética moral, lo justo ante la razón justa se convierte en lo injusto.

En esas sociedades donde el pueblo está al margen de las decisiones tomadas por la clase política suelen utilizar; los políticos,  herramientas por las cuales, el ciudadano resulta incapaz de identificarse, de conocer que por el mero hecho de ser persona está dotado de unos determinados derechos. El político utiliza herramientas como: la desvalorización escolar, la desvalorización cultural, el alcoholismo, la prostitución, las religiones.

Todas estas herramientas las encontramos en el sistema dictatorial y sanguinario del dictador Obiang Nguema Mbasogo, donde la educación no es valorada ni para nada. Donde un diputado parlamentario se presume estar en el parlamento antes que su ex compañero que obtenía mejores rendimientos académicos que él, tal y como es el caso de Angabhi Toure.

El alcoholismo y las religiones son herramientas más potentes para hipnotizar la mente humana, por esta razón, el dictador Obiang los utiliza para deshacerse de la personalidad del  hombre guineoecuatoriano. EN GUINEA ECUATORIAL, CON POCO DINERO, SE CONSIGUE EL ALCOHOL ANTES QUE LA COMIDA lo que quiere decir que el alcohol es más barato que la comida.

Me concreto más en la sociedad en la que me vio nacer- Guinea Ecuatorial-. En nuestro país Obiang el dictador y sus compañeros se han especializados en utilizar todas estas herramientas arriba mencionadas,  sin ningún mínimo interés de trabajar para el bien común;- el bien para nuestro pueblo-, el pueblo está perdido por sí mismo, abandonado, sin rumbo. Pido a la fuerza opositora- sin desvalorar el esfuerzo que hace día a día para conseguir objetivos viables para democratización del país- que busque cada vez más mecanismo para poder vencer al mal y hacer al mismo tiempo que el pueblo de Guinea Ecuatorial se involucre a la lucha. Nuestro pueblo no está involucrado a la lucha porque el dictador ha sabido utilizar sus herramientas. Si la oposición no busca mecanismo para recuperar y ayudar a ese pueblo perdido, se irá cada vez más perdiendo. Si la oposición trabaja igual al margen del pueblo tal y como lo está haciendo” Obiang dictador”, el trabajo resulta en vano porque el pueblo ha de ser la causa causante  de la lucha y si el pueblo  está fuera del juego, esto resulta casi imposible llegar a un buen cauce.

Luis Esono Eyoma Ona

Barcelona, 22 de enero de 2014

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido por derechos de autor