Los hijos de Teodoro Obiang se rebelan contra los barones del PDGE

Los hijos de Teodoro Obiang se rebelan contra los barones del PDGE

Dos décadas atrás nadie se hubiera imaginado contemplar el bochornoso incidente en el que una presunta hija del dictador ecuatoguineano, Carlota Eyang Obiang, arremetiera públicamente contra uno de los barones del régimen, Ángel Masie Mibuy (el segundo viceprimer ministro encargado de las relaciones con el Parlamento y Asuntos Jurídicos de Guinea Ecuatorial).

Aquella época en la que los barones que sostienen los pilares del régimen y los miembros de la familia del dictador “evitaban exponer en público sus conflictos internos” parece haber llegado a su fin. Además, “tenemos esperanzas de cambios importantes en Guinea Ecuatorial, muerto el dictador, acabarán matándose entre ellos como animales salvajes”, comentan los internautas en las redes. Y esto es consecuencia de la falta de liderazgo político capaz de aglutinar a las diferentes facciones del PDGE.

Es en este escenario que la persona menos capacitada da un paso al frente para ocupar ese vacío de poder. El vicepresidente ecuatoguineano e hijo del dictador, Teodoro Nguema Obiang Mangue, juega con una ventaja frente a su hermanastro ministro de Minas e Hidrocarburos, Gabriel Mbega Obiang Lima, y los barones de su padre a quienes amenaza con detenciones masivas cuando se haga con el poder.

Teodoro Nguema Obiang Mangue —al que sus detractores le apodan “yoísmo” por su fijación por tomar el relevo de su padre en el poder— utilizando su televisión privada AsongaTV no solo para aturdir a las masas, sino para que sus seguidores, como Carlota Eyang Obiang, utilicen este canal para arremeter contra los barones del régimen.

De acuerdo con el vídeo emitido por AsongaTV, al que ha tenido acceso Diario Rombe, la supuesta hija del dictador, Carlota Eyang Obiang, apodada “la loca”, acusa al viceprimer ministro Ángel Masie Mibuy de mantener contactos con disidentes políticos ecuatoguineanos España.

Según la presunta hija de Obiang —que presume tener el apoyo de su supuesto hermanastro Teodoro Nguema Obiang Mangue— el viceprimer ministro Ángel Masie Mibuy viajó a España para reunirse con el exjuez de instrucción Inocencio Membila Mbula, quien según Carlota Eyang, “es un prófugo de la justicia guineana y está en busca y captura”.

Eyang Obiang utiliza la vieja táctica instaurada por su supuesto padre para “deshacerse de sus adversarios”, implicándoles en una presunta conspiración política. Como advertiría Carlota: “el vicepresidente acabará con ustedes”.

 

Un terreno urbano de 2000 m²

Carlota Eyang Bindang Obiang mantuvo una relación sentimental con el exjuez de Instrucción Nº 1 de Malabo, Inocencio Membila Mbula —entonces mano derecha del expresidente de la Corte Suprema de Justicia Juan Carlos Ondo Angue— durante 16 meses desde 2015, conviviendo ambos en la residencia privada de la susodicha en el barrio Industria de la ciudad de Malabo.

Durante este tiempo la pareja se separó de manera temporal tras la infidelidad de Inocencio Membila con una empleada de la entidad financiera BGFI Bank GE. Carlota, por su parte, retomó la relación con una de sus exparejas. Sin embargo, al parecer, ambos nunca dejaron de tener encuentros. En julio de 2015, Membila trasladó su nueva residencia al barri Perez de la misma ciudad.

Los hijos de Teodoro Obiang se rebelan contra los barones del PDGE
Testigos

Sin embargo, por mediación del entonces General de División de la Fuerza Terrestre, Lamberto Nguema Michá, vendió un terreno urbano de su propiedad con una extensión de 2000 m² a Inocencio Membila Mbula por un importe de 18 millones de Fcfa. Dicho contrato de compraventa fue firmado el 23 de octubre de 2015.

En cualquier operación mercantil las partes pueden requerir la presencia de uno o dos testigos que certifiquen la existencia de dicha operación. En el caso de la compraventa del terreno, cada una de las partes requirió la presencia de testigos para certificar la compraventa.

De acuerdo con los documentos consultados por Diario Rombe, dos personas asistieron al acto jurídico en calidad de testigos. Por una parte, Desiderio Oko Ndivo, entonces comisario adjunto de Guantánamo, y la propia Carlota Eyang Bindang Obiang, entonces pareja sentimental de Membila.

Ambos testigos cobraron tres millones de Fcfa como parte de los servicios prestados ante la presencia del vendedor Lamberto Micha. La compraventa se realizó sobre las 15 horas en el local “Mamma Mia” del barrio Industria propiedad de Carlota Eyang.

La construcción de la vivienda

Los hijos de Teodoro Obiang se rebelan contra los barones del PDGE
Contrato de compraventa

Entre noviembre de 2015 hasta febrero de 2017 —dos meses antes de que fuera detenido el 29 de abril de 2017 por orden del ministro de Seguridad Nacional— Inocencio Membila Mbula construyó un edificio con una superficie de más de 1.578 m² ubicado en las urbanizaciones de Serra-Mongola que él denominaría “Villa Membila Mbula”.

En dicha propiedad, el entonces Juez de Instrucción Nº 1 y 2 de Malabo, edificó cuatro locales comerciales, cuatro apartamentos de dos habitaciones cada uno y una vivienda de 5 habitaciones.

Un año antes de que fuese detenido, Membila Mbula celebró un contrato de compraventa el 6 de febrero de 2016, según el cual, vende a la hija del dictador ecuatoguineano Amalia Nchama Obiang un terreno con una superficie de 973 m² por un importe de 37 millones de Fcfa.

A diferencia de la compraventa celebrada en 2015, en esta las partes no contaron con la presencia de testigos que hubieran presenciado la compraventa. Sin embargo, por haber actuado como mediadora en dicha operación, Inocencio Membila, pagó a Carlota Eyang Obiang una comisión de 3 millones de Fcfa.

No obstante, según el contrato de compraventa, Amalia Nchama Obiang acordó un calendario de pagos de tres plazos. El primer pago, 13.500.000 Fcfa se abonó en febrero de 2017. El segundo pago, 13.500.000 Fcfa en marzo de 2017. Sin embargo, el último pago, según ha sabido Diario Rombe, no se ha cobrado hasta la fecha.

La hija del dictador, Amalia Nchama Obiang, afirma —siempre según las fuentes consultadas por Diario Rombe— haber entregado los 10 millones de Fcfa restantes a su supuesta hermanastra, Carlota Eyang Obiang.

Ante estas circunstancias, Membila Mbula contrató los servicios de un bufete de abogados en Madrid quien formuló una denuncia por apropiación indebida.

La venta del inmueble, el origen de la discordia

Como consecuencia de la inesperada salida de Guinea Ecuatorial en 2017, Inocencio Membila Mbula fijó su residencia en Francia. Aprovechando la ausencia de Inocencio Membila, Carlota Eyang Obiang, utilizó todo tipo de artimañas para ocupar ilegalmente la propiedad.

Los hijos de Teodoro Obiang se rebelan contra los barones del PDGE
Compraventa: Amalia Nchama Obiang

En febrero de 2018, Inocencio Membila vendió la propiedad por 120 millones de Fcfa a Ana Inés Chinda Makamba, esposa del segundo viceprimer ministro, encargado de Relaciones con el Parlamento y Asuntos Jurídicos de Guinea Ecuatorial, Ángel Masie Mibuy.

Ante el miedo a ser desalojada del edificio, la supuesta hija del dictador, Carlota Eyang Obiang recurrió a la televisión privada de su supuesto hermanastro para lanzar injurias, calumnias y amenazas contra la integridad física de uno de los barones del régimen de Obiang. Así aprovechó los escasos dos minutos ante la cámara para afirmar sin temor a equivocarse que, Ángel Masie Mibuy y su esposa, viajaron a Valencia (España) para reunirse con un “prófugo de la justicia” donde firmaron un contrato de compraventa.

Carlota parece exhibir ante la televisión Asonga unos supuestos documentos que, según ella, el entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia, David Nguema Obiang, cesado por corrupción y tráfico de influencia, “reconoció la autenticidad y legalidad de esos documentos”.

Eyang Obiang va más allá de toda duda razonable y advierte, “cuando la gente habla, hay que hablar con pruebas”. Carlota exhibe lo que parece un documento de compraventa que según ella, “prueba que compró su edificio a 18 millones de Fcfa y tengo los testigos nombrados allí abajo”. Exhibe también, un supuesto auto de un juez que, según ella, “prueba que ella es la dueña del edificio”.

Los poderes para la venta del edificio

Carlota Eyang reivindica en todo momento la tenencia de unos supuestos documentos que prueban la compra del edificio por 18 millones, sin embargo, no exhibe esos documentos que reclaman los internautas. Si el edificio lo compró por 18 millones, cuánto le costó entonces el terreno.

Diario Rombe accede a las copias de los documentos que revelan que la compraventa no se realizó en Valencia como pretende vender Carlos Eyang Obiang a los internautas.

El 18 de enero de 2018, un notario de Madrid certificó el otorgamiento de un poder de representación a favor de una ciudadana ecuatoguineana con residencia en Guinea Ecuatorial para que vendiera la propiedad. Con este poder de representación, la ecuatoguineana actuó en el acto jurídico en nombre de Inocencio Membila para la venta del bien inmueble que se realizó en la ciudad de Malabo. Los 120 millones de Fcfa fueron abonados a través de tres cheques bancarios que fueron igualmente retirados en una institución bancaria de Malabo por la misma ciudadana ecuatoguineana en nombre y representación de Inocencio Membila Mbula.

Los hijos de Teodoro Obiang se rebelan contra los barones del PDGE
Por lo que parece, Carlota Eyang Obiang, estaba acostumbrada a que Inocencio         Membila Mbula le pagara una comisión como parte de la venta del bien inmueble,     pues a juicio de ella, los 16 meses de relación sentimental que mantuvo con Inocencio     Membila le otorga un supuesto derecho de beneficiarse de los frutos de la         venta.     Así lo reconoce Carlota Eyang en uno de los audios que grabó y viralizó en las redes sociales: “yo no trabajo en ningún lado, vendo mis ropas desde 1999. Usted no se va a quedar con mi edificio. Se supone que su padre (refiriéndose a Ángel Masie) eran primos carnales. Tú no has podido llamarme por los lazos     familiares que tenemos y preguntarme: mira lo que me he encontrado en Valencia, esté señor me quiere vender esté edificio sin papel o lo que sea. Qué hacemos… Si yo lo tengo que vender por 200 millones, ok… dame 100 y dale 100, lo hemos trabajado los dos”.

Compartir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias similares

Sobre nosotrosPolítica de privacidadDonacionesEnviá archivos seguros

[email protected] Todos los derechos reservados.