Los empresarios italianos Fabio y Filippo Galassi no fueron indultados

Los empresarios italianos Fabio y Filippo Galassi no fueron indultados
Los empresarios italianos Fabio y Filippo Galassi no fueron indultados
Hemos adjuntado los documentos en la noticia.
  • El falso indulto del vicepresidente responde a una estrategia para eliminar las pruebas que los empresarios italianos tienen en su contra

A principios de marzo de este año, el ministro de Información, Prensa y Radio, Eugenio Nzé, informó ampliamente de la supuesta misericordiosa decisión de Teodoro Nguema Obiang Mangue, de conceder el indulto a los empresarios italianos, Fabio Galassi y a su hijo, Filippo Galassi. El padre, de 63 años, fue condenado a 35 años de cárcel mediante la sentencia firme número 36/2015, mientras que Filippo Galassi, de 25, fue condenado a 21 años por los supuestos delitos de apropiación indebida, estafa, falsificación de documentos, alzamiento de bienes y hurto.

De nuevo, el vicepresidente de la República de Guinea Ecuatorial fue presentado ante los medios de comunicación como uno de los grandes humanistas internacionales. Sin embargo, este indulto no se llevó a cabo, siendo una nueva mentira del gobierno. Ambos detenidos fueron condenados de igual forma por unos delitos que la justicia guineana jamás pudo probar.Los empresarios italianos Fabio y Filippo Galassi no fueron indultados

En el mes de febrero, Diario Rombe publicó una serie de vídeos que fueron grabados por Fabio para mostrarle al dictador Teodoro Obiang Nguema como sus jueces, ministros y policías les obligaban a pagar cuantiosas comisiones para poder trabajar en el país.

Las imágenes filmadas reflejaron como la corrupción es una práctica habitual y reconocida en la República de Guinea Ecuatorial. Una prueba de ello es que los verdugos y autores de estos hechos son premiados con importantes puestos de trabajo, mientras que las víctimas que deciden denunciar su situación son condenadas a varios años de prisión.

Los empresarios italianos se vieron obligados a pagar un sobrecoste en los documentos públicos que les pedía la administración judicial. Algo que no se trata de un hecho aislado, es habitual que los guineanos que necesiten documentación urgente se vean obligados a pagar un precio mayor en concepto de penalización.

Los ministros, jueces, magistrados y policías que recibían los sobornos nunca fueron procesados ni sancionados por el presidente de la República. De hecho, con el objetivo de que el asunto quedara olvidado dio su autorización para que se destruyeran las pruebas.

El mismo poder judicial que actúo como una organización criminal condenó más tarde a Fabio Massimiliano Galassi y a su hijo. Aunque estos fueron puestos en libertad por una cuestión de salud y no por un indulto como lo anunció falsamente el vicepresidente de la República de Guinea Ecuatorial y su vocero, Eugenio Nzé Obiang.

En el momento de su detención, Fabio Galassi sufría graves problemas de salud que empeoraron en el tiempo que estuvo en la cárcel pública de Bata. Por este motivo, sus abogados y la diplomacia internacional consiguieron que el Primer Magistrado de la Nación le concediera a él y a su hijo un permiso carcelario de 120 días. Tras este periodo de tiempo otorgado por razones humanitarias, ambos volverán a prisión.

Fuentes de la Audiencia Provincial del Litoral han facilitado a Diario Rombe la documentación firmada (Documento 1) por el presidente, Manuel Ndong Nguema, que desmiente de manera clara la supuesta concesión del indulto a los empresarios (Documento 2). Estas informaciones dejan en evidencia al vicepresidente Teodoro Nguema Obiang, a quien el Régimen había presentado como el salvador de la familia Galassi.

Los empresarios italianos Fabio y Filippo Galassi no fueron indultadosLas mismas fuentes judiciales revelan que los 120 días de permiso, son en realidad una maniobra de la familia Obiang y de los jueces, magistrados y miembros del gobierno implicados para que los detenidos no regresen a Guinea Ecuatorial. De esta manera, no podrán denunciar el robo de sus efectos personales, entre los que se encuentran documentos confidenciales, ordenadores y discos duros que implican a la mitad de los miembros del Régimen.

El caso contra los Galassi es una contradicción en sí misma. Por una parte, el Régimen denuncia los sobornos de los que fueron partícipes al no hacer que los implicados rindieran cuentas con la justicia. Por otra, el Régimen tampoco admite que la única manera de ejercer tus derechos en Guinea Ecuatorial es pagando grandes sumas de dinero, que luego van a parar a los bolsillos de la cúpula gubernamental.

Los Galassi nunca podrían haber sido indultados por la simple razón de que no existe un caso en el que se reconozca a víctima y victimario. Esto se trata de una nueva estrategia de manipulación por parte del Régimen para destruir las pruebas que tienen contra ellos. Comprendiendo la gravedad de las situaciones que se esconden y de la volatilidad del caso, Fabio Galassi y su hijo son conscientes de que si regresan a Guinea Ecuatorial serán asesinados.

Una vez más, la comunidad internacional ha visto como el gobierno le miente descaradamente, sin importarle que la justicia del país quede desacreditada. Para limpiar su deteriorada imagen no dudan en utilizar cualquier tipo de estratagema, aunque el prestigio del país quede dañada y por los suelos.

En Guinea Ecuatorial los dirigentes y en especial, su vicepresidente se ganan la vida a costa de explotar las necesidades de la ciudadanía. Por su parte, los jueces suelen extorsionar habitualmente a los empresarios, como fue el caso de la empresa General Work, compañía para la que trabajaba Fabio Galassi.

El dictador está rodeado de personas que sólo piensan en sus propios intereses y que son capaces de crear una estructura de poder que no difiere mucho de las organizaciones criminales internacionales. Se podría decir que son una auténtica mafia en la que cada uno aprovecha para amasar fortuna, a costa del sacrificio del pueblo de Guinea Ecuatorial. Ante esta información, Diario Rombe reta al vicepresidente a demostrar este supuesto indulto, como también a revelar cada detalle de este caso.

Suscríbete a Diario Rombe por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a Diario Rombe y recibir avisos de nuevas entradas.

Post Principal
In 2006, the largest public works award, of 75 million dollars, was given to an oil company

In 2006, the largest public works award, of 75 million dollars, was given to an oil company

The latest document leak provided to Diario Rombe was sourced by an anonymous call. It linked dictator Teodoro Nguema Obiang Mangue to the public water contracts and the oil sector, construction and timber exports. A flash drive, with more than 200 files; including reports, contracts, agreements and authentic letters, was provided by “Sergei” (not his

Crímenes rituales en Guinea Ecuatorial, una ventana al mundo criminal internacional

Los vínculos del médico israelí acusado de tráfico de órganos, Yehuda Hiss, con el caso de Montserrat Nchama

1 comentario en “Los empresarios italianos Fabio y Filippo Galassi no fueron indultados”

  1. Una nueva traicion

    el regimen de guinea ecuatorial no puede convencer a las personas de un repentino acto humanitario después de décadas de derramamiento de sangre
    es evidente que el unico motivo para todo esto es un nuevo engaño
    una nueva traición para el pueblo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido por derechos de autor