Portada » Opinión » El misterioso regalo de ‘Alandi’ al Presidente de la República durante la gira

El misterioso regalo de ‘Alandi’ al Presidente de la República durante la gira

El misterioso regalo de ‘Alandi’ al Presidente de la República durante la gira

 

El misterioso regalo de ‘Alandi’ al Presidente de la República durante la giraEl protocolo seguido durante la actual gira del Presidente de la República incluye entregas en persona de regalos durante la ceremonia a la Pareja Presidencial por parte de los alcaldes de los lugares visitados. Los obsequios son obras de alto valor simbólico y artístico desde el punto de vista de nuestra tradición, hechas por expertos artesanos nativos con productos del País que son trasformados por ellos mismo, como es el caso del ‘melongo’, una especie de tallo del que se obtienen hilos gruesos para la fabricacion manual de cestas, escudillas, incluso muebles. La Real Academia Ecuatoguineana de la Lengua, que dirige el Senador Agustín Nsé Nfumu, debería ocuparse de dar definición a estos términos –como el ‘melongo’– y entrada en el Diccionario, para ahorarnos los intentos de hacerlo por ellos.

Por tanto, los regalos en cuestión abarcan objetos como cestas, escudillas, escobillas, barcas en miniatura, pequeñas estatuas, tambores, bastones, cuadros u otros objetos similares, que transmiten los valores ancestrales del Pueblo y la importancia de su utilidad cotidiana. Se puede afirmar que los mismos no solo tienen un gran valor simbólico de la tradición y una enorme importancia artística, sino además un valor sentimental, porque sus autores los realizan con gran espmero, esfuerzo y entrega total. Quienes conocen el proceso de construcción de una cesta, esa que llevan las mujeres a la finca sobre sus espaldas para transportar la comida diaria para el hogar, o la leña, por citar un ejemplo, lo entendrán mucho mejor: el artesano obtiene el ‘melongo’ del bosque; lo deja al sol durante varios días para que se seque; prepara los hilos durante otros más antes de empezar a tranzar el objeto.

Como se ha indicado, las entregas se hacen personalmente a la Pareja Presidencial durante la ceremonia por el alcalde correspondiente inmediatamete después de su intervanción, acompañadas de algunas explicaciones en la lengua local. Las mujeres ofrecen después en una ceremonia informal alimentos a la Primera Dama de la Nación, Madrina de las clases sociales menos favorecidas, Doctora Honoris Causa en Ciencias Sociales y Presidenta Nacional Honorífica de la Organización de Mujeres del PDGE, entre otras distinciones.

Hasta ahora, todos los regalos dados durante la gira han sido normales y bonitos, excepto el del Alcalde de Mongomo, Santiago Eneme Ovono (‘Alandi’). No pudimos apreciar exactamente en qué consistía, porque las cámaras de RTVGE no lo enfocaron con claridad ni proximidad. No obstante, a juzgar por dichas imágenes, emitidas en directo, pareció ser un cuadro de la Parroquia Nuestra Señora Virgen de Guadalupe de Mongomo, que es la patrona de la ciudad, con la figura del Presidente sentado encima. Tampoco llegamos a escuchar mejor las explicaciones dadas por ‘Alandi’ en fang con relación al regalo. Él ha sido además, dicho sea de paso, el peor orador en español entre todos los alcaldes hasta el momento.

Sin embargo, del recuerdo que tenemos de aquel cuadro y de las palabras del propio ‘Alandi’ con tal ocasión, deducimos que el edil quiso expresar su deseo de que el mandato del Presidente fuera tan duradero como el poder divino, representado en la Parroquia Nuestra Señora Virgen de Guadalupe de Mongomo. No sería extraño, por lo demás, que ‘Alandi’ incurriera en disparates similares teniendo en cuena que, siendo Ministro de Asuntos Exteriores, había afirmado en tono retórico que la democracia no tenía nada que ver con los Derecho Humanos.

Nuestra recomendación es que, si el Presidente de la República decidiera exponer en algún sitio los hermosos regalos que los ancianos y las ancianas le han obsequiado durante la gira, no incluya entre ellos el horrendo cuadro de ‘Alandi’. Incluso, si no lo pudiera destruir por simple recuerdo o decoro, que lo esconda al público.

¿Alguien puede colgar aquí la imagen del misterioso cuadro, o reproducir el discurso del edil?

Claro, fanfarronadas como las de ‘Alandi’ y, lo que es peor, el discurso posterior del Presidente, dan una imagen distorsionada de la realidad en el disrito de Mongomo, que muchos aprovechan para identificarlo con la oligarquía del que forman parte los primeros. Mongomo es mucho más amplio que esa oligarquía, y la supuesta superioridad en infraestructuras y otras ventajas sobre los demás distritos, una mera apariencia. En Mongomo se ve tanto desarrollo exclusivamente en las localidades de donde son oriundos los oligarcas o donde ellos tengan afinidades familiares o tribales directas (ser de la tribu esangui o de obuk otorga cierta ventaja sobre cualquier otra tribu en Mongomo). La inmensa mayoría de los poblados del distrito permanecen igual. Razón por la que Mbon Andom-Esangui, de Ale Envoro, empresario y senador –por no mencionar a Akoacam-Esangui o Angong-Obuk– tiene de todo; mientras que Enuk-Esawong o Bolankien-Yebinveiñ, también de Mongomo, no se diferencían del resto de poblados del ámbito nacional.

El Observador

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido por derechos de autor