Portada » Entrevistas » Guillem Balboa Buika «la gran industria del petróleo beneficia a la familia de Obiang»

Guillem Balboa Buika «la gran industria del petróleo beneficia a la familia de Obiang»

Guillem Balboa Buika «la gran industria del petróleo beneficia a la familia de Obiang»

Por: Angeles Custodio

Guillem Balboa Buika (Malabo, 1965) llegó a Palma desde Guinea en 1969 ha realizado trabajos de Coordinación de vicerectorado de proyección universitaria, de prensa así como de comunicación. Se ha presentado para la alcaldía de Alaró, Palma de Mallorca, con el partido MÉS en las Elecciones de mayo de 2015…

Guillem Balboa Buika
Guillem Balboa Buika

Diario Rombe (en adelante DR): ¿Cómo definiría o nos presentaría Ud. a Guillem Balboa?

Guillerm Balboa Buika (en adelante GBB).- ¿A mí mismo? Yo me presentaría… como… soy hijo de la diáspora, hijo de la diáspora africana, y también hijo de la diáspora concretamente en mi caso Bubi, me gusta pensar eso, pienso de esta manera.

Nosotros somos consecuencia, en mi caso al menos, de un proceso muy concreto que es el proceso de colonización, de la historia colonial en África. Soy hijo de ese proceso.

DR.- ¿Cuándo nació ese interés suyo por la política?.

GBB.- Creo que lo he tenido siempre, desde muy pequeño, está vinculado a mi entorno familiar, vengo de una familia que por parte paterna siempre tuvo vinculación con la política. Los Balboa participaron en el proceso, en todo ese proceso convulso que hubo de la descolonización española, todo ese proceso posterior a la descolonización, la lucha por la autonomía… etc.

Mi familia por parte paterna estuvo vinculada, de hecho Armando Balboa,  tío mío, fue alcalde de Malabo, también lo estuvo Emilio Balboa también estuvo vinculado, la familia Balboa estuvo muy vinculada en el suceso ese, por parte paterna, y por familia criolla. Una familia muy vinculada a entornos políticos, luego el propio suceso de tener que emigrar de Guinea como consecuencia de la situación política es lo que hizo que fuésemos una familia muy politizada. O sea, para mí es algo natural, desde muy pequeño lo he vivido en casa.

DR.- ¿Qué propósitos se ha planteado para un futuro bien sea próximo así como ya hablando de un futuro un poco más lejano?.

GBB.- No, no, no, no me planteo propósitos ni a medio ni a largo, no, voy día a día, de hecho yo nunca había planeado dedicarme a la política como tal, es fruto de una inquietud personal, a mí me gusta vincularme en el ambiente en el que estoy, en el círculo en el que me muevo. Siempre me ha gustado. Son situaciones en las que me he ido encontrando y que me han traído hasta aquí, pero no hay una planificación previa.

DR.- Hablando de sus orígenes, Ud. nació en Malabo en 1965, procede como ya nos ha contado de familiares que han estado dentro de la política. ¿Podría hablarme sobre la experiencia o recuerdos que Ud. tiene de su país?.

GBB._ ¿Recuerdos?

DR.- Sí

GBB.- Bueno, recuerdos muchos, hay dos etapas… Como hijo de inmigrante una de las peculiaridades diría que uno de los problemas de los inmigrantes es que alimentan a sus hijos a base de nostalgia, una nostalgia que a veces no te pertenece pues es de tus padres pero te han alimentado con ella, entonces, recuerdos familiares…hay muchos, que me vienen de mis padres pero luego, posteriormente, yo los reforcé.

Yo volví a Guinea, no recuerdo el año, pero yo debía tener veintiuno o veintidós años cuando volví, por lo cuál la experiencia fue más vivida y más directa.

DR.- Pero…¿ Viviste una temporada o…?.

Guillem Balboa Buika
Guillem Balboa Buika

GBB.- No, yo volví con la intención de quedarme porque yo personalmente pasaba por un proceso de necesidad de reafirmación y aclarar qué coño era yo y… entonces esa experiencia era necesaria. Me sirvió para darme cuenta de muchas cosas y también para tener un conocimiento directo de la realidad del país. No he vuelto a renovar ese conocimiento porque no he vuelto a Guinea pero… bueno, muchos recuerdos, de hecho, desde el momento que tienes familia que te relacionas, que vienen, que van, el recuerdo es el contacto con el país es de alguna manera constante a pesar que no tengo mucha relación con el entorno, soy el raro de mi entorno familiar , vivo un poco apartado pero sí, tengo un conocimiento cercano.

DR.- ¿Cómo recuerda su infancia mientras estuvo allí?

GBB.- Yo vine con cuatro años, los recuerdos de mi infancia son flashes, vacaciones, fotos mentales, olores, sonidos… eso sí lo tengo. ¡Fíjate! Más vinculados a Rebola, yo soy rebolano, o sea más vinculados a Rebola que no a otra cosa. Son imágenes, flashes , sensaciones, más que un recuerdo claro .

DR.- Sí… prácticamente la impronta que se ha quedado

GBB.- ¡Exacto¡ y a veces, curiosamente cuando viene gente de Guinea y entras en contacto. ¡Mira! me pasó cuando volví con veintidós años, entrar en contacto con las frutas, con los alimentos y tal, me abría todo un marco mental que tenía en la cabeza, eso se nos mete dentro.

DR.- ¿A qué se debió su emigración a España?.

GBB.- ¿Por qué a España?

Bueno, a España lógico por ser el país colonizador era el contacto directo fuera de Guinea, la idea inicial era España. Pero por otro lado porque casualmente mi padre se encontraba en España y desde que mi padre se encontraba en España, él hacía estudios en España, peritaje industrial y estudió este tipo de cosas y…en ese proceso convulso… posterior a las elecciones que dieron la victoria a Macías. En esa época mi padre estaba en España y él creyó que era conveniente que saliésemos. Por eso, por eso España. Supongo que también por la familiaridad con el idioma y por una conexión diría política con España.

DR.- ¿Pero él vio conveniente salir…?

GBB.- Salir de Guinea por la situación política.

DR.- Me gustaría que se reflejase un poco cuál era la situación política de entonces.

GBB.- Mi padre había vivido todo el proceso… hubo un periodo de autonomía posterior al periodo de colonización, esto está en la década en la que se circunscriben la mayoría de independencias de países africanos, África vivía una explosión de reivindicaciones de independencia, de reivindicaciones de identidad, etc. Eso también llegó a Guinea. Había una reclamación de independizarse de España.

España suavizó la situación política dando un periodo de autonomía, a partir del periodo de autonomía, se suponía que debería venir la independencia, se estuvo trabajando el modelo de constitución o el modelo de independencia que España daría, la isla, yo soy de la isla, bubi, la isla reclamaba, los líderes políticos de la isla, una independencia por separado del continente y reclamaban también poder tener un proceso propio. Mi padre estuvo vinculado en todo ese proceso de reivindicación, de esa identificación como un proceso propio para Sta Isabel, Bioko… era evidente que si España no hacía eso, el periodo que venía posteriormente no era favorable para la isla. Cosa que efectivamente pasó y era evidente que si se llevaba un proceso de independencia unitaria, saldríamos, nos llevaríamos la peor parte. Sospechas y temores que se confirmaron con la victoria de Macías, probablemente el peor candidato que podría haber ganado las elecciones y como pudo verse posteriormente, después de la victoria de Macías vino una represión muy dura, particularmente para el pueblo Bubi, posteriormente para la mayoría del pueblo guineano incluso para el pueblo Fang y el resto, fue un desastre. Bueno, en medio de ese proceso  en un momento determinado mi padre estaba en España y consideró, sospechando la debacle de Guinea, consideró que era conveniente que saliésemos del país y en ese periodo de represión que se debatió posteriormente, murió mi tío,  Armando Balboa, fueron purgadas mucha gente que estuvo vinculada en el proceso de político anterior. Me duele a mí Guinea.

Siempre he pensado que Guinea como muchos países africanos, es un país artificial, creo que no se ha ponderado lo suficiente el efecto de la colonización, no se ha ponderado lo suficientemente el efecto posterior de la dictadura, no se ha ponderado suficientemente el efecto de la represión, no se ha ponderado lo suficiente el alargamiento de la dictadura con la llegada de Teodoro que ha sido una dictadura igual de brutal que la de su tío. Todo eso no se ha ponderado suficiente, la degradación de identidad, cultural, social del país, porque ha ido a menos claramente, yo creo que tenemos un país sin una clara base social, sin una clara estructura, sin orientación política, sin un proyecto en común, sin prácticamente nada, somos un país artificial, muy artificial, que se sostiene en base de una especie de… yo diría más que se parece a un decorado de película que se sostiene artificialmente por la gran industria del petróleo, que sobretodo beneficia al clan de la familia Obiang y compañía así como a las grandes compañías y potencias extranjeras que sacan de eso su provecho pero que para el conjunto del país no sirve absolutamente de nada. Es una vergüenza que Guinea siendo el tercero o cuarto país productor de petróleo del continente tenga las infraestructuras que tiene al alzar dentro de las infraestructuras básicas que tiene, tenga el sistema sanitario que tiene, tenga el sistema de educación que tiene… es todo penoso, pero es que además, yo diría que la base… no sé si realmente hay una reflexión hoy en día, porque yo vivo un poco ajeno al proceso, no sé si existe hoy en día una reflexión sobre… qué significa realmente ser guineano, qué significa realmente ser bubi, qué significa realmente ser fang o  ndowé en el contexto de un país, qué orientación se pretende, qué objetivos… no sé, se ha perdido realmente todo, no hay una reflexión clara de dónde venimos, ni siquiera dentro del país, no se ha estudiado lo suficiente o se tiene suficientemente asumido que supuso realmente el periodo colonial español, el periodo de descolonización, y como eso afectó a la identidad del país, a todo, no se ha estudiado evidentemente nada y… va pasando, la bola sigue y se va haciendo cada vez mayor … y creo que no nos lleva a ningún lado.

DR.- ¿Cómo vivió o fue la acogida en su infancia aquí en España?

GBB.- ¡Fíjate! Nosotros llegamos aquí en el año 1969 y Mallorca era… no puedes imaginar lo que era Mallorca en el 69. Hablamos de una isla pequeña en un país todavía bastante cerrado porque España en el año 69 era un país que a su vez había pasado, había vivido un proceso de dictadura muy grande como había sido la dictadura franquista, un país de mentalidad bastante ingenua, paternalista profundamente con todos los tics de la sociedad y mentalidad católica, conservadora, con una gran dosis de ingenuidad. Era una mezcla de todas esas cosas. Mallorca en particular era además una sociedad bastante cerrada en el sentido de que vivían bastante cerrados en sí mismos. Aterrizamos aquí en el 69 como un fenómeno, yo diría estrambótico y folclórico. Se vivía de esa manera. A nosotros nos acogieron bien, con esa mentalidad de caridad cristiana, una concepción muy paternalista, pero sí que había ciertos mecanismos o lazos de solidaridad que a nosotros nos sirvieron para poder enraizar, sí, nos sirvieron, a pesar de todo el rollo que representa la mentalidad pero sí nos sirvieron para poder enraizar, creo que el proceso que vive la inmigración de hoy en día es muy diferente, el país ha cambiado, la inmigración ha cambiado, evidentemente estamos hablando de un volumen cuando Franco muy diferente.

Guillem Balboa Buika
Guillem Balboa Buika

Cuando nosotros vinimos éramos realmente anecdóticos, éramos muy pocos los que llegábamos, con lo cual acogernos o encontrar acogida nos resultó realmente fácil. Ahora el proceso es mucho más complejo, y por otro lado, nos sorprendió a nosotros y nos sirvió, como hijos que éramos, sobretodo mis padres, hijos de la mentalidad colonial que es una mentalidad que lo que hace es crear niños pequeños grandes, es decir, la mentalidad de los guineanos que habían sido educados en la mentalidad colonial española, como cualquier otro nativo colonial es una mentalidad entre naif, ingenua, reduccionista, no sabría que decirte. Entonces, llegas aquí como engañado, con el cerebro bastante lavado, fruto de un sistema educativo que habíamos tenido en Guinea que nos había pintado una concepción del mundo absolutamente irreal y la sorpresa es darte cuenta de que la gente no entiende muy bien nuestro proceso, la mayoría mallorquines españoles tenía muy claro que realmente era Guinea y de que iba. Fue una sorpresa especialmente para mis padres el hecho de que en Guinea te educaban de manera que te sabías de memoria todos los ríos de España, montañas y tal mientras apenas sabías nada de tu propia realidad más inmediata. Llegar aquí y descubrir que tú sabías mucho más de España de lo que cualquier español tenía ni idea ni de qué representaba, fue una sorpresa muy grande. Además darse cuenta de lo colonizados que habían sido al llegar aquí, eso fue el proceso de desencanto y frustración que ellos pasaron posteriormente.

DR.- Y… ¿Qué hubiese ocurrido o qué sería ahora si Guillem Balboa siguiese en la actualidad viviendo en Guinea?.

GBB.- La verdad ¡No tengo ni idea! No sabría decirte, casi todo lo que soy, es fruto de las circunstancias que he vivido, entonces, no sé que sería de mí si hubiese vivido otras circunstancias.

DR.- ¿Cómo ve el futuro de Guinea Ecuatorial según la situación actual?.

GBB.- No lo veo, reconozco también que no lo sigo demasiado de cerca. No sé que procesos ocurren dentro del país. No sé si realmente hay fenómenos o grupos que pugnan por alguna otra cosa. Mi sensación externamente no es muy positiva. No, no lo veo. Creo que es un país claramente como he dicho artificial, creo que es un país que crece por la vía de intereses económicos fruto del petróleo pero que son intereses económicos fruto del petróleo que lo que hacen es convertir en artificial toda la dinámica social porque Guinea es un país que no produce nada, absolutamente nada, lo importa todo. Todos los negocios o iniciativas que se producen dentro del país no tienen como objetivo beneficiar el país, si no simplemente un beneficio particular, con el único fin de hacer la rapiña al propio país. Por lo que no le veo un futuro nada claro y es peor, es decir, cuando los ingresos del petróleo sufran un frenazo, que es algo que tarde o temprano pasará, Guinea no tiene un plan B, no se invierte en el futuro del país, tiene un crecimiento artificial, todo crece artificialmente, cuando tú haces un crecimiento artificial que no viene de la base sino que es un crecimiento construido de arriba sólo con el interés de beneficiar a unos cuantos, eso, no tiene ningún futuro, es decir, tarde o temprano llega un colapso, mucho me temo que el colapso puede ser muy gordo. No entiendo el futuro del país desde el punto de vista medioambiental, ni desde otro punto, no sé que bases se están construyendo, para que el país sea autónomo, auto sostenible y que tenga futuro. Desde luego a mí no me parece que exista. Se inventan aeropuertos mega grandes y muy bonitos, pero no tienen una base ni un sentido real de fundamentos, se inventan una nueva capital en el continente simplemente por gusto de no sé qué y cuántos pero eso no tiene ninguna base real. Se están haciendo como macro políticas que será imposible mantener y sostener que son como cascarones vacíos y que luego costará muchísimo sostener, es imposible sostener eso. No veo que haya un futuro porque no existe un interés político para empezar, ni una reflexión profunda sobre qué quieren y hacia dónde va más allá de la rapiña. Me parece, a lo mejor me equivoco, que muchos de los grupos que pugnan por un cambio político, la única intención real es un cambio político para sustituir ellos a los que roban y entrar a robar ellos. Es un gran despropósito y es preocupante, a lo mejor existe soterradamente alguna base que lo intenta, yo no la conozco pero ojalá sea así pero soy muy pesimista respecto a la situación. Me gustaría creer en las generaciones jóvenes , no sé si realmente existen, veo mucha imitación de modelos externos como único fin de hacer una adoración de lo material: el dinero, los coches, la apariencia, veo poca base, veo poco trabajo sobre los valores, ¿Qué valores debe tener Guinea como sociedad? Es decir, viniendo de donde venimos,  siendo una sociedad africana, siendo una sociedad bubi, después del proceso pasado, ¿Dónde estamos? No existe esa reflexión, ni sobre qué valores se debería estar trabajando, ni sobre qué modelo para el país , ni sobre qué modelo de industria… es una locura pensar que sólo vamos a vivir del petróleo. Estas reflexiones no sé si existen, yo no las conozco. Me parece muy triste.

DR: Muchas gracias por tu gran aportación, por tu tiempo y sobretodo por compartir tu experiencia con  todos nosotros. Un placer haberte conocido

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido por derechos de autor