Portada » #MbegaObiangLima » La lucha por la sucesión en Malabo: El apocalipsis que se avecina

La lucha por la sucesión en Malabo: El apocalipsis que se avecina

La lucha por la sucesión en Malabo: El apocalipsis que se avecina

La lucha por la sucesión en Malabo: El apocalipsis que se avecinaPor: Sade Sirhan

Menos conocido que su hermanastro fuera de las fronteras de Guinea Ecuatorial, Gabriel Obiang Lima es el hermano menor con mucha más ambición, muchas relaciones importantes y una estrategia preocupante y catastrófica para el pueblo de Guinea Ecuatorial. Quiere el poder a cualquier precio, cuando el palacio presidencial de Malabo esté disponible.

«Más inteligente que mi padre @PresidenteObiang. Encargado del Ministerio de Minas, de la Industria y de la Energía. Más rico que mí hermano play-boy con su guante de MJ (Michael Jackson). ¿Tengo que decir más? (Parodia)»

Este es el perfil de Twitter de Gabriel Obiang Lima – https://twitter.com/gabiobiang?lang=en– quien detrás de este humor picante y despreciable, le cuesta esconder sus ambiciones de poder sin límites y el odio profundo que tiene contra de su hermanastro Teodoro Nguema Obiang. Esta rivalidad implacable entre los dos hermanos obliga a todos los actores de la vida política de Guinea Ecuatorial y del PDGE posicionarse a favor de uno o de ninguno de los hijos de Teodoro Obiang Nguema.

A sus 42 años, Gabriel Obiang Lima, Presidente de la poderosa Organización de Jóvenes del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial, en anagrama -OJA-, eterno Ministro de Minas y de Energía, pretende ser el más potente, ya que su ministerio sigue y seguirá siendo la columna vertebral de la economía del micro estado de menos de 1 millones de habitantes. En esta guerra de sucesión dinástica, Teodoro Nguema Obiang Mangue de 48 años, parece ser el sucesor designado desde que le nombraron Vicepresidente de la República, Encargado de la Defensa y Seguridad de Estado en junio de 2016. Desde su camarín de árbitro, el patriarca y Presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, que reina desde décadas sin compartir el poder, alimenta el suspense a sus 75 años y no demuestra ninguna intención de jubilarse.

Toda la comunidad nacional e internacional está al corriente de las locuras y las derivas lujosas de Teodoro Nguema Obiang: los coches de lujo confiscados en Francia y Suiza, y los procesos judiciales en Suiza, Estados Unidos y Francia. Entre ellos, los más recientes, es el caso del Proceso de los Bienes Mal Adquiridos, cuya sentencia se conocerá el próximo 27 de octubre de 2017, las sentencias pronunciadas por un tribunal de Los Ángeles por los tratos infringidos a sus empleados de su vivienda de Malibú, y  el acuerdo amistoso negociado en 2014 con la justicia americana. Sin embargo, lo que muchos desconocen, salvo los malagueños, son los escándalos financieros y la acumulación excesiva de riquezas de su principal adversario, Gabriel Obiang Lima.

El informador, el prevaricador poco conocido

Es bien sabido en Malabo que el círculo de la Asociación Hijos de Obiang que dirige Teodoro Nguema Obiang Mangue, acusa a Gabriel Mbega Obiang Lima de haber proporcionado información a las ONG, a las asociaciones de la sociedad civil contra la corrupción y a la justicia, para llevar a cabo el proceso tanto en Francia, Estados Unidos así como en Suiza para debilitar las pretensiones de su hermanastro para suceder al padre que tienen en común. Es sabido igualmente que Gabriel se alegraría de la limitación y prohibición de Teodorin de viajar a la mayoría de los países de Europa y a Estados Unidos. Por ejemplo, Gabriel Mbega Obiang Lima festejó la prohibición que Teodoro Obiang Nguema impuso a Teodoro Nguema Obiang Mangue de no acudir a la fiesta más popular de Alemania “Oktoberfest”.

Gabriel Obiang Lima se encuentra en un escándalo rocambolesco que ocurrió en el puerto de Malabo. Los hechos fueron publicados en los diferentes medios de comunicación de Guinea Ecuatorial: dos contenedores de 40 pies llenos de dinero fueron interceptados en el puerto de Malabo por los servicios de seguridad de su hermano, con destino a Sao Tome y Príncipe, el país de su madre, Cristina Lima. 

En este asunto (se habla de millones de dólares), le ayudó José Eneme Obama, alias Chele, administrador de aduanas –casado con una hermana de Cristina Lima-, quien manda en el puerto desde hace 30 años y también le prestó ayuda uno de los hombres más ricos del país, el polígamo, Juan Olo Mba Nseng, ex Ministro de Minas y actual Viceministro de Justicia e Instituciones Penitenciarias, casado igualmente con la hermana de Cristina Lima.

« Gabi » no es nada famoso y así lo indica su insignificante número de seguidores en Twitter (27 Tweets y 84 abonados en total). Perdió todas sus batallas electorales pero sigue siendo presumido, calculador, rencoroso, aunque en las próximas elecciones Legislativas, Senatoriales y Municipales previstas en Noviembre de 2017, Gabriel Mbega Obiang Lima se presenta con el lema “Vota al hermano militante Gabriel Mbega Obiang Lima, por la inversión en nuestros ciudadanos y el desarrollo de las comunidades”.

Gabriel Obiang Lima llegó a tomar las riendas del Ministerio de Minas, de la Industria y de la Energía, organizando la destitución y la eliminación política de todos los responsables y ejecutivos superiores que se interpusieron y le hacían sombra. Con un poder comparado al de su padre, es el único responsable de los contratos de extracción y de venta de medio millón de barriles de petróleo al día (datos extra-oficiales) y de todo el conglomerado del negocio de venta de gas LNG (trillones de metros cúbicos), lo que significa que la economía de Guinea Ecuatorial está en manos de la familia Lima. Ninguno de sus antecesores, entre ellos Marcelino Owono Edu, Atanasio Ela Ntugu, han tenido semejante poder. El petróleo es la primera actividad económica del país y produce los ingresos presupuestarios más importantes. Pero a pesar de los años que el padre, Teodoro Obiang Nguema lleva en el poder, parece no conoce la realidad del sector.

Discreto, pero muy rico. Más rico que su hermano « Rock Star »

La Agencia privada de Consejo, Gestión y Auditoría londinense ARP Regulatory Consulting, LTD, que aconsejó al Ministerio de Minas en las negociaciones con las compañías petrolíferas desde el descubrimiento de las primeras gotas de petróleo en 1995, canceló el contrato debido a las malversaciones masivas de los que ahora forman el Ministerio de Minas e Hidrocarburos.

Motivado por la creciente influencia de Gabriel Mbega Obiang, el Vicepresidente Teodoro Nguema Obiang, nombró a un Viceministro de Energía para espiar a Gabriel e informarle sobre  sus maniobras y de lo que sucede en el ministerio. Pero el que se encarga de informar, Agapito Edu, es un potencial incompetente que no sabe diferenciar entre lo legal e ilegal, no tiene ninguna influencia, le ocultan y le transmiten falsa información, y es tan corrupto como sus jefes: enviado a Moscú para preparar la visita del Vicepresidente Teodoro Nguema Obiang a Rusia, Agapito Edu pidió a la compañía Nacional de Gas Ruso, GAZPROM, la suma de 500.000 dólares americanos, prometiéndole a ésta ayudarles a facilitar su entrada en Guinea Ecuatorial; ya lo intentaron una que otra vez, con una de sus filiales pero siempre fueron estafados.

Se estima que, la fortuna personal de Gabriel Mbega Obiang superaría los más de 500 millones de dólares americanos, lo que le convierte en el segundo hombre más rico de Guinea Ecuatorial, después de Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, dinero que habría puesto en diferentes bancos, por ejemplo, en Cabo Verde, España, Estados Unidos, Ghana y Portugal, aparte de ser accionistas de diversas carteras de valores (caso Riggs Bank) y financiar algunos que otros equipos de futbol de primera división en Europa; y tiene invertido masivamente en el sector Inmobiliario en muchos paises. Las compañías petrolíferas que operan en Guinea Ecuatorial ingresan 40 millones de dólares para financiar los proyectos sociales. Así, el magnate del petróleo de Guinea Ecuatorial, Gabriel Mbega Obiang, controla totalmente estos fondos y es libre de disponer de ellos como le dé la gana, sin que Teodoro Nguema Obiang ni su padre le pidan explicaciones, pues ninguno tiene el valor de enfrentarse al dueño y señor del Petróleo guineano.

Una carrera impresionante; una visión peligrosa para Guinea Ecuatorial.

A lo largo de su carrera administrativa, ha sido Consejero, Secretario de Estado, Viceministro, para luego final convertirse en el todo poderoso Ministro de Minas. Obiang Lima no piensa detenerse en su camino hacia sus objetivos marcados, y se imagina ahora como el único sucesor de su padre a la Presidencia de la República. Su objetivo real es el palacio presidencial de Malabo.

En su lucha clandestina por la sucesión, cuenta con el apoyo interesado de los americanos, los franceses y los ghaneses; se hizo amigo de estas potencias por medio de los contratos firmados en el sector petrolífero. Pero también cuenta con el apoyo de poderosos políticos como Damian Ondo Mane Nchama, un importante ex Tesorero del Banco de los Estados de África Central (BEAC), el Ministro de Asuntos Exteriores, Agapito Mba Mokuy, el Viceministro de Justicia, Juan Olo Mba Nseng, el Administrador de Aduanas de Malabo, Jose Eneme Obama y el Ministro de Economía, Planificación e Inversión Pública, Eucario Bakale Angüe Oyana. También cuenta con el apoyo de Valentin Ela Maye, Viceministro de Economía, Planificación e Inversiones, Fidel Marcos Mane Ncogo, Lucas Nguema Mbulito, Vicente Abeso Mibuy y Evangelina Filomena Ebule, Ministra de Justicia, Culto e Instituciones Penitenciarias, además del soporte de los jóvenes ejecutivos como Francisca Obiang Jiménez, Vicepresidenta de Geproyectos, Jose Luis Elema y Alfredo Olo, entre otros.

En esta panoplia, un personaje excéntrico juega el papel de abogado, de Consejero personal y estratégico y sobre todo de cargador de «maletas de billetes», que se trataría de Njock Eyong Ayuck, o NJ Ayuk (extranjero con varias nacionalidades falsas). Esta lista es reforzada por las relaciones familiares en las que se sumarían los hermanos de Gabriel Mbega Obiang Lima, que ocupan puestos estratégicos en la Administración y en la cúspide su madre, Cristina Lima, que sería la reina del tablero que dirige todos los movimientos que Gabriel Mbega Obiang mueve en el seno del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), desde la sombra, cuyo objetivo es: 2018.

La lucha por la sucesión en Malabo: El apocalipsis que se avecina

Lo más preocupante, es que Gabriel Mbega Obiang está creando una fuerza paramilitar con la ayuda de uno de sus tíos más poderosos, conocido en Malabo bajo el nombre de Sr. Lima, la cual se compone de la milicia formada por antiguos legionarios portugueses, Ghaneses y en colaboración de algunos guineoecuatorianos que es adiestrada con el fin de poder estar listos en caso de un enfrentamiento armado contra las fuerzas armadas del Vicepresidente de la República Encargado de la Defensa y Seguridad del Estado, Teodoro Nguema Obiang.

En Malabo, la sabiduría común de los dirigentes del PDGE exigiría que Teodoro Nguema Obiang  fuera el heredero elegido por su padre para sucederle en el palacio, pero Gabriel Obiang Lima está más que convencido de que sus años de estudio en Estados Unidos y sus relaciones profesionales internacionales le favorecen frente a la ignorancia y brutalidad de su hermanastro, que no logra convencer a las potencias occidentales con intereses en Guinea Ecuatorial, mientras que éstas optan por   ayudar a sacar a Nguema Obiang del camino.

En este drama político familiar entre hermanastros, los ecuatoguineanos y los políticos no tienen otra opción que elegir entre las extravagancias de un play-boy internacional despreocupado y un megalómano peligroso que piensa utilizar todos los medios necesarios para alcanzar su meta: la Presidencia de la República, o en su defecto, tomar las calles.

El pueblo de Guinea Ecuatorial ha sufrido bastante durante décadas, como para conocer una nueva sanguinaria confrontación, en este caso, entre los hijos de Teodoro Obiang, por lo que lo más sano y sensato para nuestra nación sería que Obiang, en su calidad de Presidente, aparte a los dos hermanos de la carrera de sucesión, evitando así un conflicto bélico que puede terminar con consecuencias inesperadas para cada una de las partes y para el país en su integridad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido por derechos de autor