Anita Mbasogo Obiang

La familia Obiang acosó, expulsó y confiscó el Boeing B-737 de la empresaria extranjera Grunitzky

La familia Obiang acosó, expulsó y confiscó el Boeing B-737 de la empresaria extranjera Grunitzky
Los documentos filtrados por “Sergei” (nombre ficticio) revelan que la empresaria etíope Lydia Grunitzky habría perdido unos 100 millones de dólares en la constitución de la aerolínea Star Equatorial Airlines que no pudo operar en Guinea Ecuatorial por la campaña de acoso y derribo orquestada por la familia Obiang
Tal y como publicó el pasado diciembre Diario Rombe, según los documentos filtrados por “Sergei”, el acoso contra Grunitzky empezó como un acto de represalia por haber facilitado la concesión del contrato del Bloque R a Ophir Energy.
El proyecto aéreo de Lydia Grunitzky despertó celos en la esposa del dictador y detener el éxito del proyecto se convirtió en su prioridad. Se hicieron con las copias de los documentos de Air Equatorial Airlines, que estaban a disposición de las autoridades ecuatoguineanas, para apropiarse de la idea y constituir un proyecto similar que denominaron Ceiba Internacional.
Grunitzky desmenuza punto por punto cómo el gobierno ecuatoguineano incumplió sus obligaciones contractuales contraídas con otras empresas de su propiedad como Cybersoft Equatorial Guinea S.A y Top Real Estate S.A a las que, según el escrito, el gobierno debe millones de dólares.

Cuando a mediados de julio de 2005 el avión de la extinguida compañía aérea Air Equateur —propiedad de Fausto Abeso Fuma y su esposa, Anita Mbasogo Obiang, hija del dictador ecuatoguineano—, se estrelló con 85 pasajeros a bordo sin dejar supervivientes, el dictador ecuatoguineano Teodoro Obiang Nguema recurrió a la empresaria etíope Lydia Grunitzky para establecer una nueva compañía aérea en Guinea Ecuatorial.

El 16 de marzo de 2006 Lydia Grunitzky fundó la compañía Star Equatorial Guinea, S.A., bajo la denominación de Star Equatorial Airlines, S.L., con un capital social de 50 mil billones de Fcfa y el objetivo de proporcionar un transporte aéreo nacional, regional e internacional que conectará a Guinea Ecuatorial con África central y el mundo.

Esta historia, que Diario Rombe publica en exclusiva, forma parte de los más de 200 archivos aportados por “Sergei” (nombre ficticio), quien asegura ser parte de un conglomerado de empresarios que perdieron millones de dólares en negocios invertidos en Guinea Ecuatorial y que fueron a parar a la familia del dictador a través de coacciones, intimidaciones y amenazas.

La familia Obiang: accionistas a la fuerza de empresas extranjeras

La familia Obiang acosó, expulsó y confiscó el Boeing B-737 de la empresaria extranjera Grunitzky
Certificado transporte aéreo

Entre septiembre de 2006 y marzo de 2007 el gobierno ecuatoguineano dictó dos resoluciones que autorizaban a Star Equatorial Airlines (SEA) operar en Guinea Ecuatorial, lo que le permitió a su vez firmar un acuerdo de intenciones para alquilar un Boeing 737-200 con Ethiopian Airlines, una compañía aérea con sede en Addis Abeba, Etiopía.

Un informe de la dirección general de Aviación Civil, fechado el 25 de enero de 2007, revela que las autoridades ecuatoguineanas recomendaron entre otras cosas a Star Equatorial Airlines “alquilar el avión con opción de compra a plazos y no alquilar la aeronave con la tripulación como lo proponen”. La administración ecuatoguineana acordó con Lydia Grunitzky que ella sería quien cubriera el costo de adquisición de los aviones que utilizaría Star Equatorial Airlines y ellos —la administración ecuatoguineana— se harían cargo de los gastos operativos.

Grunitzky presentó al gobierno un presupuesto de gastos operativos, sin embargo, según las fuentes consultadas por Diario Rombe, el gobierno no cumplió con los acuerdos, ni tampoco pagaron la parte acordada, dejando que Lydia Grunitzky soportara todos los gastos”.

En Guinea Ecuatorial la familia del dictador ecuatoguineano tiene por ley la facultad de formar parte del accionariado de las empresas extranjeras en territorio nacional sin aportar capital social para su constitución y bajo amenazas de ser expulsados del país o la confiscación de sus bienes. De esta manera el presidente Teodoro Obiang Nguema y su familia obtienen la mayoría de los activos que poseen provocando pérdidas económicas innumerables a los inversores extranjeros.

Con todas las de ganar, el dictador propuso a su tío Manuel Nguema Mba —entonces ministro de

La familia Obiang acosó, expulsó y confiscó el Boeing B-737 de la empresaria extranjera Grunitzky
Escritura de constitución

Seguridad Nacional del Gobierno de Guinea Ecuatorial, fallecido en agosto de 2016 en Sudáfrica a los 68 años— para que se hiciera con la mitad de las acciones de Star Equatorial Airlines a través de su empresa privada Sociedad Restaurante el Paraíso. Y así fue hasta 2010 cuando Nguema Mba traspasó las acciones de la empresa Restaurante El Paraíso a Star Equatorial Airlines, según dejó por escrito: “Restaurante El Paraíso ya no tiene interés en Star Equatorial Airlines, ni tengo ningún reclamo contra Star”.

Según ha sabido Diario Rombe por fuentes próximas al entorno de Manuel Nguema Mba, el ex ministro de Seguridad Nacional se reunió en varias ocasiones con Grunitzky en Estados Unidos, “entregando a Grunitzky mucha documentación extremadamente delicada sobre la familia del dictador. También hizo confesiones sobre los trabajos con datos detallados sobre las actividades que podrían poner al dictador y su familia en una situación muy comprometedora”, aseguró nuestra fuente bajo condición de anonimato.

Entre los cientos de documentos que Manuel Nguema Mba habría entregado a Lydia Grunitzky —firmados ante un notario de Florida—, siempre según nuestro interlocutor “Sergei”, hay un escrito del 26 de noviembre de 2014 en el que Manuel Nguema Mba reconocía que nunca participó en la gestión ni en las operaciones de Star Equatorial Airlines: “Grunitzky fue la persona que estableció y dirigió Star Equatorial Airlines”, negando, además, haber aportado capital para su constitución: “Grunitzky fundó la aerolínea con sus propios fondos e invirtió sus propios fondos para contratar y pagar empleados, pagar los gastos operativos y comprar un Boeing B-737”.

Campaña de desprestigio contra Grunitzky

Los documentos revelan que, durante la preparación para la puesta en marcha de la compañía aérea y la entrega inminente del avión alquilado en febrero de 2007, SEA invirtió fondos, adquirió equipos, propiedades y procedió a contratar personal de apoyo. Sin embargo, el inicio de las operaciones se vio interrumpido por la campaña de desprestigio emprendida por una delegación ecuatoguineana en Etiopía.

Tres fuentes extraoficiales con amplios conocimientos de los hechos afirman a este diario que en los días anteriores a que Ethiopian Airlines entregará el Boeing, las autoridades ecuatoguineanas interfirieron en las relaciones comerciales entre ambas empresas haciendo presuntas declaraciones infundadas sobre SEA, consiguiendo que la aerolínea etíope cancelará el acuerdo. “Una delegación del ministerio de asuntos exteriores del gobierno encabezada por la hermana de la primera dama Constancia Mangue, Victoriana Nchama Nsue Okomo —que más tarde sería nombrada viceministra—, viajó a Addis Abeba donde realizó acusaciones muy fuertes contra Grunitzky ante el ministerio de asuntos exteriores de Etiopía”.

La familia Obiang acosó, expulsó y confiscó el Boeing B-737 de la empresaria extranjera Grunitzky
Tripulación de Star Equatorial Ailines

Tal y como publicó el pasado diciembre Diario Rombe, basándose en los documentos de “Sergei”, el acoso contra Grunitzky empezó como un acto de represalia por haber facilitado la concesión del contrato del Bloque R a Ophir Energy. Según uno de los interlocutores, “supimos que Lydia Grunitzky estaba en peligro cuando la delegación del gobierno comunicó a las autoridades de Etiopía que Grunitzky sería declarada por el gobierno como persona non grata. Le aconsejamos que abandonara Guinea Ecuatorial”, sin embargo, la misma fuente sostiene que “Grunitzky decidió quedarse y enfrentarse a la esposa y los dos hijos del dictador, Teodoro Nguema Obiang Mangue y Gabriel Mbega OBiang Lima”.

Entre 2006 y 2008, Lydia Grunitzky habría gastado millones de dólares en profesionales, estudios, preparación de manuales técnicos, material de marketing, avión, equipos, formación, licencias, permisos, equipos informáticos y de oficina, arrendamiento de oficinas y publicidad. Las previsiones de Star Equatorial Airlines a las que ha tenido acceso Diario Rombe, estimaban que en su primer año de operaciones habrían ganado más de 30 millones de dólares y hubieran alcanzado los 57 millones de dólares en 2010.

Debido las consecuencias por la cancelación del contrato con Ethiopian Airlines, Grunitzky denunció los hechos ante Teodoro Obiang Nguema quien aparentemente no estaba al tanto de los acontecimientos y decidió enviar a Etiopía una delegación ecuatoguineana encabezada por el viceprimer ministro de Transporte para retractarse de las falsas declaraciones vertidas contra la empresaria.

Otro episodio que recuerdan los interlocutores está relacionado con un incidente que provocó el entorno de Constancia Mangue como acto de represalia por la participación de Grunitzky en la adjudicación del contrato del Bloque R a la entonces petrolera Ophir Energy Plc. “Al día siguiente de poner carteles por recomendación del dictador para publicitar la nueva compañía aérea, Constancia y su hijo Teodorín, ordenaron que se retiraran”, recuerda una de las fuentes. El proyecto aéreo de Lydia Grunitzky despertó celos en la esposa del dictador y detener el éxito del proyecto se convirtió en su prioridad. Se hicieron con las copias de los documentos de Air Equatorial Airlines, que estaban a disposición de las autoridades ecuatoguineanas, para apropiarse de la idea y constituir un proyecto similar que denominaron Ceiba Internacional.

Contra todo pronóstico, Lydia Grunitzky consiguió suscribir en 2008 un contrato de compraventa con Ethiopian Airlines para adquirir un Boeing 737-200 por el que pagó 4 millones de dólares, de acuerdo con algunos recibos a los que tuvo acceso Diario Rombe.

Los documentos demuestran que, al menos desde 2006, SEA solicitó a las autoridades ecuatoguineanas, e incluso directamente al presidente Teodoro Obiang, la emisión de los visados y permisos de residencia y trabajo de los pilotos, azafatas, tripulantes de cabina, técnicos y asistentes técnicos de la aerolínea formados por la conocida compañía aérea Comair con base en Sudáfrica. No obstante, el gobierno ecuatoguineano se negó a conceder estos permisos por lo que los trabajadores extranjeros presentaron sus renuncias a Star Equatorial Airlines y abandonaron Guinea Ecuatorial.

La familia Obiang acosó, expulsó y confiscó el Boeing B-737 de la empresaria extranjera Grunitzky
Demanda de conciliación dirigida al Gobierno de Guinea Ecuatorial

Lydia Grunitzky terminó haciendo lo mismo en diciembre de 2010 por temor a ser detenida, torturada y posteriormente asesinada. Se marchó con lo puesto, no sin antes reclamar al gobierno ecuatoguineano la cantidad de 100 millones de dólares por la inversión, lucro cesante, daños y perjuicios por la pérdida de crédito y reputación de Star Equatorial Airlines. Así se refleja en una carta dirigida al entonces primer ministro del Gobierno, Ignacio Milam Tang, fechada el 11 de mayo de 2010, en la que, Grunitzky desmenuza punto por punto cómo el gobierno ecuatoguineano incumplió sus obligaciones contractuales contraídas con otras empresas de su propiedad como Cybersoft Equatorial Guinea S.A y Top Real Estate S.A a las que, según el escrito, el gobierno debe millones de dólares. Estos negocios jurídicos merecen otro capítulo aparte que prueba, una vez más, las promesas y pocas garantías que sufren los empresarios extranjeros que deciden aventurarse a realizar negocios con la familia Obiang.

Tras haber agotado todas las vías para reclamar la deuda amistosamente, al menos, durante el año 2010, Lydia Grunitzky amenazó al gobierno ecuatoguineano con emprender acciones legales con la intención de recuperar las cantidades adeudadas. Las diferentes fuentes consultadas por Diario Rombe aseguran que “la Sra. Grunitzky podría estar reorganizándose para emprender importantes acciones judiciales contra los bienes del estado ecuatoguineano y particularmente de miembros de la familia de Obiang por cada día que su Boeing 737-200 ha estado parado”.

General Work y Star Equatorial Airlines

Como hemos adelantado, gran parte del imperio Obiang se constituye gracias a los negocios de empresarios extranjeros en las que Teodoro Obiang y su familia son socios directos o indirectos y obtienen sus ingresos a través de los proyectos que él, en su calidad de jefe de Estado, les adjudica directamente. Por citar un ejemplo, el dictador, su esposa y su hijo, Teodoro Nguema Obiang, son los segundos accionistas mayoritarios de General Work Guinea Ecuatorial S.L, subsidiaria de Rangerbourg Corporation Guinea Ecuatorial SA.

La familia Obiang acosó, expulsó y confiscó el Boeing B-737 de la empresaria extranjera Grunitzky
Demanda de Rangerbourg contra Star Equatorial Airlines

Las relaciones comerciales de la constructora General Work Guinea Ecuatorial S.L y Star Equatorial Airlines, surgieron de unos acuerdos comerciales que se realizaron en agosto de 2008. Según los documentos a los que ha tenido acceso Diario Rombe, las negociaciones entre Lydia Grunitzky y los administradores de General Work, tienen su origen en unas negociaciones “sin interés de mala fe, con el único propósito de que, cuando Star Equatorial Airlines comience su operatividad funcionarial normalmente se sentarían las partes para abordar un protocolo de colaboraciones”.

El polémico abogado de los Obiang, Leoncio Andrés Ondo Eson Modjo,sobre el que recaen varias investigaciones por operaciones dudosas en las empresas que él representó— interpuso una demanda millonaria contra Star Equatorial Airlines en representación de 7 de las 16 subsidiarias del grupo Rangerbourg Corporation Guinea Ecuatorial S.A. En la “demanda declarativa ordinaria de mayor cuantía” ante el Juzgado de Primera Instancia de Bata, el letrado reclamaba a la aerolínea ecuatoguineana una supuesta deuda de 336.789.952 Fcfa. Asimismo, el administrador de Rangerbourg Corporation Guinea Ecuatorial S.A, Gimmy Ricci, pidió al juzgado, el embargo preventivo del Boeing 737-200 propiedad de la compañía aérea Star Equatorial Airlines como medida preventiva para reclamar la presunta deuda millonaria.

Una demanda que el abogado de Star Equatorial Airlines, Simón Ngomo Mibuy, rechazó formalmente en un escrito dirigido al Juzgado de primera instancia de Bata fechado el 8 de febrero de 2010: “Star Equatorial Airlines no se ha beneficiado de todos los servicios que infundadamente menciona el demandante, sino de tan sólo algunos de ellos”. Por otra parte, señala el letrado los servicios recibidos por Star Equatorial Airlines de diferentes firmas comerciales, son acciones y contratos diferentes y ajenos a la firma Rangerbourg Corporation que sólo tiene legitimación activa para hablar en su nombre y no así, cuando trata de representar a siete empresas de las que nada tiene que ver”.

A fin de garantizar el cobro de la supuesta deuda reclamada y sin previa sentencia judicial, el 11 de enero

La familia Obiang acosó, expulsó y confiscó el Boeing B-737 de la empresaria extranjera Grunitzky
El Boeing B-737 en el hangar

de 2011, Rangerbourg Corporation puso a la venta el Boeing 737-200 que Star Equatorial Airlines había comprado. Lo que sucedió después fue un fraude en toda regla, en lugar de que la autoridad judicial ecuatoguineana contratara los servicios de un perito aeronáutico internacional para valorar y tasar el valor en el mercado del Boeing, permitieron que el demandante valorara a su propio criterio el precio de la aeronave que costó, tan solo 7 meses antes, 4 millones de dólares a Grunitzky.

El comprador del Boeing resultó ser la constructora General Work GE SL, subsidiaria del demandante que habría pagado 200.000 dólares (116.980.000 Fcfa) un precio excesivamente bajo en comparación a los 336.789.952 Fcfa que reclamaban a Star Equatorial Airlines y al precio real del avión. Una artimaña que indicaría que el único objetivo era simplemente “cerrar” Star Equatorial Airlines. Por tiempo después, Ricci habría sido expulsado de Guinea Ecuatorial acusado de desviar fondos de Rangerbourg Corporation Guinea Ecuatorial, S.A.


Suscríbete a Diario Rombe por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a Diario Rombe y recibir avisos de nuevas entradas.

Post Principal
In 2006, the largest public works award, of 75 million dollars, was given to an oil company

In 2006, the largest public works award, of 75 million dollars, was given to an oil company

The latest document leak provided to Diario Rombe was sourced by an anonymous call. It linked dictator Teodoro Nguema Obiang Mangue to the public water contracts and the oil sector, construction and timber exports. A flash drive, with more than 200 files; including reports, contracts, agreements and authentic letters, was provided by “Sergei” (not his

Crímenes rituales en Guinea Ecuatorial, una ventana al mundo criminal internacional

Los vínculos del médico israelí acusado de tráfico de órganos, Yehuda Hiss, con el caso de Montserrat Nchama
error: Este contenido está protegido por derechos de autor