Por: Sir Lucky Dube

CIUDADANO Y COMUNICADOR

“Unos patriotas aman a su país; otros aman al gobierno de su país. Los gobiernos, lógicamente, consideran más patriotas a estos últimos.” –Jaume Perich-

A menudo, y siempre en clave de humor o de broma, suelo decir que muy lejos de albergar cualquier tipo de sentimiento nacionalista, yo lo que soy es barrionalista, probablemente,  evocando viejos recuerdos de mi infancia y adolescencia por los barrios de la capital… Pero, hablando en serio y más allá de la broma que se pueda hacer con este tema, siempre me he declarado en contra del nacionalismo, en todas sus formas. El nacionalismo es, junto con la religión, una de las mayores causas de mortalidad en toda la historia de la humanidad, si no la que más.12167238_535837649924386_10173039_n

De un tiempo a esta parte, nuestro dictador y la gentuza que le rodea se han convertido en los adalides del nacionalismo guineano. Término que, en su infinita ignorancia, alternan con patriotismo, como si ambos –nacionalismo y patriotismo– significaran lo mismo. El régimen de Guinea, a lo largo de sus casi cuatro decenios de sangrienta dictadura, se ha encargado –y en buena medida lo ha conseguido– de sembrar la idea de que cualquiera que no comulgue con el PDGE y con la dictadura no es un buen nacionalista o es un mal  patriota, que para ellos es lo mismo. Lo triste del asunto es que ese mensaje ha calado en la sociedad guineana. En efecto, otro de los rasgos característicos del obianguemismo sociológico es la creencia según la cual estar en contra del gobierno de Guinea es lo mismo que estar en contra de Guinea Ecuatorial. El guineano de a pie, salvo contadas excepciones, parece incapaz de discernir la ‘parte’ del ‘todo’… A día de hoy, una buena parte del pueblo guineano asume como propio el discurso en el que ‘El Fundador’ y su jauría de lobos les invitan a ser más “patriotas de pandereta” y a unirse en torno al PDGE para “preservar la paz reinante” en nuestro “suelo patrio”. Paz que, según Obiang, se ve amenazada por guineanos herejes y poco patriotas que no aman a su país; los mismos antipatriotas que, además, se dejan engañar y manipular por el neo imperialismo occidental más perverso. Como he dicho, lo lamentable del tema es que la sociedad haya asumido como propio ese mensaje, obviando la realidad palmaria de lo que se vive en el país. ¡Incomprensible!

He caído en la cuenta de que, desgraciadamente para nosotros, hemos quedado –o quizá siempre estuvimos– desprovistos de muchos de los consuelos y analgésicos a los que antes podíamos agarrarnos. En ese sentido, conceptos como panafricanismo o sentimiento patriótico están ya demasiado sodomizados; demasiado prostituidos. Obiang & Co. los han usado tantas veces que han perdido su significado original. No es fácil entender que personas que se hacen llamar líderes pan-africanistas tengan la solidaridad de condenar –y bien condenado estuvo– el atentado contra la revista Charlie Hebdo (Francia); y sin embargo, sólo tres meses después, los mismos pan-africanistas de pacotilla –Obiang incluido– guardan silencio ante los atentados de la Universidad de Garissa (Kenya), donde murieron 150 estudiantes africanos, que dicho sea de paso, no se me ocurre un lugar peor que una universidad para perpetrar un atentado. Parece difícil comprender que el señor Obiang –ese gran patriota– prefiera pagar a funcionarios de Gabón, Zimbawe o Benín, entre otros, antes que mejorar los paupérrimos salarios de los funcionarios guineanos. No se entiende o, al menos, yo no entiendo que los miembros de nuestro patriótico gobierno tengan que salir del país para recibir atención médica en occidente, cuando se supone que ese mismo gobierno, patriota donde los haya, hace todo lo que puede para que Guinea Ecuatorial tenga el mejor sistema sanitario posible. Se supone que el sistema de becas de un país sirve para ayudar a que las personas menos favorecidas puedan acceder a la mejor educación posible; entonces a mí que alguien me explique, por favor, porque las becas con las mejores condiciones se adjudican a los hijos, sobrinos o primos de nuestros patrióticos ‘peces gordos’. ¡No, señores! Eso no es patriotismo. Eso es patrioterismo. Y tanto quienes difunden el mensaje como quienes se lo tragan y lo aceptan sin el menor análisis  son unos patrioteros. En ningún caso patriotas.

Anecdóticamente, hace una semana, un amigo intentaba convencerme de que el fútbol o, más concretamente, el Nzalang Nacional era el último resorte del guineano para mostrar su patriotismo, como queriendo decir que ir al campo a apoyar a la selección de fútbol era una de las pocas formas que le quedaban al guineano de a pie para mostrar su ‘amor por la patria’. Yo, lógicamente, me negué en redondo a asumir como cierta tal aseveración. Le contesté –a mi amigo– que según su teoría, por ejemplo, Tontorín merecería ser calificado de gran patriota, pues celebra, como el que más, las victorias de la selección. ¿Tontorín patriota? Rotundamente no. Por ahí, ya no paso. 

En mi opinión, Patria, en primer término, significa Libertad. Patria son escuelas, institutos, universidades y un sistema educativo decente. Patria son hospitales bien equipados y un sistema sanitario eficaz y eficiente. Patria es agua, electricidad, vivienda y trabajo para todos los guineanos, no sólo para algunos. Hacer patria es reducir inequidad e intentar una distribución de la riqueza más equitativa. Patria es no tener a casi ¾ partes de la población viviendo entre la pobreza y la miseria en un país que es el tercer productor de petróleo del continente. Patria son derechos básicos: libertad expresión, de pensamiento y de prensa. Patria son pensiones para nuestros mayores, asistencia y protección para nuestros niños. Patria es promover la emancipación de la mujer. Patria es alternancia en el poder, es perseguir la corrupción, es luchar contra el alcohol, las drogas y la promiscuidad sexual. Hacer patria es cambiar el relato y combatir el tribalismo con la verdad, decirle a la gente que, más allá de etnias y tribus, el problema de Guinea Ecuatorial se llama dictadura. Construir patria es entender y enseñar que todas nuestras esperanzas descansan en dos palabras: Cultura y Educación.

Y a los ciudadanos que han comprado el discurso del régimen sin pararse a analizarlo, quiero que se pregunten ¿Dónde estaban los patriotas cuando Gabriel Lima intentó llevárselo crudo a Sao Tomé y Príncipe, en contenedores? ¿Dónde estaban los patriotas cuando el Tonto nacional se compraba la mansión en Malibú, la residencia en Francia, los coches de lujo o la iconografía de Michael Jackson? ¿Por qué no salió ningún patriota a exigir explicaciones sobre el hecho de que un miembro de su gobierno estaba siendo acusado de corrupción y blanqueo de capitales fuera del territorio nacional? ¿Dónde estaban los patriotas cuando murieron guineanos en el naufragio de la embarcación camerunesa y la guardia costera guineana les negó ayuda? ¿Dónde estaban los patriotas cuando la policía cargó contra los chavales de la UNGE en sus manifestaciones? ¿Dónde están los patriotas a la hora de defender una patria identificada NO con las banderas, ni los gritos, ni la selección de fútbol sino con los servicios públicos, la sanidad, la educación y las condiciones laborales de la gente? ¿Dónde…?

Siempre he pensado que vivir no significa sólo pasar por la vida y que nuestro deber en esta ves intentar, en la medida de lo posible, que el poco tiempo que pasemos en este mundo sirva para mejorar, en algo, la vida de quienes nos rodean. Y cuanto más amplio sea el círculo mejor lo habremos hecho… Por eso no creo en banderas, ni en himnos. Por eso maldigo a los corruptos y corruptores que siguen expoliando mi país mientras el pueblo guineano yace en la cama, con 40 de fiebre. Por eso escupo en la cara al patriotero que no tiene más patria que su bolsillo, y escupo también a quien le aplaude y le adula. Por eso execro al guineano que dice amar a su país pero lleva una venda en los ojos. Por eso un marciano bueno está más cerca de mí que un guineano malo. Por eso…

Porque mi patria es la gente que, en cualquier parte del mundo, lucha por la libertad de los pueblos. Mi patria son todos los que quieren, para Guinea Ecuatorial, libertad, democracia y justicia. Mi patria son los niños, y su sonrisa, y sus sueños, y su esperanza. Mi patria son los luchadores que me he encontrado en el camino. Mi patria son los hombres buenos. Los honrados mercenarios. Mi única patria, es la que abarcan min manos.

Somewhere in South Africa

Sir Lucky Dube

¡One Love!

P.D.: Decía Arthur Ashe que «el verdadero heroísmo es extremadamente sobrio, nada espectacular. No es el ansia de superar a todos a cualquier coste, sino el ansia de servir a los demás a cualquier coste.» A lo que yo añado que, curiosamente, los patriotas de verdad NO suelen decir que lo son. 

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

8 Comentarios to: Patriotismo VS patrioterismo

  1. Ndong

    octubre 30, 2015

    No hay otra cosa tan ridícula en la vida que creer que con nuestras sabidurías o con nuestras teorías o simplemente con la forma que pensamos…podemos resolver los problemas de otros …

    Los científicos sociales deben ser siempre prudentes, y menos fanfarrones hasta que puedan demostrar que con lo que piensan pueden hacer a todos vivir bien, vivir en paz, vivir dignos… Pero como no existe paraíso en esta tierra, debemos ser menos fanfarrones señor Lucky…

    Responder
    • Sir Lucky Dube

      octubre 30, 2015

      Opinar y tener razón son distintas, aunque, a veces, nos parezca que no. Y mis artículos son precisamente eso, mi opinión, sobre lo que pasa en mi país. Y puede ser no tenga razón en nada de lo digo o escribo, pero hermano mío, y perdona que insista, es mi opinión, nada más. Yo escribo (mejor o peor), Rombe publica y ustedes leen (cosa que os agradezco infinitamente). Lo que no comprendo es porqué después de leer, si no estáis de acuerdo, con todo o con parte de lo que digo, no os limitáis a decir lo que no os gusta del artículo. Porqué no criticáis el contenido del artículo. Si tengo tiempo y, sobretodo si lo considero necesario, contestaré a vuestros comentaros, intentaré proponer argumentos. Pero jamás o he insultado, y jamás lo haré. Nunca me quejaré de una crítica. Ni si quiera de las más feroces. Ni siquiera del mayor defensor de la dictadura. Sólo pido que vengáis con argumentos, que me critiquéis o me rebatáis lo que digo o escribo… puede darse el caso que lleven ustedes razón, y yo no.

      ¡No sé qué de sabidurías! ¡No sé qué de fanfarrones! ¡No sé qué de científicos sociales…! Macho, dí lo que no te gusta y dilo claro. Déjate de rodeos. Por favor te lo pido.

      Todo el que me lee, sabe lo que pienso del gobierno de Guinea, sabe que pienso que Guinea Ecuatorial es una DICTADURA, en toda la extensión de la palabra. Quien opine lo contrario, no tiene más que decirlo. Pero que que sea claro. Que se le entienda. Que sepa lo que quiere decir…

      Un saludo.

      Responder
  2. apocalipsis

    octubre 30, 2015

    P….isotear
    A…rruinar
    T…orturar
    R…obar
    I….ntimidar
    O…bstruir
    T…ullir
    I…nportunar
    S….ofocar
    M…atar
    O…cultar

    Aqui tenemos el resultado.

    Responder
  3. apocalipsis

    octubre 30, 2015

    P….isotear
    A…rruinar
    T…orturar
    R…obar
    I….ntimidar
    A…caparar

    Aqui tenemos el resultado.

    Responder
  4. ¿Dónde estaban los patriotas?

    octubre 30, 2015

    “Uno no puede gobernar como una reina de belleza, con risita para todo el mundo” (dijo Angelino Garzón)

    Todos queremos que hayan escuelas, universidades, hospitales, viviendas, agua potable, electricidad, etc., etc., TODOS LO QUEREMOS, y estoy seguro que no existe ningún solo ecuatoguineano, sea patriota o no, nacionalista o no, que no le gustaría que todo esto haya en Guinea Ecuatorial. Estos buenos y hermosos deseos son de TODOS, patriotas y no. Hasta aquellos que a veces negocian terroristas y mercenarios para ocupar la silla de Malabo.

    La cuestión es otra: ¿Quien es mas patriota del otro?

    Sir Luky, siempre he admirado su estilo, pero cuando también empieza a insultar escondiendo la lengua…

    No debemos abrazar ciertas ideas como si fuéramos sacerdotes, que hablan de matrimonio olvidándose por completo que a veces existe el divorcio.

    Responder
    • Sir Lucky Dube

      octubre 30, 2015

      ¿Exactamente, dónde está el insulto y a quién va dirigido? Porque yo, a la dictadura de Guinea, sólo trato de retratarla -valga la redundancia-. Sólo trato de definirla. Sólo trato de describirla. Sólo trato…

      Gracias por leer.

      Responder
  5. Malabo

    octubre 29, 2015

    Patria, para ellos es traer 6.000 moros a trabajar en Guinea, mientras el 80% de los guineanos estan en paro.
    Patria, es conceder obras públicas a una sola familia.
    Patria, es invertir el dinero de Guinea en otros paises
    Patria, es torturar, humillar, insultar a tus paisanos etc…etc….

    Responder
  6. LA VERDAD

    octubre 29, 2015

    GRACIAS HERMANO POR ESTA EXPLICACION QUE HACIA FALTA A MUCHOS GUINEAECUATORIANOS Y GUINEAECUATORANAS PARA DE UNA VEZ SEPAN DE DONDE VENIMOS Y QUE HEMOS DE HACER PARA VIVIR BIEN ESTA VIDA QUE ES PASAJERA. TODOS NOS MORIREMOS………

    Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)