Detalles de la reunión de los barones de Mongomo en el Palacio del Pueblo de MalaboEn la última hora de la noche del pasado domingo 7 de enero, varios miembros de la familia del dictador cogieron desde el Aeropuerto Internacional de Malabo, un Jet privado con destino al Aeropuerto Internacional de Mongomeyen Presidente Obiang Nguema, tras haber concluido las reuniones celebradas con urgencia en Malabo.

El dictador Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, que dirige Guinea Ecuatorial como una finca propia de su familia desde hace décadas, sometiendo al resto de los ciudadanos a constantes humillaciones, convocó a todos sus hermanos, entre ellos, Eneme Serios, Armengol Ondo Nguema, Antonio Mba Nguema y Agustín Ndong Ona -quien quiso quitarse la vida por los constantes malos tratos que le infringe su sobrino, Teodoro Nguema Obiang Mangue, a una importante reunió de carácter secreto en el Palacio del Pueblo de Malabo, el pasado jueves 4 de diciembre.

La reunión no fue convocada a través de los medios de comunicación como es habitual, y Teodoro Obiang Nguema prohibió la entrada al Palacio del Pueblo al Ministro de Seguridad Nacional, Nicolás Obama Nchama, durando el encuentro aproximadamente unos 30 minutos. El dictador optó por recurrir a sus hermanos para que estos conjuntamente luchen por defender lo que ellos creen que les pertenece por derecho y excluir a cualquier otra persona que pretenda hacerse con el poder a la fuerza -e incluso-, mediante elecciones libres y transparentes.

Detalles de la reunión de los barones de Mongomo en el Palacio del Pueblo de Malabo
Agustín Ndong Ona

Obiang Nguema dijo a los asistentes que no se esperaba que los mismos oriundos de Mongomo, a los que él entregó el derecho de obtener todos los bienes del país, “traerían militares del exterior para venir a matarme”,  ante lo cual algunos de los presentes se extrañaron de la sorpresa de Teodoro Obiang Nguema, pues él mismo accedió al poder mediante un Golpe de Estado, derrocando a su tío Francisco Macías Nguema, quien le entregó los favores que le permitió posteriormente tomar el poder por la fuerza traicionando a sus compañeros. Sois unos ingratos y ya sabemos qué tenemos que hacer con vosotros”, advirtió y amenazó Obiang en nombre de sus hermanos, mientras los demás escuchaban cómo estaban siendo denostados.

Acto seguido, según testigos presenciales, el  Viceprimer Ministro y Ministro del Interior y Corporaciones Locales, Clemente Engonga Nguema Onguene, pidió la palabra a la mesa presidencial compuesta por el Consejo de «Sabios de Mongomo» -todos hermanos de Obiang-, se levantó de su silla y sacó de su bolsillo una carta supuestamente enviada por su hijo Ruben Clemente desde el extranjero, en la que supuestamente explicaba al dictador, que todo lo que decían de su supuesta implicación, era totalmente falso, añadiendo entre otras cosas que él estaba en España por motivos de salud y que podía aportar las recetas médicas para demostrarlo.

Respecto a la existencia de esta supuesta misiva, Diario Rombe contactó con determinadas personas cercanas al Gobierno, quienes desmintieron la existencia de esa carta firmada por Ruben Clemente – “es totalmente falso, Ruben Clemente no redactó ni envió en ningún momento la dichosa carta pidiendo clemencia al dictador  – “hasta el momento los jóvenes que sin haber participado en esa supuesta intentona y que tienen aterrizado al dictador y al sucesor de Constancia Mangue, no han dado ninguna declaración oficial sobre las acusaciones que pesan sobre ellos”.

Entonces minutos después, asegura nuestra fuente, el General Agustín Ndong Ona -ex máxima autoridad militar en la Región Continental, y en su momento sucesor de su hermano Teodoro Obiang Nguema Mbasogo-, no dejó al Ministro Clemente seguir leyendo la misteriosa carta. “No estamos aquí para cartitas”, le reprochó Agustín Ndong Ona, y como era de esperar -por su historial conductual-, le expresó que “tu brujería había perdido fuerza, por lo tanto cállate”. El dictador Teodoro Obiang Nguema Mbasogo tomó la palabra y le amenazó con represelias, en las que si en las próximas 72 horas no llevaba a su hijo en presencia del clan para que él mismo en persona pruebe su inocencia, y si esta misma -según criterio-, no era cierta, las personas de Mongomo y los demás implicados verán lo que es gobernar. Él y sus hermanos se levantaron y se fueron a otra sala para reunirse entre los hermanos a puerta cerrada, dejando al Ministro en desmedro por toda esta situación.

Es importante recordar que, el General Agustín Ndong Ona trató de quitarse la vida en diciembre de 2003, tras un incidente por el que ahora el Vicepresidente de la República Encargado de la Defensa y Seguridad del Estado es Teodoro Nguema Obiang Mangue.

Según las noticias que fueron publicadas en esas fechas por diferentes medios de comunicación en el exilio, el entonces candidato a la sucesión de su hermano Teodoro Obiang Nguema, intentó tirarse al mar con su coche con los cristales de las ventanas subidas, tras ser insultado y humillado públicamente por  Nguema Obiang Mangue, quien le acusó de ladrón.  A pesar de la influencia y poder que Agustin Ndong Ona tiene en Guinea Ecuatorial y  de supuestamente ser uno de los mejores Generales de la familia Obiang, no tuvo el valor de enfrentarse al hijo de Constancia Mangue Nsue Okomo, pero sí lo tuvo contra aquellas personas que durante décadas han colaborado para la permanencia en el poder del dictador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido por derechos de autor