Yósfel Arriaga

Yósfel Arriaga

La fiesta de San Fermín ha terminado, y como todos los años, aglutina a sus asistentes de entre heridos o muertos a más que eso. Esta vez, ya no sólo se ve a la barbarie y a la tortura como exponentes máximos de la fiesta, sino que se amplían las agresiones al colectivo femenino: una fotografía publicada en diferentes medios, muestra de entre la multitud, a una asistente  suspendida en el aire con los pechos descubiertos, mientras un puñado de hombres se deleitan tocandole los senos en contra de su voluntad, la imagen denota el descontrol y a la mujer como objeto sexual en la fiesta, se ha ampliado el escenario de maltratar animales a la vejación de la mujer. Ante estos hechos, que ya datan de hace buen tiempo y con situaciones similares o peores, con denuncias de personas particulares por violaciones y de discriminación a la mujer dejan antecedentes lamentables. Los colectivos Plataforma de Mujeres contra la Violencia Sexista y Gora Iruñea! no han querido dejarlo impune, denunciando lo ocurrido. Sin embargo, las autoridades de Pamplona no han tomado las medidas legales, ni siquiera manifestado su rechazo ante tales actos reprochables. Cualquier persona en su sano juicio demandaría justicia ante estas vulneraciones, o es que ¿Tácitamente aceptamos todas estas discriminaciones justificadas por San Fermín y las agresiones sexistas como parte de la fiesta?.

 

Yósfel Arriaga.

Un Comentario to: SAN FERMÍN SE ENFERMA. Por Yósfel Arriaga

Dejar un comentario

  • (not be published)