Como reacción al pronunciamiento del Presidente Obiang en relación a la Mesa de Diálogo Nacional, Fuerza Demócrata Republicana de Guinea Ecuatorial hace las siguientes consideraciones:

FDRFDR está convencido de que sólo la negociación y la concertación entre todas las sensibilidades políticas, en asuntos de interés nacional, pueden garantizar la convivencia política en paz y el progreso de nuestro país. Porque es mediante el diálogo que cada opción particular puede integrarse a una totalidad de opiniones diversas, ya sea a título individual o colectivo; porque entendemos que las opiniones políticas no deben forjarse en privado, sino que deben formarse, legitimarse y consolidarse en un contexto de debate público racional. Por eso los ciudadanos deben comunicarse libremente y tener el derecho de manifestar públicamente sus ideas, ya que cuando no ocurre así es fácil pintar conspiraciones donde no existe, como es frecuente en nuestro país.

El fracaso del llamado “ensayo democrático” es la consecuencia de no haber contado en el mismo con el verdadero soberano de cualquier país digno de dicho nombre, que es el pueblo. Todo se ha hecho a sus espaldas, porque el régimen ha actuado ignorando totalmente la existencia de otras sensibilidades políticas, sociales y económicas, cuando se necesitaba un consenso general.

Como ya lo manifestamos en un Comunicado fechado el 27 de julio del presente año, la convocatoria que hace el Presidente Obiang hoy no ha sido iniciativa suya ni de su gobierno. La iniciativa podemos atribuirla a grupos de la oposición como la CPDS y la CORED. En el referido comunicado anunciábamos también que el Presidente Obiang convocaría en cualquier momento el encuentro con la oposición como lo ha hecho ahora, sin concertación alguna, siempre en su actitud prepotente.

Por ello, queremos insistir aquí sobre nuestro llamamiento a todos los que realmente quieren que las cosas se hagan de forma diferente en este país, para bien, a tratar de unir sus ideas para que al final no se le ofrezca al Presidente Obiang capitalizar para sí la Mesa de Diálogo convocada; estamos convencidos que una postura unánime de todos los demócratas puede ser una victoria, aunque fracase el diálogo.

Al régimen de Obiang queremos señalarle que tenga en cuenta que a partir de ahora siempre habrá un antes y un después a la sentada que pueda producirse, porque las cosas ya no podrán seguir siendo como hasta ahora. No bastan los discursos con palabras grandilocuentes         .

Los pactos anteriores del Gobierno con la Oposición han fracasado porque sólo han sido formales para el gobierno, que los ha utilizado para el lavado de su imagen en momentos determinados y que los ha incumplido descaradamente por falta de mecanismos que permitieran su control efectivo y obligaran su cumplimiento.

Una prueba de voluntad sincera para trabajar con el objetivo de lograr una convivencia en paz, armonía y tranquilidad de todas las sensibilidades políticas de nuestro país hubiera sido comenzar con un gesto que implique la búsqueda de la vía de reconciliación y perdón para construir una nación para la participación de todos los ciudadanos, mediante la sanción y promulgación  por el Presidente de la República de una Ley de Amnistía General, como medida política excepcional más recomendable en estos momentos, teniendo en cuenta además la naturaleza de las condenas que pudieran existir, que no implican delitos de sangre.

Cualquier opositor o disidente político encarcelado o condenado por el régimen, que sepa FDR, no ha incurrido en delito alguno que intentar hacer uso de los derechos de libertad de expresión o reunión ponderados vagamente por una Constitución siempre semántica. La oposición que se atribuye supuestas intentonas golpistas, que se sepa, no tiene ninguna transcendencia sociopolítica en el contexto guineano como tampoco hubo juicio con garantías procesales contra ellos.

Teniendo en cuenta que se trata de supuestos hechos denunciados hace más de una década, el régimen y su presidente no pueden escudarse en ellos para hablar de “gente con asuntos pendientes con la justicia”. Ningún disidente político del interior o del exilio, en sentido laxo de la justicia, tiene asuntos pendientes con la justicia guineana, cuando todos son víctimas de la represión brutal del régimen.

Fuerza Demócrata Republicana insiste al régimen y su presidente que la primera prueba de buena voluntad política que hubiera precedido al anuncio de la mesa del Diálogo tenía que ser la promulgación de una amnistía general para presos de conciencia y exiliados políticos. No se puede pretender construir un edificio a  medias y darlo por habitable cuando no reúne las condiciones de habitabilidad.

Nadie va al exilio voluntariamente, la gente se exilia por las políticas que implementa un régimen. Cuando el Presidente de la República tiene la facultad de amnistiar o de indultar y dice que la gente afectada lo solicite, demuestra poca voluntad de arreglar definitivamente el problema que tiene nuestro país, porque excluye voluntariamente a ciertos compatriotas y abre la puerta para que pueda seguir hablando de conspiraciones a su régimen, ya que hay pruebas suficientes de que la petición señalada no significa la obtención automática de la gracia que se pueda solicitar. Recordemos aquí que en el punto 5 de los llamados Acuerdos Legislativos de la Evaluación de Pacto Nacional Vinculante, realizada con fecha 26 de abril de 1997, se acordó que el gobierno promulgará una Ley de Amnistía, la cual no ha visto luz hasta la fecha.

Esperamos que el señor Presidente sea consecuente con sus manifestaciones cuando dice, y citamos: “somos conscientes de que el ejercicio de la democracia es incompatible con la exclusión, la intolerancia y la descalificación” y permita la participación en la Mesa de Diálogo no solo a los partidos políticos legalizados, sino todos aquellos grupos políticos que lo deseen, porque se sabe cómo se ha impedido, a conciencia, la legalización de ciertas fuerzas políticas en nuestro país y cómo se ha propiciado la fragmentación de otros.

Además se debe admitir a la incipiente sociedad civil y al Movimiento de la Autodeterminación de la Isla de Bioko, MAIB y otros grupos que han nacido en el exilio con tendencias étnicas, porque sería una ocasión propicia para abordar en la del diálogo el latente y subyacente tema de discriminación étnica, tribal y regional que está en boca de todos los ciudadanos aunque el régimen nunca lo ha reconocido, pero eso no significa que deja de existir.

Esperamos, además, que la legalización de los partidos políticos se sujete estrictamente a las disposiciones legales y no a la voluntad de las autoridades llamadas a ver los correspondientes expedientes, como ha sucedido en el pasado. Aunque es de reconocer que es poco el tiempo habilitado para la formalización de las legalizaciones. Si la supuesta Ley Fundamental no da limitaciones en la legalización de partidos no lo puede hacer una ley que emana de ella, como la Ley de Partidos políticos que, a fecha de hoy, sigue siendo el más restrictivo de África y del mundo.

LIBERTAD-JUSTICIA E IGUALDAD

La Ejecutiva Nacional

 

LIBERTAD – JUSTICIA E IGUALDAD. FDR es un partido político constituido en 1995 en virtud de la Ley nº 3/92, de 6 de enero, sobre Partidos Políticos en Guinea Ecuatorial. El COMITÉ DE EXILIO es la máxima instancia del Partido debido a la negativa del régimen en autorizar oficialmente éste partido y, sobre todo, por la férrea represión político-militar que sufre la directiva y la militancia interna. CONTACTO: [email protected]

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)