Cada vez que denunciamos la manera selectiva que adopta la Federación de Fútbol de Guinea Ecuatorial y el Ministerio de Juventud y Deportes por equivocarse en la forma sistemática de nacionalizar futbolistas en las dos versiones del Nzalang que de nacional tiene poco, y en todas sus categorías, recibimos críticas de nuestros compatriotas y pobres mentales tachándonos de anti-patriotas

Nos preguntamos, quién es más patriota que el otro. Vayamos un poco a la realidad y seamos conscientes por lo menos durante los 50 segundos que se demora leyendo ese texto.

Un patriota, según el diccionario, es el hombre común, es la mayoría, no es la excepción heroica que se manifiesta en una circunstancia extrema. Es aquel que practica el “patriotismo” todos los días de su vida, en su lugar de trabajo o de estudio, para hacer de su patria un lugar mejor cada día, engrandeciéndola con la generosidad del trabajo fecundo, libre de toda especulación personal que se sustente en la explotación de sus semejantes.

Ahora los anti-patriotas (sustantivo que nos dan), sostienen que ningún individuo está atado obligatoriamente a su país de origen y que ningún individuo es superior o inferior por su lugar de origen, nos preguntamos, nosotros que queremos sostener la idea de nuestra selección, esa formación que representa a todas las etnias del país, este compuesta por sus descendientes y no de individuos traídos de todas las latitudes del mundo, movidos solo por motivos económicos.

Yo sostengo la afirmación de que en el reciente amistoso del Nzalang contra España, habría más de 20 jugadores con ascendencia guineana en el puesto de Fidjeu o Douala que podrían haber hecho un papel mejor que ambos en conjunto y, curiosamente habrían aceptado incluso jugar gratis, solo movidos por la ilusión de defender a su patria, otra afirmación que sostengo es que Felipe Ovono hubiera hecho un papel excelente que Danilo, y que el joven portero Embela puso la piel de gallina y se le habría entrado algún grito de reivindicación por ver la poca cautela y precavida que tuvo ese brasileño nervioso por pensar en los 5millones de euros que suponían ganar ese partido.

Mañana es uno de esos días que ponen en duda nuestro más festejado 12 de octubre, se enfrenta la selección femenina sub17 de Guinea Ecuatorial contra la de Ghana, esa es la vergonzosa alineación posible con la que podría jugar mañana el Nzalang ¿nacional?, teniendo en cuenta los titulares del partido precedente.

Emiliana, la capitana guineana, única nativa titular, Eme …camerunesa, Olivia… congolesa, chinasa (portera), nigeriana, okadike (es de Ebebiyin) no no no, su nombre ya lo dice… nigeria, cristelle…camerun, Susan… nigeria, Francisca…. Nigeria, lucie… Camerún, Kende…Nigeria, y emilie de camerun, creo que Genoveva y/o Jade, deberían servir como ejemplo de que hay talento y mucho en el interior del país si se explora. “Sí podemos”. Somos africanos, debemos exportar futbolistas a la liga de Egipto, Sudáfrica, Ghana, Marruecos… hablamos español, mandemos también a España, México, Colombia… en fin exportemos futbolistas en lugar de importar. La importación es anti patriótico, decía un reconocido conocedor del fútbol nacional

Autor: Dalmacio Ndong

Dejar un comentario

  • (not be published)