Las nuevas generaciones se quejan constantemente de la nula actividad de los máximos responsables de la justicia en Guinea Ecuatorial. Martín Ndong Nsue y Salvador Ondo Ncumu alias Mocache, presidentes de la Corte Suprema de Justicia y del Tribunal Constitucional, respectivamente, son dos obstáculos pilares para la buena administración de la justicia en Guinea Ecuatorial.

Se observa constantemente que los dos hombres del Régimen dictatorial velan más por sus intereses económicos que por la justicia a que están llamados a desempeñar, y con ello propician que los justiciables acudan a la Comisión de Quejas y Peticiones de la Cámara de Diputados que por cierto el Defensor del Pueblo sigue de vacaciones…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido por derechos de autor