Hoy desde mi lugar de meditación y donde me invaden todos los recuerdos del dolor que nos genera el haber nacido en una dictadura, me atrevo a pulsar el botón virtual de la papelera de reciclaje de mi forro interno para recomponer ciertos hechos que sin querer descansan en la UVI de mi interior.

Soy el joven rombista del artículo del otro día, ¿Cuándo fue?, pues no logro recordarlo, pero lo importante es que vengo hoy a compartir con ustedes mis locuras y mis trances. Jamás pensé que el simple hecho de nacer en una dictadura nos produciría unos colocones y subidones tan impactantes como los que se viven en la actualidad en la Guinea Ecuatorial de la SANTISIMA TRINIDAD (Obiang padre, Constancia madre y Tontorín hijo).

Tengo la curiosa idea de ir grabando los vídeos de los discursos tan alocados llenos de incongruencias que sueltan en público los lideres ilustrados de nuestro país, el fin es hacer ver a mis hijos el tipo de presidente que ha tenido su padre, y hacerles entender por qué mis hijos y yo vivimos como vivimos en la actualidad. Por otra parte quiero alentar a los jóvenes de Guinea Ecuatorial que el fin de Obiang se aproxima, pero que sean inteligentes en no volver a votarle a ningún miembro de su familia, razones tengo y claras por las que les ruego que no hagan vivir a vuestros hijos otra dictadura que tenga que durar otras generaciones.no-voto

Los motivos por los que digo esto se centra en la siguiente historia que se asemeja a una fábula. Yo soy un ser humano nacido en la década de los 80, me llaman joven pero desde que se me cambió la voz tengo la cara de un viejo, la salud de un mendigo, mi vivienda en Malabo tiene unas dimensiones, no se si vale la pena poner la superficie en metros cuadrados, pero me atreveré en ponerlo, la superficie de mi vivienda es como mucha de unos 40 metros cuadrados, una casa que por dignidad no llamaría casa, hoy en día mi esposa e hijas no disponemos de un lugar donde podamos hacer huso de nuestra intimidad, antes de poder envolver la casa de tablas, la casa ya había sufrido más de dos incendios, donde por suerte no se murió nadie.

Cuando nos enfermamos, nos dirigimos al Hospital de Malabo, repito de Malabo, no la confundan con el La Paz, allí en el Hospital Regional nos obligan a tener custodiado y llevar el seguimiento de nuestro propio historial médico, debido a que los historiales médicos se redactan en cuadernos que más tarde nos llevamos a casa, como se pierda tal cuaderno no se sabrá más nada de lo que tuviste.

Hubo una vez se me enfermó la hija mayor, nos ingresaron en dicho hospital, a la hora de querer administrar el oxígeno a mi hija, justo en este momento se fue la luz, pues yo impotente llegué y abracé a mi hija, viéndola la cara se notaba miedo, miedo a morir, y yo solo me limitaba a cantarla y decirla que yo siempre estaría allí con ella, cogí a la niña de 7 años de vida la puse sobre mi pecho y comencé a darla calor, hasta que amaneció y viendo a la hija veía cada vez más que se me marchaba.

Mientras la niña está muriendo entre mis brazos, ya estoy pensando en donde sacar dinero para la santa sepultura, como pagar la estancia asesina en dicho antro, porque solo lleve a mi hija allí para acelerar su muerte. Al amanecer llegó la luz pero mi hija ya estaba muerta, me la llevé sin fuerzas y la dimos una santa sepultura. Tras unos día se me quema la vivienda otra vez en el barrio campo Yaundé, y en esta ocasión pierdo todo cuanto tenía en casa.

Mi sueldo de funcionario no alcanza para tantos gastos, percibo unos 150,000 francos, lo que equivaldría unos 230 euros. Tras la sucesiva desgracia sufrida mi esposa y yo decidimos comprarnos un terreno para construir una casita decente para que nuestros hijos crezcan en un ambiente saludable, formalizamos todos los trámites burocráticos y por último realizamos la compra del terreno. Mas tardes nos comunican que no podemos construir allí por órdenes de los órganos superiores del estado, porque en dicho lugar se deben construir viviendas sociales, paramos las obras de construcción, solicitamos nuestro dinero y nos dieron parte de lo pagado quedando sin cobrar lo otro, solicitamos una de estas viviendas para poder vivir en ella y nos dicen que debemos disponer de unos millones como fondo de entrada.

Con mi salario de funcionario, y los 100 000 francos que cobra mi mujer junto hacen 250 000 francos que es lo que cuesta una vivienda medianamente digna en Guinea Ecuatorial, ¿Cómo pagamos la escolarización de los otros dos hijos que me quedan? Pues imposible, nuestros recursos no alcanzan para ello, y de lo que se llaman viviendas sociales, pensaba que eran viviendas que se asignaba a una sociedad de personas vulnerables que no disponen de recursos suficientes para disponer de un alquiler o de una vivienda propia, pero me equivoque.

Tras las subidas y bajadas hemos decidido alquilar la casa a una señora que en estos momentos no vive en el país, y aun con todo esto no llegamos el final del mes con los recursos. ¿Es esta la Guinea que quieren para sus hijos?, ¿les hace mucha alegría tener que exponer la salud de tu hija ante unos matasanos llamados médicos?, ¿quieren seguir pidiendo de rodillas a los pudientes para que te evacuen a ti o a tu hija al exterior?, ¿Estas segura que tu muerto sigue en el cementerio municipal de Malabo?, fui a ver la tumba de mi hija hace unos días y no encontré nada, ¿les duele esto?, ¿sabéis cuantos enfermos de catalepsia se ha enterado vivo en dicho cementerio?, ¿Cuántas personas sudorosas aparentemente muertas no se ha enterado sin investigar el motivo de dicha sudoración?, ¿te gustaría que tu hijo no disponga de una formación de calidad? ¿Te gustaría que tu hija sea violada por un ministro o pudiente enfermo de VIH o HEPATITIS?, ¿Tus hijos disponen de un seguimiento de vacunas básicas para evitar enfermedades tan simples como la Hepatitis?, ¿Por qué lo público no puede tener calidad si apenas llegamos los un millón de habitantes?.

No puedo seguir haciéndoles más cuestiones, mi generación ya está perdida, pero si consideran que votando al PDGE será bueno para el futuro de tus hijos pues adelante y vota, si amas a tus hijos, no votes al PDGE ni a ningún que otro partido que no os presente un proyecto con garantías, votamos hace años una constitución sin saber lo que se votaba y para sorpresas nos plantaron a un vicepresidente inconstitucional, ¿os gusta el dolor y el engaño?, no se dejen engañar, porque tras años de dictadura seguimos ensayando, lo público pasó a ser familiar y lo familiar robado. Espero que la breve historia contada les llegue en el fondo del corazón, estoy muy seguros que os resultará muy familiar todo lo que pasa en dicho país, gracias hasta pronto, saludos desde Guinea Ecuatorial

Un rombista loco

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

8 Comentarios to: MOTIVOS PARA NO VOTAR A NINGÚN PARTIDO POLÍTICO NACIONAL

  1. noviembre 10, 2015

    el presidente de la republica me insulto en publico por exigirme los presupuestos del congreso, lo trago por que sigue siendo presidente y no quiero este cargo mas prefiero que me encarcele

    Responder
  2. septiembre 25, 2015

    que tristeza.

    Mirar, aun votando o no, el PDG seguira ganando y creo que esta vez sera el 100%
    Pregunten al eterno Ministro del Interio Y corporaciones Locales.
    Intercambian las urnas vacias.

    Responder
  3. Sir Lucky Dube

    septiembre 24, 2015

    “Cuando un hombre bueno sufre, todo hombre que se considere bueno debe sufrir con él” -Eurípides-

    Que hayas tenido el valor de contar tragedias tan personales es algo que te honra. Tu determinación de no votar a ese régimen te honra todavía más. Mi consejo, encuentra una forma (la que sea, por pequeña que parezca) de combatir a ésta dictadura, creo que es la mejor forma de honrar la memoria de tu hija y de proveer el mejor futuro posible para tus otros hijos.

    Te animo a seguir luchando, y sobretodo a seguir creyendo.

    Un Abrazo, de un hermano.

    ¡One Love!

    Responder
  4. Impotencia

    septiembre 24, 2015

    Con los treinta y cuatro años que tengo no sé lo que es votar, algún dia lo haré? Lo mas seguro es que sí.Mi familia y yo tenemos la esperanza de poder hacerlo delante de los observadores internacionales.
    De momento nunca participaremos en este baile de monos.

    Responder
  5. Domingo Nve

    septiembre 24, 2015

    impresionante

    Responder
  6. OVIP

    septiembre 24, 2015

    BUEN ANALISIS SEÑOR ROMBISTA Y LAS PALABRAS MAS QUE SENTIMIENTOS NO SON PALABRAS DE UN LOCO ES LA REALIDAD PENSE QUE ERA ALGO DE ANTAÑO AL VER QUE LO PLANTEAS HOY DECIRLE QUE HOJALA SI NOS CONOCIERAMOS TE CONTARIA MI EXPERIENCIA MI ULTIMA PAPELETA DE VOTO FUE EN 1992 ES DECIR ULTIME DE VOTAR EN ESTE AÑO CUANDO AQUEL ENTONCES SIENDO ESTUDIANTE EN EL INSTITUTO PLITECNICO DE BATA UN INERGUMENO DIRECTOS PRESIDENTE DE LA MESA ABRIO MI SOBRE PARA MIRAR A QUIEN YO HABIA VOTADO EN LA GUINEA DE HOY NO VEO A QUIEN VOTAR YO RUEGO A LA JUVENTUD QUE NADIE SALGA EN SU CASA PARA VOTAR NI AL PDGE NI A CUALQUIER TRAIDO QUE SE ENCUENTRA EN EL PAIS NUESTRO DESTINO Y EL DE NUESTROS HIJOS DESCANSA EN NUESTRAS MANOS

    Responder
  7. El paisano de Obiang

    septiembre 24, 2015

    Es alarmante. Tan alarmante que me saltan lágrimas al leer este mensaje. Sea fuerte hijo y no te desanimes, todos anhelamos un cambio que no vendrá forzosamente de los partidos políticos – por que en 1979 no fué lo de un partido político-el Dios vivo que rezamos no olvida a sus hijos.

    Responder
  8. amigo

    septiembre 24, 2015

    esta realidad es impactante pero es la pura verdad

    Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)