Portada » magazine » Prohibido circular: “Los que no tienen coches personales, ¡que se jodan!”

Prohibido circular: “Los que no tienen coches personales, ¡que se jodan!”

Prohibido circular: “Los que no tienen coches personales, ¡que se jodan!”

El pueblo se imagina que quien ordenó hacer esta circular se dijo a sí mismo “Los taxis ya no circularán después de las 12 de la noche, y los que no tienen coches personales, ¡que se jodan!”ha sido la opinión de un usuario de Facebook.

 En silencio, como por todo lo que viene de “arriba”, se quejan los afectados por la nueva “ocurrencia gubernativa” que prohíbe a los taxistas, circular con sus taxis a partir de las 12 de la noche, y Diario Rombe, como siempre, quiere ser la voz alta de los que sufren en voz baja.

El primero en hablar con nosotros, ha sido un taxista, dice que se llama Ambrosio y lamenta que “Aplicar la ley del barrido general, caiga quien caiga, es el método más común que tienen de solucionar los problemas las autoridades de nuestra amada Guinea”, y cuando le pedimos ser más concreto, sentenció, “ En este caso, los justos mueren por los pecadores”, arrancó su taxi y nos dejó, para que le diéramos vueltas a sus frases, supongo que con esto último, insinuaba que, los taxistas que nunca han robado, morirían por los que suelen robar, o algo así.

Otro, que no quiso decir cómo se llama, ha señalado que “en Guinea cualquier persona que tiene un coche pequeño hace taxi, sin reunir las condiciones exigidas legalmente, tales como el pintado adecuado, el papeleo, etc”.  A raíz de esto, ha preguntado “¿quién nos asegura que aquellos que perpetran estos robos son verdaderos taxistas?”… está más que claro, que esta pregunta iba dirigida a los de “arriba”.

Coincidiendo en un taxi con un agente de tráfico, un cliente y el taxista han comentado el caso, y al preguntar al agente presente sobre el tema, ha dicho “yo no sé nada, sólo haremos lo que nos ordenen”… ¿es cierto esto?, bueno, posiblemente sí.

Y aunque no hemos podido tener acceso al que ha escrito y firmado la circular,  seguro que si le preguntásemos nos diría que “vela por la seguridad de los ciudadanos”, y si le preguntásemos ¿cómo va a velar por la seguridad de los ciudadanos, perjudicando a otros?, nos respondería que “son órdenes de la superioridad”, y si le volviésemos a preguntásemos ¿qué superioridad?, entonces ya nos evadiría alegando que “ya estamos  haciendo política, que ya somos opositores, y que ya traemos otras ideas”

Hablando con un ciudadano que trabaja de noche, nos ha dicho que se llama Pablo, y lamenta: “no tengo coche propio y mi empresa no nos pone transporte, hay días que entro al trabajo a  la una de la madrugada, y hay días en los que salgo a las 12 de la noche (…) no sé que voy a hacer cuando este circular entre en vigor”. Y como es un caso que afecta a todos las partes de la sociedad, sobre todo a los que menos dinero tienen, hemos hablado también con Laura, una ama de casa de clase media, también ha lamentado,  “no sé qué vamos a hacer nosotros que no tenemos coches, si alguien de nuestra casa se pone enferma o se pone de parto a estas horas, (…), pero en fin, ellos mandan”.

20140313_171951

Una socióloga, y profesora de la UNGE, comentando el tema en voz baja, intervino diciendo que, “al no ser capaces de controlar todos a todos los taxis, deberían dejar un determinado número de taxis, bien controlados, por rutas, a fin de no dejar a la población así, pero como ellos tienen coches, no les importa”, y sentenció acudiendo a un refrán, por cierto muy acertada,  “quien nunca ha pasado hambre, no puede saber que existe el hambre”.

Frente a todas estas declaraciones sociales, hay una gran realidad, que es el descontento que hay en la ciudadanía, están molestos, pero no tienen cómo hacerlo llegar a los de “arriba”, porque se les tildará de opositores y huelguistas.   

Continuaremos informando…

Email. [email protected] ; [email protected]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido por derechos de autor