Por: Javier Fernando Miranda Prieto

Luego de 33 años en el poder, el presidente de Camerún Paul Biya, se está consolidando como un verdadero monarca en su país. Un soberano que ha logrado copar y controlar todos los poderes.

Un partido político, dominado por sus incondionales y por una maraña de lazos familiares; un aparato económico entregado a los intereses de Francia y de las petroleras chinas, a cambio de su apoyo incondicional; unas Fuerzas Armadas, que nunca demostraron un verdadero profesionalismo, por lo cual pudo imponer su liderazgo y una mayoría ciudadana, que salvo algunos sectores de la sociedad civil, se han dejado, fácilmente sobornar por un aparato clientelista.

Aunque parezca mentira, un personaje tan mediocre como Paul Biya, se está convirtiendo en el nuevo monarca de Camerún.

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)