Portada » últimas notícias » Clemente prohíbe a los rebolanos celebrar su tradicional fiesta de la fertilidad

Clemente prohíbe a los rebolanos celebrar su tradicional fiesta de la fertilidad

Clemente prohíbe a los rebolanos celebrar su tradicional fiesta de la fertilidad

Por orden del Ministro del Interior y bajo serias amenazas los rebolanos se han visto obligados bajo las presiones de la Alcaldesa de Malabo a cancelar la tradicional fiesta de la fertilidad (Bötói), celebración que se realiza cada día 20 de Mayo y que reúne a todos los rebolanos, mujeres y hombres, en la playa de su ciudad.índice

En estos momentos los militares han tomado la playa de Rebola prohibiendo el acceso a dicho lugar, advirtiendo además que tienen órdenes de disparar contra cualquier ciudadano.

Según han informado a Diario Rombe, el motivo por el cual se cancela la tradicional fiesta es porque el Presidente Obiang jura su cargo en Sipopo y para evitar cualquier tipo de altercado, se ha decidido que no se celebre ninguna otra actividad.

Los ancianos del pueblo se han reunido esta mañana para buscar una solución, pero la alcaldesa (bubi) ha advertido que no será responsable de la violencia que los militares puedan emplear para detener a los participantes.

índice

La alcaldesa Gabriela Bolobaha Sabana se ha presentado esta mañana ordenando la suspensión de la popular fiesta tradicional de los rebolanos: “vuelvan a sus casas porque el Ministro del Interior dice que este año no se puede celebrar la fiesta y si vais al Böito, los militares de Obiang os dispararán”, sentenció la edil.

En todo caso, los jóvenes parecen estar dispuestos a cumplir de cualquier manera con la tradicional fiesta. “Estamos aquí todos esperando que los ancianos nos den la orden para ir a la playa, pero los militares de Obiang se encuentrán en todo el campamento de Rebola”, afirma un joven sintetizando la situación actual.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido por derechos de autor