El hombre fallecido ayer en Fuenlabrada (Madrid) tras recibir al menos seis disparos, había sido detenido cuatro días antes por presuntos malos tratos físicos en el ámbito familiar, según han señalado fuentes policiales.

Según la Policía, el fallecido contaba con varios antecedentes policiales, además de dos reclamaciones del juzgado de instrucción número 3 de Fuenlabrada que datan de 2006.

Entre las detenciones figura una en 2005 por hurto en Fuenlabrada, otra al año siguiente por tenencia de armas en esa misma localidad y otra también en 2006 en Alcorcón por riña tumultuaria.

En Alcorcón fue de nuevo detenido ese año por resistencia y desobediencia a la autoridad y en 2012 por un robo con violencia e intimidación. La última reseña policial corresponde a tan solo hace cinco días, el 16 de este mes, por malos tratos físicos en el ámbito familiar.

El suceso tuvo lugar en la tarde de ayer a la altura del número 1 de la calle Rosa de Luxemburgo, en el barrio de Loranca de Fuenlabrada, cuando Manuel F.M., madrileño de 26 años y de raza negra, recibió seis tiros que le causaron la muerte.

Llamado a la calma

Por su parte, el alcalde en funciones del Ayuntamiento de Fuenlabrada, Isidoro Ortega, ha señalado este miércoles que los dos asesinatos que se han producido en el municipio en la última semana han sido “casos aislados” y ha asegurado que se trata de una ciudad “muy segura”.

El concejal de Educación fuenlabreño, ahora mismo alcalde en funciones en ausencia de Manuel Robles, ha manifestado que se ha tratado de dos sucesos “muy desafortunados” y que “no deberían producirse”, pero ha querido recalcar que “se salen de la norma” del habitual devenir en la ciudad.

Isidoro Ortega ha destacado que habitualmente el municipio fuenlabreño es “muy tranquilo” y ha remitido a los datos de la tasa de criminalidad de la ciudad, ya que ha aseverado que “Fuenlabrada tiene uno de los índices de delincuencia más bajos de la zona sur de Madrid”.

Fuente: elmundo.es

Dejar un comentario

  • (not be published)