Roberto Berardi, nacido el 05/01/1965, empresario italiano, se encuentra recluido en la cárcel pública de Bata, Guinea Ecuatorial, desde el 18/01/2013. Fue condenado a 2 años y 4 meses de prisión el 16/07/2013. Se le reconoció como “autor y responsable criminal de apropiación indebida” de bienes pertenecientes a su socio Teodoro Nguema Obiang Mangue, hijo del Presidente Obiang y Vicepresidente Segundo de Guinea Ecuatorial. Desde diciembre 2013, está en régimen de aislamiento total. No se le autorizan visitas. Sufre tortura y denegación de atención médica.

Berardi se asoció con el hijo del presidente de Guinea Ecuatorial para asegurarse prosperidad en los negocios. Esto le convirtió en el conocedor de algunos de los trapicheos y tejemanejes de éste, que en ningún momento deberían salir a la luz. Berardi se convirtió en un testigo molesto e indeseable. Y cuando empezó a hacer preguntas sobre movimientos anormales de fondos, se volvió peligroso para el régimen que gobierna Guinea Ecuatorial. Y para que no tuviera la tentación de ir contando por ahí todo lo que sabía, se decidió que lo mejor para él era la cárcel. Berardi es, pues, un preso personal de Teodoro Nguema Obiang. Uno más.

Ocurre que el “caso Berardi” ha hecho mucho ruido; se ha hecho demasiado público, y su relación con el hijo del Presidente está salpicando a todo el régimen.

Por eso se les ha ocurrido una idea nueva. Un particular, un ilustre desconocido de nombre Wenceslao Mbele Asumu, acaba de interponer una nueva querella contra él. Ahora por “alzamiento de bienes, quiebra fraudulenta, estafa y apropiación indebida”. El objetivo es desvincularlo de la familia presidencial pero manteniéndolo en la cárcel.

Para esta nueva querella, Berardi ha solicitado los servicios de un abogado competente. Pero se le está negando este derecho. Hay instrucción de que no reciba asistencia letrada “no controlada”. Para eso, se le quiere asignar de nuevo a Santiago Mbasi, abogado de muy dudosa formación, que ya le abandonara a su suerte en su querella contra Teodorín. Mbasi es un abogado de figuración cuyo principal cometido es ejecutar rigurosamente las instrucciones del Presidente de la Audiencia Provincial: Eliseo Nvo Mengue. Y este obedece ciegamente al poder establecido. Es el responsable del aislamiento actual de Berardi.

Esta es, pues, la nueva situación en la que se encuentra involucrado el desafortunado Berardi. Es fundamental que la comunidad internacional ejerza la máxima presión sobre el Gobierno de Guinea Ecuatorial para obtener la liberación de Roberto Berardi. Si no, todo es posible.

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)