La defensa del matrimonio ruso acusado de blanquear dinero del petróleo de Guinea Ecuatorial, pide rebajar la fianza judicial a 4 millones de euros para salir de la prisión de Juan Grande. Teodoro Obiang, presidente de Guinea Ecuatorial, recluta como cónsul a una familiar directa para que vigile el ‘caso Kokorev’ en Las Palmas de Gran Canaria. La diplomática Emerenciana Obiang acaba de ser nombrada cónsul en Las Palmas de Gran Canaria, según el Boletín Oficial de la Provincia con fecha 28 de junio.

Emerenciana Obiang ejercía como cónsul de forma oficiosa desde hace un año. Ya ha participado varios actos públicos como la recepción que le dispensó el director general de Casa África, Luis Padrón. Casa África es una institución española dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores, con sede en Las Palmas.

Su designación definitiva como cónsul la da a conocer la Delegación del Gobierno en Canarias ahora, 5 días después de que la Audiencia de Las Palmas emitiera un auto judicial cifrando en 6 millones de euros la libertad bajo fianza del matrimonio ruso Vladimir y Julia Kokorev y de su hijo Igor, abogado de profesión con despacho en Madrid.

Los 3 miembros de la familia Kokorev permanecen en la prisión de Juan Grande (al Sur de Gran Canaria) desde septiembre de 2015, acusados de un presunto delito de blanqueo de capitales en favor de Teodoro Obiang. Existe un segundo hijo, Vladimir, también abogado y con residencia en Nueva York, que está pendiente de declarar ante la jueza instructora de la causa, Ana Isabel de Vega, y el fiscal anticorrupción, Luis del Río.

‘Caso Kokorev’ es una causa penal que se instruye en Las Palmas desde 2008 a petición de la Audiencia Nacional. Entre 2002 y 2003, el Senado de Estados Unidos investigó el atentado contra las Torres Gemelas en Nueva York. Halló pruebas del siniestro en el Banco Riggs, una entidad con 170 años de historia que fue liquidada. El Riggs pagó desde cuentas árabes parte de la logística de los pilotos de los aviones suicidas.

El Senado contrastó miles de cuentas y se encontró varias denominadas Petróleo de Guinea; en ellas se abrigaban decenas de transferencias a Europa y varias se transmitieron al Banco Santander en Las Palmas, en concreto, a la sociedad Kalunga Company, propiedad de los Kokorev.Los Kokorev fueron detenidos en verano de 2015 en Panamá y extraditados a España.

Años antes, los periodistas Antonio Rubio (El Mundo) y José María Irujo (El País) fueron los primeros en publicar los movimientos financieros y empresariales de los Kokorev y su relación con posibles operaciones de lavado de dinero procedente de la venta de petróleo en Guinea Ecuatorial.

La nueva cónsul de Guinea Ecuatorial en Las Palmas, Emerenciana Obiang, no se ha pronunciado hasta ahora sobre los vínculos de los Kokorev con su país. Fuentes conocedoras del caso sostienen que ni Obiang ni miembros de su gobierno han sido acusados formalmente. Espiral21 intentó sin éxito que la cónsul ofreciera su versión de los hechos.

Emerenciana Obiang, prima del presidente guineano, lleva un año en Las Palmas y es ahora cuando disfrutará de una posición oficial para seguir desde la sede del consulado en uno de los barrios más opulentos de la capital grancanaria, Ciudad Jardín, la evolución de la familia Kokorev, sobre todo, si salen de prisión.

La defensa de los Kokorev solicitará a la Audiencia Provincial una rebaja de la fianza en torno a los 4 millones de euros para los 3 encausados. Los abogados han encargado tasar propiedades de los Kokorev en Madrid y en Las Palmas con el fin de afrontar las garantías judiciales.

¿Quién es Kokorev?

Valdimir Kokorev es un empresario naviero nacido en Moscú que con apenas 25 años (nació el 11 de septiembre de 1954) se convirtió en traductor de español y portugués del Kremlin. Kokorev conoció a cuatro presidentes de la Unión Soviética: Breznev, Andropov, Chenenko y Yeltsin.

Durante 20 años se desplazó a Cuba, Angola o Guinea Ecuatorial, como miembro de delegaciones soviéticas junto a presidentes, ministros y la élite política de la Guerra Fría. A su lado siempre viajaban los servicios secretos de la KGB, icono del espionaje del siglo XX. La Perestroika y el Glasnot, en 1991, propiciaron un cambio de rumbo en su actividad. Montó una agencia de comunicación y tiró de una agenda que le llevó a Malabo y, por elevación, al círculo de poder de Obiang.

En 2004, concluida la investigación del Senado de EEUU, su vida cambia para siempre. Ese año liquida Kalunga Company a pesar de que la denuncia de una ong de Derechos Humanos liderada por Manuel Ollé (el mismo que denunció a Pinochet ante Baltasar Garzón) se materializa en 2008.

Pero es que 2004 fue especialmente intenso para las relaciones entre Guinea Ecuatorial y España. En ese año, Bush, Blair y Aznar inmortalizan la foto de las Azores. Y es el mismo año en que un grupo de ex soldados del Ejército británico SAS, dirigidos por Simon Mann, viaja de Suráfrica a Zimbaue para dar un golpe de Estado contra Obiang. La operación se bautizó como Wonga y estaba implicado un hijo de la ex primera ministra Margaret Thatcher.

El presidente de Zimbaue, Robert Mugabe, alertó a Obiang de que había detenido a Mann en el aeropuerto de la capital. Esa semana de 2004, dos fragatas de la Marina española zarparon desde el Arsenal de Las Palmas rumbo a Guinea Ecutorial. Coincidiendo con la detención de Mann, los barcos se dieron la vuelta a la altura de Mauritania.

Mann, uno de los casos de inteligencia militar más enigmáticos del Reino Unido, fue condenado a 34 años de cárcel pero en 2008 (el mismo año de la denuncia de Ollé ante Garzón) quedó en libertad. Hoy vive en Londres como asesor de seguridad.

También en 2004 (año del atentado de Atocha), Zapatero ganó al PP en España y dos años después, se descongelaron las tensiones Madrid-Malabo con el viaje de los ex ministros Juan Fernando López Aguilar y Miguel Ángel Moratinos hasta el palacio presidencial de Obiang.

España había cambiado el pulso diplomático con Guinea. Obiang prometió tratar con sensibilidad a Repsol e Isolux y sus dos CEOs, Antonio Brufau y Luis Delso, viajaron con la comitiva oficial. En aquel viaje, López Aguilar y Moratinos desconocían, posiblemente, las transferencias de Petróleo de Guinea al Santander en Las Palmas.

La investigación judicial desvela depósitos en paraísos fiscales de Panamá que fueron transferidos después a Las Palmas por valor de 26 millones de euros. Malabo es uno de los principales productores de petróleo del Golfo de Guinea junto a Nigeria, Gabón, Camerún y Angola.

La Armada española patrulla y protege a los petroleros de la zona de los ataques de piratas nigerianos. El 25% del crudo que consume Europa procede del Golfo de Guinea. La jueza instructora imputa 2 delitos más a los Kokorev, por presunto fraude fiscal y tráfico de armas.

Fuente:espiral21.com

Las identidades de todas nuestras fuentes de DIARIO ROMBE están absolutamente protegidas, no hay forma de que sean reveladas. Seremos nosotros, Diario Rombe, quienes asumamos todo el peso de las situaciones que se generen y ya hemos estado antes en dificultades, sabemos lidiar con los problemas, cargar con la responsabilidad, como también mantener el silencio adecuado ante la presión. Email: [email protected] Telf:0034632844638 (signal, imo, telegram, etc).

Leave a Reply

  • (no será publicado)